Tranjis Games pone fecha de lanzamiento a Mondrian: The dice game

Tras el éxito de Virus!, Tranjis Games se prepara para el lanzamiento de su segundo juego de mesa. Tal y como ha confirmado la editorial española mediante nota de prensa, Mondrian: The dice game llegará a las tiendas el 15 de septiembre. Se trata de una creación de Isra C. y Shei S. (Llama Dice), con ilustraciones de Pedro Soto.

LOS DADOS SUSTITUYEN A LOS PINCELES

Mondrian es un juego de mesa de 2 a 4 jugadores, con partidas de 30 minutos de duración. Toma su nombre del famoso pintor vanguardista, revolucionario en el arte de líneas sencillas y rellenos de color. En la piel de artistas, que tratan de imitar su técnica, los participantes compiten por pintar el mejor cuadro.

La competición comienza con el reparto de un set de pintor, de tres cartas de lienzo en blanco y de cinco dados de un mismo color a cada jugador. Las cartas de lienzo, que simularán las partes del cuadro, se colocan boca arriba en el centro de la mesa. En función del número de jugadores, se creará con ellos una cuadrícula de 5×5, 6×5 o 6×6. Será en ese tablero donde los jugadores lancen sus dados.

En la primera ronda, cada participante jugará con dos dados. En la segunda, hará lo propio con tres y así sucesivamente. Tras la cuarta, tendrá lugar la ronda de composición, seguida por el recuento final de puntos. Aquél que haya obtenido la mayor puntuación con su cuadro, se convertirá en el ganador de la partida.

Una ronda comienza con la colocación, en el set de pintor propio, de los dados disponibles. En él, hay cinco casillas, que representan la forma de lanzar el dado al tablero. Es decir, será posible lanzarlo con la mano izquierda, con la derecha, sin mirar, desde arriba o haciendo ‘flicking’. Una vez escogido el lanzamiento (dos en la primera ronda, tres en la segunda…), comienza la acción.

Por turnos, empezando por el jugador inicial, lanzarán sus dados. Los que permanezcan dentro del tablero, incluso en posibles huecos vacíos, y los que empujen a otros serán válidos. Aquéllos que salgan fuera, podrán volver a tirarse, pero sólo una vez más. Cuanto todos hayan realizado sus lanzamientos, llega la hora del reparto de lienzos, también comenzando por el jugador inicial.

Mondrian juego de mesa

Cada uno podrá llevarse los lienzos que tengan uno de sus dados encima. Si el valor del dado es igual o superior a la carta de lienzo sobre la que se encuentra, el jugador incorporará esa carta a su mano y retirará su dado. En caso de que el valor fuese inferior, podrá utilizar una de las cartas de su mano para sumarle el valor al resultado del dado. Obtiene la nueva carta, pero a cambio, tendrá que dejar en su lugar la utilizada.

Es posible que, sobre un mismo lienzo, haya dos dados de un mismo color. Podrán sumarse los valores para hacerse con la carta. En caso de que hubiera dos de distinto color, tendría preferencia el del valor más alto. Por su parte, si el dado tocase dos cartas, sería decisión del jugador decidir cuál llevarse.

Una vez realizado el reparto, se designa a un nuevo jugador inicial. Empieza una nueva ronda, tras haber ordenado el tablero, habiendo obtenido, además, ese otro dado adicional. Todos colocarán los dados en su set de pintor, los lanzarán y se llevarán los lienzos resultantes. Una vez finalizada la cuarta ronda, es hora de formar una composición.

Lo primero es determinar el tamaño del cuadro, atendiendo al número de cartas de la mano de quien menos haya obtenido. Si tuviera, por ejemplo, nueve cartas, los cuadros tendrían un tamaño de ocho, puesto que se redondea al número par más cercano. Los jugadores colocarán, boca abajo, ese número de cartas. Deberán escoger las mejores, por lo que las restantes se quedarán fuera de juego.

Una vez que estén todos los cuadros creados, se giran las cartas. Cada uno sumará su puntuación base, es decir, los números que aparecen en cada una de ellas. También añadirán puntos adicionales, en función de quien tenga mayoría de cada color. Así, el participante con más recuadros azules recibe 8 puntos; el que tenga mayoría de amarillos 10; quien posea más rojos, 12; quien tenga más negros, 14 puntos. Si hay empate en esas mayorías, los puntos no serán para nadie.

Mondrian combina así la habilidad al lanzar los dados (y dejar fuera del tablero al rival), con la estrategia. Ésta llega a la hora de decidir qué cartas conviene llevarse o cuáles incluir en la composición final. ¿El resultado? Una apuesta artística, con una original, adictiva y sencilla mecánica de juego.

COMPONENTES DE MONDRIAN

  • 36 Cartas de Lienzo
  • 12 Cartas de Lienzo en Blanco
  • 20 Dados
  • 4 Sets de Pintor
  • Ficha de Jugador Inicial
  • Instrucciones