El juego de tablero Mars Attacks se transforma en juego de dados

Mars Attacks: El juego deja a un lado el tablero y las miniaturas para dar paso a los dados. Edge confirma la publicación de Mars Attacks: El juego de dados en castellano para finales de diciembre. Cuenta con numerosas diferencias con su antecesor más allá de los componentes, como es su argumento, su nivel de dificultad y su precio.

 

UN ÚNICO BANDO: LOS ALIENÍGENAS

Mars Attacks: El juego de dados (Mars Attacks: The dice game) es una creación de Samuel Mitschke y Philip Reed, con partidas de 3 a 6 jugadores y de 20 minutos de duración. Su edición en castellano se unirá al catálogo de Edge, como ya ocurriera con el juego original. Su lanzamiento está previsto para el 23 de diciembre.

Con un precio de 19,95 euros, será mucho más económico que su antecesor (en torno a los 70 euros). Esta diferencia entre ambos es fruto de los componentes. Las miniaturas y el tablero del original han sido sustituidos por cartas, fichas y dados, que crean  reglas y mecánicas “fáciles de aprender”, en palabras de la editorial.

Su argumento también es otra de las diferencias entre ambas versiones. En el juego de miniaturas los participantes escogían un bando. Podían ponerse en la piel de los habitantes de la hasta ahora tranquila ciudad de Greenville, reconvertidos en héroes improvisados ante una invasión alienígena. Su misión sería sobrevivir mediante la aniquilación de extraterrestres, ya fuera mediante el robo de armas o eliminando a figuras clave.

La otra posibilidad residía en formar parte del grupo de los nuevos inquilinos, eliminando a la humanidad y asentándose en el territorio. Para lograr su tarea, contarían con una potente tecnología, con rayos mortales incluidos. En Mars Attacks: El juego de dados, los jugadores no tienen opción a elegir. El único bando es el formado por los alienígenas.

mars-attacks-el-juego-de-dados

Los participantes tratarán de conquistar el planeta mediante la destrucción de ciudades y la eliminación de sus habitantes. Y, dado que los extraterrestres parecen ser altamente competitivos, será necesario destrozar más localizaciones que los rivales o, al menos, las más valiosas. El ganador será el que posea la mayor cantidad de puntos al final de la partida, a obtener mediante esta destrucción.

A través de una mecánica de juego “rápida, divertida, sencilla y accesible”, el azar de los dados se combina con las elecciones constantes por parte de los jugadores. Las localicaciones no sólo cuentan con diferentes puntos de victoria, sino que tienen distintas formas de ser atacadas. Unas serán más sencillas de destruir que otras, pero lo importante será no desperdiciar la tirada de diez dados (y hacerle una foto a sus monumentos antes de la destrucción para presumir de muro de trofeos).

En ellas, se muestran los resultados a obtener para conquistarlas. Las más valiosas requieren de un mayor número de resultados y, si se obtienen, el jugador aprovechará sus habilidades de ahí en adelante. Podrá invertir sus turnos en ellas o tratar de conquistar las más pequeñas. Éstas otorgan una menor puntuación y sus habilidades no son tan valiosas, pero también pueden ser claves para la victoria.

Aunque Edge lo define como fácil de aprender, remarca que ser el gran conquistador no será una tarea sencilla. Uno de los motivos parece residir en el cambio constante de estrategias. Cada partida contará con localizaciones diferentes, por lo que, sumado a la utilización de los dados, se quedan fuera las tácticas predefinidas. Respecto a su diseño, seguirá estando inspirado en las cartas coleccionables Mars Attacks de Topps.

 

COMPONENTES DE MARS ATTACKS: EL JUEGO DE DADOS

  • 30 Cartas Grandes
  • 25 Fichas
  • 10 Dados
  • Instrucciones