Apex Legends, ¿cómo es el juego del que todos hablan?

Apex Legends

“La nueva evolución del género battle royale”. Así se presentaba el único que podría frenar al gigante Fortnite, obra de Epic Games. Meses después de su lanzamiento, y tomando como referencia la Apex Legends review, analizamos las claves de esta propuesta.

 

UNA FÓRMULA MÁGICA

Cuando Fortnite ya parecía un fenómeno imparable, habiendo hecho historia en el mundo de los videojuegos, Respawn Entertainment y EA presentaron y lanzaron su apuesta por el género. Apex Legends llegaba a PC, PS4 y Xbox One dispuesto a comerse el mundo, tomando prestado lo mejor de su competidor y cambiando sus puntos débiles.

Respetando todas las características de un battle royale, ofrece una lucha por la supervivencia en un espacio delimitado. La precisión y la puntería con las armas resultan tan importantes como la estrategia a la hora de elaborar un buen plan sobre la marcha. La búsqueda de un escondite o de un punto clave son fundamentales para la victoria.

La competición por la gloria, la fama y la fortuna adquiere todo su sentido al combinarse con la cooperación. Con ella, miembros de un mismo equipo se comunican en busca del bien común. Unos arriesgan su vida por otros (o, al menos, así debería ser), puesto que lo realmente importante es que el grupo siga en pie.

Comparte con el juego de Epic Games su presentación en temporadas, su pase de batalla y la adquisición de cosméticos. La fórmula de juego gratuito con micropagos se repite, de tal forma que no pueden comprarse ventajas para la batalla, pero sí objetos que cambian la apariencia de los personajes.

 

LA ESENCIA DE APEX LEGENDS

Aunque Apex Legends tomase prestada la fórmula mágica, iba a necesitar mucho más para triunfar. El plan no era ofrecer un producto ya existente, sino buscar la diferencia. Llega, principalmente, a través de tres elementos.

La primera diferencia entre ambos es el tipo de cámara escogido. Mientras que Fortnite recurre a la tercera persona, Apex Legends se muestra en primera. Los responsables de la nueva propuesta recurrieron a la visión más tradicional de los juegos de disparos. Todo es cuestión de gustos, pero optar por la forma en que los jugadores del género se sienten más cómodos, ya parece una buena decisión.

El apartado estético también resultó ser diferente. El colorido y la fantasía de Fortnite se ve las caras con el realismo. El humor puede llegar a estar presentes en ambos, pero Respawn Entertainment y EA han optado por dar más credibilidad a sus batallas. Si bien los dibujos siguen estando presentes, se plasman con un mayor lujo de detalles.

Apex Legends

Siguiendo con su jugabilidad, y como gran seña de identidad, encontramos las habilidades de los personajes. Capaces de atraer a un buen número de jugadores a su mundo sólo por ellas, marcan la diferencia en el género.

En la apuesta de Epic Games, encontramos un buen número de personajes. Además de los genéricos, a lo largo de los años se han ido ofreciendo otros distintos, sobre todo en los pases de batalla. Aunque cuentan con apariencias muy distintas entre sí, unos no son mejores que otros. Todos saltan, corren y disparan igual.

En Apex Legends no ocurre. La habilidad del jugador y la elección de armas no serán las únicas que marquen la diferencia de unas partidas a otras. Aparecen los distintos personajes, con sus respectivas habilidades, a los que se irán añadiendo más en un futuro.

Conocidos como Leyendas, cada uno cuenta con una habilidad activa, pasiva y definitiva. Con ello, algunos serán más útiles para revelar enemigos y trampas ocultas, mientras que otros son capaces de crear una cúpula escudo. Los hay especializados en medicina, para curar a los compañeros, y maestros en la agilidad o en confundir al rival.

Puesto que la historia y el trasfondo desempeña un papel fundamental, los personajes contribuyen a enriquecer el cuidado universo, que toma como referencia Titanfall. Todos cuentan con un pasado y una personalidad, que también puede influir al decantarnos por uno o por otro (aunque siempre es recomendable aprender a dominar a todos los posibles).

En su tarea por reinventar el género, también se apuesta por balizas de reaparición, con las que resucitar a los compañeros de equipo, y por un sistema de comunicación inteligente. El inventario también se define como innovador. Ahora bien, ¿son suficientes todos estos elementos para revolucionar el género?

En sus primeros momentos de vida, Apex Legends consiguió atraer a millones de jugadores, movidos por la curiosidad o por la necesidad de descubrir un título nuevo. Al margen de las incidencias técnicas, que pueden llegar a perdonarse cuando se trata de juegos recién estrenados, y con varias plataformas aún por conquistar, sus responsables van por buen camino.

Sólo el tiempo podrá demostrar si echa del mapa a Fortnite, aunque no debe olvidarse que éste cuenta con una gran cantidad de jugadores fieles a su construcción de estructuras, omitida en el juego de EA. La comunidad no sólo está enganchada a su battle royale, sino al resto de modos que ofrece. Mientras continúe actualizándose y reinventándose, como ocurre en el presente, será muy complicado alcanzar su ritmo.

Por tanto, el gran debate debería plantear si ambos juegos pueden convivir. Cuanta más variedad exista, mejor para el consumidor. Sin embargo, esta fórmula de la que hablábamos, capaz de hacer historia, también está afectando a las ventas de otros videojuegos, algo que no debería ignorarse.