Virus! Halloween, nuevo contenido en formato sobre

Virus! Halloween

El formato sobre, tan habitual en los Juegos de Cartas Coleccionables, no lo es tanto en la expansiones de juegos de mesa. Buena parte de ellas apuestan por la caja, aunque el contenido sea mínimo.

Virus! Halloween se presenta como un sobre de doce cartas. ¿Ventajas? No ocupa un hueco innecesario en la estantería (algo que cada vez tendemos a valorar más) y su precio es asequible. Reseñamos esta novedad de Tranjis Games.

 

EL TERROR EN EL HOSPITAL

Virus! Halloween es una expansión para Virus!, por lo que precisa del juego básico para poder disfrutarse. Es compatible con el contenido de Virus! 2 Evolution, expansión lanzada en 2018.

Tranjis Games lanza esta novedad con motivo de Halloween, para incorporar el terror a las partidas, a un precio de 3,95 euros. Creada por Domingo Cabrero, Santi Santisteban y Carlos López, las ilustraciones corren a cargo de David GJ.

Puede disfrutarse entre 2 y 6 jugadores, desde los 8 años. La editorial confirma como ya está agotada, aunque aún quedan copias en algunas tiendas. Vuelve a trasladarnos al hospital, esta vez repleto de monstruos, alienígenas y órganos mutantes.

 

VIRUS! HALLOWEEN: UNA PARTIDA

Al incorporar Virus! Halloween, el objetivo se mantiene: erradicar el virus para aislar un cuerpo sano. El primero en reunir cuatro órganos diferentes sanos (libres de virus, vacunados o inmunizados) gana la partida.

Antes de empezar, añadimos las nuevas cartas al mazo. Aparecen distintos tratamientos, con sus diferentes efectos al ponerse en juego. Se completan con el órgano mutante.

Virus! Halloween

Ladrones de colores.

Llegan en cuatro formas distintas. Permiten robar un órgano del color indicado (independientemente de su estado) para añadirlo al propio cuerpo. Siguiendo las reglas básicas, no podrán tenerse dos iguales.

Trasplante alienígena.

Intercambia dos órganos entre jugadores, sin importar el color ni su estado. Nuevamente, no podrán tenerse dos órganos iguales.

Truco o Trato.

Se juega sobre el cuerpo de un rival. Mientras lo tenga, no podrá ganar la partida, aunque cumpla con las condiciones. Podrá deshacerse de él curando, vacunando o inmunizando un órgano del cuerpo de un oponente. En ese momento, le pasa la carta de Truco o Trato.

Cambio de cuerpos.

Al jugar esta carta, se escoge un sentido. Todos pasan su cuerpo completo al de al lado, atendiendo a esa dirección.

Virus Halloween

Aparición.

Se cambia por la carta visible de los descartes. A continuación, podremos jugarla o guardarla en la mano.

Experimento fallido.

Al jugarla, siempre sobre un órgano infectado o vacunado, escogemos si funciona como un virus o como una medicina de cualquier color. Con la primera opción, permitirá eliminar una medicina o extirpar un órgano. Con la segunda, curar un virus o inmunizar.

Órgano mutante.

Obliga a reemplazar un órgano del propio cuerpo, descartando sus virus o medicinas. Funciona como uno extra a la hora de completar el cuerpo. Al ser de color naranja, podrá verse afectado por cartas multicolor y de tratamiento.

 

VIRUS! HALLOWEEN: CONCLUSIONES

¡No rompas el sobre! La voz de la conciencia me lo ha advertido, con tono amenazante. De acuerdo, no lo rompo. Uno de esos pequeñitos triángulos empieza a ceder, pero se resiste. Quizás, una esquina. No, las esquinas están prohibidas.

Pruebo a girar el sobre. Nada, que no hay manera. ¡Estás tardando demasiado! ¿Crees que no lo sé? Sobre uno, jugadora cero. El adhesivo se ha propuesto hacerme sufrir. Protagonizamos un intenso combate, y voy perdiendo.

¿Y si lo rompo un poco? No, no lo rompas. ¿Pero para qué lo quieres si las cartas pueden guardarse en la caja? Me gustaría no tenerle que explicar a mi “yo” interior las razones por las que necesito este sobre, cuando ni yo misma las sé. Confío en no estar sola en esto. Empieza a despegarse…

Tranjis Games

Virus! Halloween amplía el contenido de uno de los juegos de cartas más exitosos. Virus! crece y lo hace con nuevos implicados que no modifican ningún punto de las reglas básicas, sino que se limitan a aplicar nuevos efectos. De ahí que se presente como una edición especial.

Quienes ya tengan el sobre entre sus manos, ya sea roto o ileso, estarán ante uno de los momentos que más valoramos los jugadores: el descubrimiento de sus cartas. Pasan entre los dedos, mientras nos preguntamos qué hará cada una. Jugamos con la intuición. Con la sorpresa.

