Password Express: risas y nervios en un innovador juego de palabras

Password Express

Existen infinidad de términos relacionados con la Navidad. Sabiendo que sólo tenemos quince segundos por delante para exponerlas y que el equipo contrario espera ansioso su turno, ese número se reduce.

¿Y si tuvieran que contener la letra ‘B’? La cosa se complica aún más. Password Express nos propone un reto innovador, dispuesto a revolucionar los juegos de palabras. Al fin y al cabo, la dificultad no se acaba ahí. Tal vez, esa ‘B’ esté obligada a ocupar la tercera posición de la palabra…

 

LOCURA Y CAOS EN UNA FRENÉTICA COMPETICIÓN

Password Express es un juego de cartas de 2 a 10 participantes. Recomendado para mayores de 10 años, ofrece competiciones que rondan los 15 minutos de duración.

Looping Games y Brain Picnic son los responsables de esta novedad, que ya está disponible a un precio que ronda los 15 euros. Lo firma Roberto Pisonero Trapote (SecuenzooS), con ilustraciones de Pedro Soto (1911 Amundsen vs. Scott, 1920 Wall StreetHolmes: Sherlock & Mycroft, Mondrian: The Dice Game, Topoum).

Password Express
Preparación de la partida.

Englobado como un juego fácil de entender y difícil de dominar, recurre a la rapidez mental y a la concentración como grandes aliadas. Organizados en dos equipos, los jugadores compiten por desencriptar las contraseñas de un viejo ordenador a tiempo. O, al menos, antes que los rivales.

En él, no sólo se hace necesario encontrar términos que hagan referencia a cuatro temáticas distintas, sino que será preciso atender a la posición de cada letra expuesta. Por tanto, la locura y el caos se convierten en los fieles compañeros de la partida.

 

PASSWORD EXPRESS: UNA PARTIDA

Antes de empezar, se crean dos equipos. Cada uno recibe sus cartas de puntuación, así como sus fichas. Las 16 cartas de posición se colocan en el centro de la mesa. Excepto en las partidas más avanzadas, mostrarán un 1, un 2, un 3 y un símbolo +.

Se barajan las cartas reversibles de tema y letra y se colocan en cuatro montones, con cinco cartas cada uno. Ocuparán la parte derecha del escenario. Tras escoger al equipo inicial y dejar el reloj de arena a un lado, comienza la partida.

Password Express
Empieza la competición.

La competición se estructura en cuatro rondas. El segundo equipo coge la primera carta de cada montón para girarla y trasladarla a la parte izquierda del escenario, de tal forma que se muestre una letra y se desvele un tema. Girará el reloj de arena para marcar los quince segundos.

En ese tiempo, el equipo inicial tratará de decir todas las palabras correctas posibles, que cumplan con los requisitos. Cada fila estará marcada con una letra y una temática, así como por las cartas de posición. Por tanto, buscará palabras que se adapten a la condición de letra y tema.

La letra en cuestión tendrá que ocupar la primera, la segunda, la tercera o la cuarta posición o más de la palabra. Quien la diga, colocará un marcador del color de su equipo en la carta de posición relacionada, siempre y cuando esté libre. Veamos un ejemplo.

Imaginemos que la letra de una fila es la ‘C’ y que la temática es el ‘Baño’. Si un jugador dice la palabra ‘ducha’, colocará su ficha en la carta marcada con un 3, puesto que la ‘C’ ocupa la tercera posición.

Las combinaciones están permitidas en Password Express. Así, el equipo también podría utilizar esa misma palabra en la fila marcada con una ‘H’ y con la temática ‘De metal’. En este caso, la ficha se situaría en la carta de posición con un +.

Password Express
¿Sonajero era con ‘J’?

En cualquier momento, el equipo contrario puede trasladar una ficha hasta la esquina de la carta de posición, marcada con una interrogación. Una vez finalizada la ronda, se discutirá sobre si esa palabra cumplía con las condiciones. En función de si es correcta o incorrecta, uno u otro equipo pierde un punto.

A continuación, llega el turno del siguiente grupo. Se girará el reloj de arena y tendrán otros quince segundos para situar sus fichas en las cartas vacías. Se repite la misma mecánica hasta que todos los espacios se hayan rellenado o hasta que los dos no hayan colocado ningún marcador en dos turnos consecutivos. Se procede al recuento de puntos.

Cada ficha situada en las cartas de posición con un ‘ y un + aportan un punto al equipo; la de 2 reporta dos puntos: la de 3 otorga tres puntos. Se retiran esas fichas y se giran las cuatro cartas de temática para descubrir nuevas letras y nuevos temas. Comienza una nueva ronda el equipo con menos puntos.

Una vez finalizada la cuarta ronda, se comparan puntuaciones. El grupo ganador será quien haya acumulado la mayor cantidad de puntos.

