El clásico juego de mesa de la Liebre y la Tortuga llega a España el próximo año

La Liebre y La Tortuga es una bonita fábula infantil, que traspasó el mundo de los cuentos hace ya muchos años. Entre otras cosas, es también un exitoso juego de mesa, que hizo su aparición en 1973, triunfando en muchísimos países europeos con múltiples ediciones. Ahora, Devir ha anunciado, vía Facebook, que será la encargada de traer este juego a nuestro país a través de una versión actualizada, pero sin perder la esencia que le caracteriza.

La Liebre y la Tortuga

CARRERAS CON MATEMÁTICAS Y LÓGICA

Aunque aún no tiene fecha de lanzamiento exacta, Devir ha confirmado que llegará en el segundo trimestre del año, por lo que nos toca tener un poco de paciencia. La Liebre y La Tortuga ofrece partidas de 2 a 6 jugadores y el objetivo es lógico y simple: llegar antes que el resto a la meta, aunque eso sí, con los puntos justos y habiendo comido tres lechugas.

El cuento infantil trata de una carrera entre dos desigualados contrincantes, en el que la tortuga acaba ganando a la liebre con su ingenio. Por ello, es lógico pensar que en este juego tendremos que usar también la cabeza para llegar los primeros. Y así es. Un sistema matemático nos hará avanzar en el tablero. No os asustéis los que no hayáis jugado, que el cálculo no es tan complicado.

Para avanzar una casilla, necesitaremos una zanahoria; para avanzar dos casillas, tres zanahorias; para avanzar tres casillas, cuatro zanahorias… Sin embargo, nada de recurrir a las zanahorias de una manera alocada, puesto que el juego consiste en utilizar nuestras energías de forma que no se nos acaben muy pronto, ya que si nos quedamos sin zanahorias, retrocederemos en la carrera. Además, también tendremos que usar la estrategia para recargar energías.

Tablero La Liebre y La Tortuga
Tablero La Liebre y La Tortuga.

Por ello, si nos quedamos sin zanahorias, algo que puede pasarnos por ansiosos, deberemos retroceder hasta una casilla de tortuga. Y, para conseguir más, seguir aplicando los cálculos (recibiremos más zanahorias cuantas más casillas retrocedamos). ¿Hasta dónde nos merecerá la pena retroceder para conseguir zanahorias?

A lo largo del tablero, también encontraremos lechugas (recordad que necesitaremos haber comido tres y llegar a la meta con un número exacto para ganar). Si queremos tomar una, necesitaremos encontrar una casilla de lechuga. Sin embargo, tienen un aspecto negativo: perderemos un turno sin movernos. Como es lógico cuanto más deprisa vayamos avanzando, más energías consumiremos, más zanahorias se agotarán y más tendremos que recuperar.

La Liebre y La Tortuga tiene siete versiones diferentes del juego y, por la foto que ha publicado Devir en Facebook (la primera), parece que se ha fijado en la del año 2000. No hay que olvidar que este divertido juego fue el ganador de los prestigiosos premios Spiel des Jahres en el año 1979. Y no es para menos, ya que no recurre a los dados para avanzar, si no a la lógica y a la estrategia. Nosotros ya estamos deseando probar esta reedición. ¡Gracias por revivir este gran clásico, Devir!