Streaming: desde el lado izquierdo del sofá

Streaming

Alguien dijo una vez que el lado izquierdo del sofá es el mejor sitio. No se equivocaba en absoluto. Cada noche me acomodo en él, con mi maravillosa copa de vino. Sería un plan perfecto, de no ser porque cada vez echan menos contenido interesante en mi canal favorito. Y eso que pago su correspondiente suscripción.

Quiero acción, misterio y fantasía. ¡Y hasta me conformaría con alguna serie de médicos! Por desgracia, el ‘reality’ que debería haber dejado de existir hace muchos años, un documental sobre pirámides y un partido de fútbol parece que serán mis compañeros durante las próximas horas. ¿Qué turrones se han fumado quienes deciden los contenidos? Así es Streaming, el nuevo juego de mesa de Looping Games.

 

APUESTAS Y SET COLLECTION

Streaming es un juego de cartas de 3 a 5 participantes, con competiciones de 30 minutos, recomendadas a partir de los 10 años. Se trata de una creación de Víctor Melo, ilustrada por Pedro Soto, Chema Román, Pedro A. Alberto, Carlos Romanos y Chema Vicente.

Streaming

Ya se encuentra disponible de la mano de Looping Games, a un precio que ronda los 20 euros, con cartas e instrucciones en castellano, inglés, alemán y francés. Parodia distintos contenidos televisivos, pasando por series, programas y animación.

Los jugadores se convierten en magnates del entretenimiento. Están al frente de un canal que necesita el contenido más atractivo, atendiendo a los gustos de la audiencia. Siguiendo un sistema de apuestas y la esencia de un ‘set collection’, su misión es seguir atrayendo a nuevos suscriptores.

 

STREAMING: UNA PARTIDA

Se crea el mazo de contenido, atendiendo al número de jugadores, y el sofá, a través de cuatro cartas que representan los intereses de la audiencia. Tras repartir diez monedas a cada jugador, comienza la partida.

Se estructura en cinco rondas, con tres fases cada una. Debe atenderse a esas cartas del sofá, puesto que algunas reportarán beneficios o efectos especiales a lo largo de toda la competición.

1. Subastas. 

Se extraen cartas del mazo de contenido, para dejarlas por parejas en el centro de la mesa. Deberán mostrarse tantas parejas como jugadores haya más una. Comienza la subasta por la más alejada del mazo.

En secreto, los jugadores deciden cuántas monedas pagarán por la primera. Abren sus puños para mostrar el resultado. El que más haya apostado las devuelve a la reserva central y se lleva ambas cartas, para organizarlas por colores en su lado de la mesa. No podrá cambiarse el orden con las que ya se tuvieran.

Ese jugador se lleva, además, la carta del mando a distancia, con la que resolver los empates. Así, si varios apuestan la misma cantidad de monedas, el ganador de la puja será el que esté sentado más cerca del mando a distancia, en el sentido de las agujas del reloj. Se subastan todas las parejas.

Streaming

2. Promoción.

Cada jugador podrá promocionar las cartas superiores que desee, colocando una moneda sobre cada una. Se devuelven esas monedas a la reserva central y se anota tantos puntos como sumen las cartas promocionadas. El valor de las cartas multipantalla equivale al número de cartas de ese mismo contenido.

3. Ingresos.

Se obtienen diez monedas para sumarlas a las que no se hayan gastado en rondas anteriores. Esta fase no se lleva a cabo en la quinta ronda.

Tras finalizar la quinta ronda, se procede al recuento final de puntos. Cada jugador suma las cartas de cada color y sólo el que más tenga se anotará los puntos equivalentes a su valor. Cada moneda sobrante reporta un punto. El vencedor será quien tenga la mayor puntuación.

 

STREAMING: CONCLUSIONES

Señora del lado izquierdo del sofá, los que decidimos los contenidos existimos. Tal vez, alguien más se pregunta qué nos empuja a emitir un contenido y a rechazar otro. Respuesta sencilla: la misma competencia.

Si por mi fuera, mi canal tendría de todo: ficción, documentales, deportes, animación y ‘reality shows’. Y lo mejor de lo mejor. Por desgracia, cada vez somos más en el negocio y la lucha por cada contenido puede ser feroz. Ese codiciado programa de cocina o los benditos dragones sólo irán al canal que más dinero esté dispuesto a pagar.

Streaming

Puedo gastar todos los ahorros de la compañía en la nueva temporada de la mejor serie de animación de todos los tiempos, pero eso me impediría tener algo más. Y, aunque no lo parezca, optamos por la variedad. E incluso atendemos a los intereses de la audiencia.