 

PASSWORD EXPRESS: CONCLUSIONES

Habría que poner a debate si la palabra ‘locura’ entraría en las categorías ‘L’ y ‘Amor’. Lo que está claro es que sí que debe formar parte de una definición sobre Password Express.

Password Express
¿Y qué hago yo con esos inservibles espacios vacíos?

Esta novedad se conforma como un juego de palabras, tomando las mejores características del género para aplicarlas a un nuevo concepto. Así, recurre a la rapidez mental, a la concentración y a la creación de términos en base a una letra o a una temática. La revolución llega al tener que atender a la posición de una determinada letra.

Lo que a priori puede parecer una tarea más o menos sencilla, acaba por convertirse en una de las cosas más complicadas que existen en este mundo. ¿La razón? Los pobres quince segundos para pensar en cuatro letras, con sus respectivas categorías.

Ante una ‘S’ y una temática ‘De papel’, no nos costará demasiado ocupar la carta primera posición con un ‘sobre’, o la marcada con un + con una ‘revista’ (siempre y cuando esas casillas estuvieran libres).

Para nuestra desgracia, tener que colocar esta letra en la segunda y en la tercera posición de un término ya no será tan sencillo. Y menos todavía si esos escasos segundos también están dedicados a otras tres filas.

En Password Express importa mucho cómo jueguen los demás, ya que el éxito o el fracaso estará determinado por la labia de los rivales. Existen distintas estrategias, sobre todo cuando se juega con equipos numerosos, todas ellas perfectamente válidas.

Password Express
Los 56 temas crean infinidad de combinaciones.

En una partida, hay quienes no precisan de organización. Todos los miembros de un grupo piensan sobre todas las palabras. Es una opción eficaz, aunque es habitual que unos se acaben pisando a otros. Otra opción es repartir las filas por personas. Si sólo me dedico a la tercera fila, nadie me quitará mis espacios. Lástima no ser una experta en árboles…

A pesar de estar pensado como un entretenimiento para las reuniones de amigos y familiares, funciona muy bien a dos. En estas competiciones, la dificultad es mucho mayor, puesto que las cuatro filas dependen de sólo una persona. Resulta perfecto para quienes buscan retos donde ponerse a prueba. Al fin y al cabo, no hay ni una sola modificación en las reglas.

Dado que estamos ante un juego altamente moldeable, podemos añadirle dificultad. En el manual, se propone girar una carta de posición por fila, para mostrar el 0. Por tanto, también se hará necesario dar con una palabra relacionada con un tema, que no contenga la letra marcada.

Este modo avanzado resulta más complicado de lo que parece, sobre todo si ya estamos acostumbrados a jugar sin él. Si aun así se nos hace sencillo, tal vez queramos implantar alguna fila más… ¿Y si ya es demasiado complicado?

Password Express
El tiempo, el principal enemigo de la mente.

Para partidas con jugadores poco experimentados (o con unas cervezas de más), proponemos reducir ese número de filas o añadir un reloj de arena con más segundos. Sin embargo, la esencia del juego se reducirá en buena parte, perdiéndose ese nerviosismo creado.

Uno de los principales atractivos de Password Express son los debates generados al final de la ronda. Es en ella donde se discutirán las palabras puestas en duda, para no interrumpir el ritmo del juego. ¿Que Dinamarca no es una ciudad? De acuerdo, culpa de mis nervios.

¿Pero por qué no me aceptáis la palabra ‘incordio’ en la categoría ‘Bebé’ y ‘trancazo’ en el ‘Invierno’? ¿Acaso existe algo más tradicional en enero que un buen constipado?

Para evitar tirarnos los vasos a la cabeza (no es para menos, ya que estaremos perdiendo puntos), es conveniente pactar antes el grado de libertad. O incluso dejar fuera de la competición a esa persona tan tiquismiquis, capaz de contradecir hasta a los miembros tan sabios de la respetada RAE.

Password Express
El ganador será quien sume la mayor cantidad de puntos en cuatro rondas.

Con todo ello, Password Express encantará a quienes buscan echarse unas risas e incluso a los habituales de los juegos de palabras. Esta sorpresa por parte de Looping Games y Brain Picnic no será capaz de enganchar a los alérgicos a cualquier “party”, pero sí a quienes buscan propuestas distintas, sin importar el género al que pertenecen.

Esos nervios de los que hablábamos antes y la rapidez y la fluidez de las partidas se convierten en sus grandes aliados, a través de unos componentes sencillos, pero de calidad. Su fácil transporte, su alta rejugabilidad, su posibilidad para incorporarlo a las aulas y esa lluvia gratuita de insultos hacen el resto.

 

COMPONENTES DE JUEGO

  • 56 Cartas de Tema/Letra
  • 18 Cartas de Puntuación
  • 16 Cartas de Posición
  • 24 Fichas
  • Reloj de Arena
  • Instrucciones (castellano, inglés, francés, alemán)