Beyond Humanity: Colonies llega a sus últimos días en Kickstarter

Beyond Humanity Colonies

Beyond Humanity: Colonies se despide de Kickstarter. Financiaciado en sólo 90 minutos, este juego de mesa nos lleva a viajar al espacio para establecer una colonia. Recurre a miniaturas electrónicas.

 

LOS DETALLES DE BEYOND HUMANITY: COLONIES

Beyond Humanity: Colonies será una realidad en septiembre de 2020, tras haber superado su meta inicial. El que se define como un juego de mesa exclusivo de Kickstarter, puede adquirirse a un precio de 203 euros. Incluye los extras desbloqueados, pero no los gastos de envío.

Esta propuesta de Three Headed Monster está creada e ilustrada por Max Salamonowicz y Pawel ‘Bloski’ Suski. Podrá disfrutarse entre 1 y 5 jugadores, en partidas de 90 a 120 minutos, indicadas a partir de los 13 años. Contará con reglas en castellano y con dos años de garantía.

Bajo el lema “construye tu colonia o muere en el intento”, es un juego de tablero semicooperativo con mecánicas intuitivas. Viajaremos hasta un planeta para construir una colonia, con la que garantizar la supervivencia de la humanidad.

En palabras de sus responsables, combinará los elementos clásicos de un juego de mesa con componentes innovadores. La Tierra ya está contaminada, por lo que surge la necesidad de expandirse al universo.

Convertidos en gerentes de un nuevo asentamiento, los jugadores unirán sus fuerzas para mantener la colonia operativa. Tendrán que negociar y votar para que salga adelante. Por su parte, competirán por la influencia y tomarán todo tipo de decisiones atendiendo a objetivos individuales.

Así, todos pierden en caso de la que la colonia no se mantenga. De hacerlo, sólo habrá un ganador. Será el que mejor haya llevado a cabo la relación entre exploración e investigación, con la consiguiente obtención de artefactos, recursos y apoyo de los colonos.

Respecto a sus componentes innovadores, aparecen las miniaturas electrónicas. Se completan con una aplicación para móviles, compatible con dispositivos iOS y Android.

Ésta funcionará como una lista de datos, recopilando información y mostrando el estado de la colonia, de los recursos y de los residentes (mediante un red que simula estados de ánimo, opiniones y sentimientos). Reconocerá la construcción de nuevos edificios y las cartas inteligentes, con su tecnología RFID integrada.

La conexión se reflejará en las miniaturas, mostrando su estado mediante luces intermitentes de distintos colores. El objetivo final es que la tecnología aplicada haga los cálculos complejos, para el jugador pueda concentrarse en sus propósitos.

La editorial garantiza la rejugabilidad haciendo alusión a sus cinco niveles de dificultad, a sus 34 objetivos comunes y privados y a sus 700.000 exoplanetas para visitar, entre otros elementos.