Una vampiresa a la que le encantan los corazones. Sí, ya he visto su cara. Es la mujer de la portada. Un zombi devorando cerebros, sin perder la sonrisa. ¿Y esa cara de emoción del alienígena en mitad de un trasplante? Una calabaza. Una enorme calabaza.

Si decidimos disfrutar de este contenido en Halloween (que sería lo suyo), deberemos tener en cuenta que no es necesario estudiar las reglas con antelación. Al descubrir esas cartas, podemos leer su breve explicación entre otros.

Se mantiene la sencillez que caracteriza a Virus! y la simbología clara, de ahí que no encontremos dudas a la hora de interiorizar y recordar qué hace cada carta. Por si las moscas, no está de más dejar las cartas con las instrucciones al alcance de todos.

Tranjis Games

Lo que sí es necesario es pegarle un repaso a las reglas del juego básico si lleva un tiempo en la estantería. También a Virus! 2, si vamos a incorporar su contenido. En Virus! Halloween no se explican las bases.

Ya en plena acción, estaremos deseando que esas nuevas cartas lleguen hasta la mano. Como viene siendo habitual, la impaciencia nos hará cometer muchos errores en la primera partida. No es justo culparnos por ello.

Cuando los ladrones lleguen, querremos utilizarlos a toda costa, aunque no estemos exprimiendo al máximo su efecto. Lo mismo ocurre con la aparición. Con el cambio de cuerpos y, en definitiva, con todos los nuevos actores. Incluso el órgano mutante podría no jugar a nuestro favor.

Como decimos, es algo muy habitual. Por tanto, este sobre comienza a tener un sentido a partir de esa segunda competición. En el momento en que bajemos cartas atendiendo a una estrategia. En el que analicemos la situación antes de jugar algo.

Ya podremos ejecutar un golpe maestro, con un robo en el instante en que más duele. Con un trasplante cuando alguien esté a punto de proclamarse vencedor. Con un cambio de cuerpos capaz de dar la vuelta por completo a la partida.

Virus! Halloween

La aparición nos dará algo de ventaja si no quitamos ojo de los descartes y el experimento fallido hará las funciones de ese virus o medicina que parece que nunca llega. Sin duda, la estrella será el truco o trato. No podía ser menos.

Mientras esté presente, no podremos ganar. Lo que sí es posible es crearse un camino para generar confianza en los demás y pasarlo al rival cuando menos lo espere. A cambio, tendremos que curar, vacunar o inmunizar uno de sus órganos. ¿Cuándo se ha visto eso?

Esa ventaja hacia el prójimo tiene que hacer que merezca la pena. Las meteduras de pata pueden pagarse caras. Demasiado caras.

Virus! Halloween aporta aún más interacción a las partidas y, por descontado, más maldad. Las cartas vuelan de unas zonas a otras, para bien o para mal, obligando a improvisar sobre la marcha cuando todos los planes han caído. A reinventarse.

Ningún cuerpo estará jamás seguro, sobre todo si aplicamos el despiste. Si generamos confianza para, después, dar la patada. Cuanto más duela, mejor. Si aprovechamos determinados estados de los órganos para aplicar los efectos.

¿Qué tal un experimento fallido cuando un órgano ya tiene un virus? ¿Y un robo a un corazón inmunizado? El órgano mutante, al funcionar como extra, también puede marcar la diferencia.

Tranjis Games

Esperar el momento exacto implica entrar en conflicto con un espacio de la mano limitado, algo que muchos jugadores seguirán valorando. Tanto a dos como a seis sacaremos el máximo provecho a todas las cartas, pero conforme aumenta el número de jugadores, más divertida es la experiencia.

No menos importante es la estética. Tranjis Games vuelve a apostar por David GJ, con su impecable trabajo. El ilustrador del juego original y de la primera expansión sorprende con unas ilustraciones divertidas. Lejos de aterrorizar, muestran la esencia de Halloween de una forma desenfadada.

Son completamente fieles a todas las anteriores, de ahí que no desentonen en absoluto. Sus trazos pueden parecer simples, pero rebosan vida con sus expresiones, capaces de denotar sus intenciones. Al salirse de los marcos.

Virus! Halloween, con este acertado formato, invita a soñar con contenido para un futuro. ¿Virus! Navidad? ¿Virus! Summer Edition? ¿Virus! Carnaval? Por lo pronto, es de agradecer que las editoriales nos animen este 31 de octubre atípico con jugosas novedades.

Virus! Halloween

Las celebraciones de otros años se transforman. Los planes cambian. No iremos a pedir caramelos, ni acudiremos a grandes fiestas, pero no sería justo que los monstruos desapareciesen de la noche más terrorífica del año.

Independientemente de que tengamos niños o no en casa, no está de más alejarnos un poco de la dura realidad. Una tarde de juegos de mesa terroríficos, un maratón de películas y, por supuesto, el capricho de cenar dulces por una noche, seguro que son capaces de animar a más de uno.

 

COMPONENTES DE VIRUS! HALLOWEEN

  • 11 Cartas de tratamiento
  • Carta de órgano
  • 2 Cartas de reglas (castellano)
  • Carta de acceso a otros idiomas