No Game Over: humor, rol y videojuegos a través de las cartas

Deeper, Bouser, Iso Cortex o Humano Voult 101, villanos de Maincraf, Marco Bros, Brash Candicoot y Falaut, respectivamente, se conforman como el principal peligro de No Game Over. No, no nos hemos equivocado el escribir sus nombres, ni tampoco el de los videojuegos en los que aparecen.

Para vencerles, están disponibles el casco de Skairim, la faldita de Wod of Gar o la espada de Hingdom Kearts. Ya se sabe que conseguir una licencia para emplear un nombre oficial es algo muy caro. Pero no hay mal que por bien no venga, ya que este juego de cartas recurre así al humor para acompañar las partidas.

No Game Over

EL ÚNICO SUPERVIVIENTE O VENCER A UN JEFE FINAL

No Game Over es un juego de cartas de 2 a 6 jugadores con partidas de 15 a 30 minutos de duración. Creado por tres amigos (Sporty Andy, Roberto y Valle) que soñaban con encontrar un juego de rol protagonizado por personajes de videojuegos, se encuentra en plena campaña de búsqueda de financiación en Verkami.

Para que se convierta en una realidad, necesitan recaudar 3.100 euros. Durante la campaña, el juego puede adquirirse por 20 euros (más cinco de gastos de envío). Aquéllos que aporten una mayor cantidad de dinero, recibirán chapitas, tazas y camisetas personalizadas.

Si No Game Over alcanza su objetivo inicial, los mecenas recibirán sus recompensas tres meses después de que la campaña finalice, es decir, entre finales de abril y principios de mayo. Esta apuesta se compone de 144 cartas, compuestas por unas coloridas ilustraciones que representan a los personajes más conocidos de la historia de los videojuegos.

Definido por sus creadores como “divertido, sencillo y rápido”, cada participante comienza el juego con tres vidas. El ganador será el último superviviente o quien haya derrotado al poderoso jefe final. Es por ello que existen dos tácticas: aguantar hasta que los demás sean derrotados o fortalecerse con el único objetivo de acabar con la malvada criatura.

Para cualquiera de las dos será necesario equiparse con las mejores armas y armaduras. Las maldiciones y ataques no solo irán dirigidos hacia los enemigos, sino hacia los compañeros de aventura. Éstos nunca dejarán de ser rivales puesto que, aunque ya no tengan opción a la victoria tras perder sus vidas, seguirán participando en la partida en forma de fantasma que perjudica o favorece a determinados jugadores.

Así, durante un turno, un jugador tendría la posibilidad de equiparse y seleccionar armas que sumen un buen valor de fuerza. Acto seguido, llegaría el enfrentamiento contra un enemigo, a través de una nueva carta. En caso de superarle en fuerza, habría vencido. Sin embargo, si solo iguala o está por debajo de su valor, el combate estará perdido.

En mitad de los enfrentamientos, el resto de jugadores pueden lanzar maldiciones que eliminen un posible éxito o añadir más enemigos. El jugador en turno puede defenderse con cartas de la mano, aprovechar para lanzar más maldiciones (movido por la rabia) o utilizar enemigos como aliados. No Game Over también ofrece la posibilidad de huir de un combate. Para ello, entrará en juego la tirada del dado y la suma del valor de huida.

Este juego de cartas no coleccionables evita que las partidas se hagan pesadas para los jugadores “eliminados”. Por su parte, acaba con aquellos turnos en los que un jugador no obtiene beneficios ni pérdidas. Más concretamente lo hace a través de las fichas de ‘First Round’. Cuando alguien obtenga la segunda (como resultado de un segundo turno sin cambios), la canjeará por una carta gratis. No Game Over promete agradar tanto a los que buscan una sencilla jugabilidad como a los jugadores con gran experiencia.

COMPONENTES DE NO GAME OVER

  • 86 Cartas Item
  • 53 Cartas Level
  • 5 Cartas Final Boss
  • Dado de 6 Caras
  • 36 Corazones
  • 6 Indicadores First Round
  • Instrucciones (16 páginas)