Real como la vida misma, Streaming nos lleva a decidir qué contenidos entran o no en nuestro canal. No dependerá de nuestros propios gustos (aunque nos duela ver como otro se lleva ese impresionante documental), sino de la competencia y de la misma audiencia.

Esta propuesta toma forma a través de tres elementos: los objetivos comunes y eventos, las apuestas y la colección de cartas. Los primeros permiten que cada partida sea diferente. Llegan mediante las cartas de sofá, en representación de la audiencia, con sus numerosas combinaciones.

A la hora de disputar una partida, es importante no descuidar a quienes se preparan para consumir contenidos. Podrían hacernos perder monedas o recompensarnos con 20 jugosos puntos. Lo que en una partida es una ventaja, en otra puede convertirse en un problema. Y de los gordos.

Streaming

Contribuyen en gran medida a potenciar la rejugabilidad. Será muy complicado encontrar dos partidas iguales, puesto que nuestros intereses estarán enfocados en ellas. Esa rejugabilidad también se consigue con la disposición aleatoria del mazo de contenidos.

A lo largo de cada ronda, se extraen las cartas por parejas de forma aleatoria. Y he aquí donde entran en juego las apuestas. Es común guardar las monedas para las cartas de un valor muy alto, aunque las más bajas también pueden sacarnos de más de un apuro. Al fin y al cabo, al final de la partida sólo puntuarán los que tengan más cartas de cada grupo.

Un 1 puede, por tanto, salvar la vida. Sin embargo, podría tapar un valioso 8, que nunca ya llegaría a promocionarse (con sus valiosos puntos). La victoria llegará mediante una correcta unión entre el presente y el futuro.

No es algo sencillo, puesto que las monedas nunca abundarán aunque parezca lo contrario. Ante una carta de valor alto, no hay dudas: conviene promocionarla.  Si su valor ya no lo es tanto, estamos ante un dilema. ¿Son más valiosos cuatro puntos o contar con una moneda más para las apuestas?

En Streaming, es habitual que quien se lleve una pareja de contenidos sólo haya apostado una moneda más que el segundo. Una mirada en perspectiva hacia lo que queda por repartirse, junto con una buena deducción y memorización (al saber cuántas monedas tienen los demás), pueden ser la clave para ayudarnos a tomar una complicada decisión y a obtener la mejor colección de cartas.

Streaming

Debe tenerse en cuenta que esta novedad no inventa ninguna mecánica. Lo que hace es tomar prestados conceptos básicos para adaptarlos a una original temática. Estamos ante uno de esos juegos familiares que entretiene, divierte, obliga a pensar e incluso frustra, cuya combinación entre la promoción de contenidos y la puntuación final es su mayor atractivo.

La interacción entre jugadores aparece con la competición por las cartas, en base a un sistema de mayorías. Por su parte, crea situaciones inesperadas y momentos sorprendentes, convirtiéndose en una propuesta perfecta para las noches navideñas.

Como decíamos, esa diversión queda envuelta en el mejor de los papeles de regalo. Una atractiva temática, que no podía estar más de actualidad, marca la diferencia respecto a sus compañeros de género. Porque podremos tener muchos juegos de apuestas, pero ninguno protagonizado por nuestras series y programas favoritos.

Streaming recurre a cinco ilustradores diferentes para cada uno de sus géneros, hecho que demuestra la enorme importancia que Looping Games le ha concedido a su diseño. Perdernos entre sus cartas durante las primeras partidas es algo muy habitual, para delicia de los mayores consumidores de contenidos.

Estamos ante uno de esos casos donde observar una a una sus cartas, tras abrirlo, puede llegar a ser tan interesante como jugar. Resulta muy emocionante identificar a nuestros personajes favoritos en cada carta, a la par que descubrimos qué series, programas y dibujos animados se han escogido.

El resultado es un juego precioso, repleto de detalles y con pequeñas obras maestras que rinden homenaje a lo mejor de la actualidad. Se completa con cartas resistentes y de calidad y con textos explicativos en ellas. Así, aunque tengamos que retirar para siempre las de los otros idiomas, evitaremos que el manual sea nuestro compañero del lado izquierdo del sofá.

 

COMPONENTES DE JUEGO

  • 60 Cartas de Contenido
  • 9 Cartas de Audiencia Reversibles
  • Carta de Mando a Distancia
  • 70 Monedas
  • Bloc de Puntuación
  • Lápiz
  • Instrucciones (castellano, inglés, alemán, francés)