Cosmos, el juego que manipula el universo, será publicado por Vorpalia

Dice Drivin’, el primer juego de mesa de Vorpalia, ya se encuentra a la venta. El pasado mes de agosto, la editorial confirmó los que serían sus próximos títulos: .W.O.R.L.D.S. y AbrakaRun. Ambos tratarán de convertirse en una realidad a través de campañas en Kickstarter, previstas para este año.

A estos anuncios se les une ahora el de la publicación de Cosmos. Por el momento, no se han dado fechas ni detalles de su lanzamiento, pero todo apunta a que será también mediante financiación colectiva. Con este cuarto proyecto, la editorial continúa apostando por los juegos creados por autores españoles.

LAS DOS CARAS DE UNA LOSETA

Cosmos es un juego de mesa de 2 a 6 jugadores en el que competir en partidas de 20 a 30 minutos de duración. Se trata de una creación de Hugo Jiménez, autor malagueño con prototipos como Propagación, Fort ApacheVampiros vs. Licántropos o Zombie Soccer.

Tal y como os contamos a principios de año, Cosmos tiene como objetivo manipular el universo a través de la estrategia. Además de su reto en solitario, cuenta con dos modalidades. Constelación, 2 a 6 jugadores, tiene como misión crear un cosmos idéntico al establecido en la carta inicial. En Universo, el ganador será quien tenga el mayor número de estrellas activas, en competiciones de 2 a 4 participantes.

Se compone 60 losetas hexagonales a doble cara, con el universo en una y con estrellas, cometas, supernovas, agujeros negros y ondas gravitacionales en la otra, compatibles con varios niveles de dificultad. Cuenta también con ocho cartas de constelación y una carta de plantilla.

cosmos-juego-de-mesa

Constelación: el poder de la gravedad

En su modalidad Constelación, los participantes reciben una carta en la que se muestra cómo están colocadas y conectadas las cuatro estrellas. Conformará su objetivo, por lo que ganará la partida quien antes cree ese mismo dibujo con las losetas de juego.

En su turno, cada jugador tomará una loseta del centro de la mesa. Podrá colocar una de las que tenga en la mano junto a otra adyacente, con su correspondiente efecto, o recurrir a la gravedad (no jugar ninguna para desplazar una loseta un espacio). El anverso de cada una puede contener una estrella, un cometa, una supernova, un agujero negro o una onda gravitacional.

Estrella: no tienen efecto, pero son indispensables para la victoria. Deben estar conectadas tal y como se indica en la carta inicial de un jugador para obtener la victoria.

Cometa: destruye una estrella adyacente. La loseta de la estrella se giraría, para mostrar su lado de universo, mientras que el cometa pasaría también a ser una loseta de universo.

Supernova: gira todas las losetas adyacentes, por lo que una parte del universo puede pasar a ser estrella o viceversa. En su nivel fácil se coloca en un espacio adyacente, en su lado de universo.

Agujero negro: elimina todas las losetas que haya alrededor, incluido el mismo agujero negro (en su modo fácil).

Onda gravitacional: altera el espacio moviendo una loseta a cualquier otro espacio del tablero. El tiempo se ver alterado al girar una loseta.

Cosmos-partida

Universo: las estrellas activas

Definido por su autor como un modo de juego “más directo y enfocado a la confrontación entre jugadores”, tiene como objetivo tener el mayor número de estrellas activas una vez que se agoten todas las losetas. Las losetas iniciales conformarán el espacio de juego puesto que, aunque todos compitan en el centro de la mesa, se creará una línea que no puede rebasarse.

Será la carta de plantilla la que permita saber en cada momento cuál es el espacio de cada participante. Las losetas seguirán teniendo sus efectos y, aunque está prohibido pasar a la zona del rival, la competición es mayor. Una supernova podría tener efectos devastadores en una zona y un agujero negro significar el caos absoluto.