Death Over The Kingdom: un sencillo juego de cartas para hasta 20 jugadores

Había una vez, un caballero fiel a su rey, que fue mandado al mercado a realizar unas tareas. De vuelta al castillo, se plantó ante el rey con cara pálida, pues se había cruzado con la misma muerte. Con miedo y angustia le pidió al rey que le dejase irse del reino y esconderse, para que la muerte no le encontrase. Pero nadie podía burlar a la muerte… Así es Death Over The Kingdom, un original juego de cartas.

Death Over The Kingdom

¿CÓMO ES DEATH OVER THE KINGDOM?

Death Over The Kingdom es un juego de cartas de 2 a 20 jugadores, con partidas de 20 minutos de duración, creado por Dream With Us Studio. Se compone de 26 cartas y de tokens y ya puede comprarse a través de Verkami. En caso de que consiga su objetivo inicial, podrá empezar a jugarse en un plazo de cuatro meses.

Además de ser un juego ideal para las grandes reuniones con amigos (es más divertido conforme aumente el número de jugadores), posee unas reglas muy sencillas de explicar y de aprender a lo largo de sus tres modalidades de juego. Por su parte, sus ilustraciones muestran a personajes del cuento, como al rey, al ladrón, al mercader, al dragón, al caballero o a la misma muerte, con sus respectivas habilidades.

En su modalidad básica, se decide cuántos turnos durará la partida en función del tiempo del que se disponga y se reparte una carta a cada jugador, que se mirará en secreto. La ronda solo estará formada por un turno y, en él, cada uno de los jugadores llevará a cabo una acción. Bien podrá quedarse con la carta que le ha tocado, pasarla al jugador de la derecha sin que éste pueda negarse o realizar la habilidad de la carta (en caso de que pueda realizarse en ese momento).

[vimeo 113038783 w=500 h=281]

De todas las cartas, solo el rey, el comerciante, el ladrón, el bardo y el dragón pueden llevar a cabo su habilidad durante ese turno. El poder de estos personajes permite mirar la carta a otro jugador con opción a cambiarla, levantar la carta para que nadie pueda quitarla o intercambiarla por una del mazo. En el momento en que todos hayan realizado la acción (quedarse con la carta, intercambiarla al jugador de la derecha o llevar a cabo la habilidad), se levantan todas las cartas y se aplican sus poderes.

Estos poderes suponen una pérdida del valor de la carta de otros jugadores. Así, una vez aplicados, se compara el valor de todas las cartas en juego y aquel jugador (o jugadores) con un valor más bajo robará un token. Cuando se termine la última ronda pactada, el jugador con más tokens habrá perdido y aquél con menor número de token habrá ganado la partida.

Por su parte, la modalidad de juego Death Over All Players obliga a robar un mayor número de tokens al jugador con menos valor en su carta, así como al resto de jugadores, por orden de menor puntuación. Por otro lado, en There Can Be Only One cada jugador comienza con un determinado número de tokens. El jugador con menor puntuación en su carta al final de la ronda perderá un token. El ganador será aquel jugador que haya conseguido eliminar a todos sus rivales.

Death Over The Kingdom es, con todo esto, una apuesta repleta de intriga que obliga a recurrir a la estrategia. Su rápida mecánica de juego y su reducido tamaño lo convierten en un título que puede rejugarse durante infinitas rondas en cualquier parte sin que decaiga, ni por un momento, su emoción y diversión. Desde su web oficial se pueden descargar sus instrucciones de juego y conocer al detalle sus cartas.