Tiny Epic Western, en la recta final de su exitosa campaña en Kickstarter

No todos los proyectos de Kickstarter pueden presumir de haber superado en un 2.420% su objetivo inicial. Tiny Epic Western lo ha hecho. Este nuevo juego, que vuelve a llevar el sello de Gamelyn Games, transporta a los jugadores al Salvaje Oeste.

Tiny Epic Western

TINY EPIC WESTERN EN KICKSTARTER

A cinco días para que finalice su campaña de búsqueda de financiación en Kickstarter, Tiny Epic Western ya lleva recaudados 363.000 dólares de los 15.000 marcados como objetivo inicial. El año empieza así con muy buenos resultados para la categoría de juegos de mesa de esta plataforma.

Los más impacientes por probarlo, cuentan con una recompensa de ocho dólares. Con ella, recibirán el Print and Play del juego en marzo de este año. El juego completo, más todos los extras desbloqueados, llegará en septiembre de este año. Su precio es de 18 dólares, aunque hay que tener en cuenta los gastos de envío.

Por 24 dólares, podemos adquirir su versión deluxe, exclusiva de Kickstarter y de eventos muy limitados. Su fecha de entrega también está prevista para septiembre. Durante esta campaña, Tiny Epic Western ha demostrado que los jugadores aún apuestan por este formato de juegos de pequeño tamaño, con un enorme universo estratégico en su interior.

Siguiendo los pasos de sus antecesores, Pequeños Grandes Reinos (Tiny Epic Kingdoms) y Pequeñas Grandes Galaxias (Tiny Epic Galaxies), se espera que Devir vuelva a encargarse de su versión en castellano, algo a tener en cuenta para quienes prefieren tener el juego sin instrucciones ni componentes en inglés.

tiny epic western juego de mesa

UNA VISITA A LA CIUDAD PARA JUGAR AL PÓQUER

Tiny Epic Western es una creación de Gamelyn Games y vuelve a contar con Scott Almes como autor. Con partidas de 1 a 4 jugadores y de 30 a 45 minutos de duración, los jugadores se convierten en jefes de una banda. El objetivo es obtener la máxima influencia posible frente al resto de jefes.

Los jugadores contarán con un determinado número de trabajadores, que deberán enviar a la ciudad en esa búsqueda de influencia, para comprar edificios y para jugar al póquer. La ciudad tiene numerosos edificios. Encontramos la estación de tren, la barbería, el hotel, la oficina de correos, la escuela, la casa del doctor, la cárcel, el banco central, la casa de campo o la mansión.

Cada edificio tiene una función diferente, de ahí que el jugador deba elegir dónde enviar a sus trabajadores en función de su estrategia a seguir y de lo que quiere conseguir. Por su parte, cada uno de estos lugares tiene, a su vez, varias opciones a las que recurrir.

Las cartas de póquer entran en acción en cada localización en la que situemos trabajadores. Tras obtener cartas, colocarlas y situar trabajadores, tiene lugar la resolución. Una victoria en esta competición se traduce en una próxima compra de edificios.

Con su ambientación, no podían faltar los duelos entre jugadores, que se llevan a cabo con los atractivos dados en forma de balas. El ganador del último duelo siempre recibirá la carta de “Se Busca”, con sus correspondientes incentivos.

Tras la fase del póquer, en la que habremos podido obtener puntos de influencia que se señalarán en las tarjetas individuales de personajes, comienza la fase de construcción. Los trabajadores pueden adquirir un edificio en el que tengan un trabajador a cambio de puntos de influencia. Hay que tener en cuenta que la oficina del sheriff permite adquirir un edificio extra en cada ronda, activar un tercer trabajador o cambiar el valor de las cartas de póquer.

Un edificio se traduce en puntos de victoria (imprescindibles para ganar el juego), en nuevas habilidades y en influencia en la industria. La ronda finaliza con el avance de las industrias en el ranking por parte del jugador con la mejor mano de póquer en el ayuntamiento.

Esta mecánica se repetirá hasta el final de la sexta ronda, momento en que terminará la partida. El jugador con el mayor número de puntos de victoria se convertirá en el ganador. Los provenientes de la carta de “Se Busca” y de la influencia en la industria tendrán que sumarse a los puntos de los edificios construidos.

La enorme libertad de acciones a realizar vuelve a ser la seña identidad de este juego, que combina esta prometedora mecánica de juego con unos originales componentes. Los meeples tienen forma de vaquero, los dados aparecen como balas y los cubos son fichas a las que no les falta detalle.

Tiny Epic Western Gamelyn Games

COMPONENTES DE TINY EPIC WESTERN

  • 12 Meeples Vaqueros
  • 12 Fichas de Influencia
  • 3 Fichas de Industria
  • Ficha de Póquer
  • 2 Dados Bala
  • 20 Cartas de Póquer
  • 30 Cartas de Edificio
  • Carta “Se Busca”
  • 4 Tarjetas de Jefe a Doble Cara
  • 6 Tarjetas de Localización
  • Instrucciones