We Can Play, las mujeres que cambiaron el mundo

We Can Play

Este mes de abril, We Can Play llegará a Kickstarter. Se presenta como un juego de cartas protagonizado por mujeres. Concretamente, por aquéllas que cambiaron el mundo y que, a pesar de ello, continúan siendo olvidadas por la historia.

 

¿QUÉ ENCONTRAREMOS EN WE CAN PLAY?

A la espera de su estreno en la plataforma de búsqueda de financiación, previsto para las próximas semanas, sus responsables concretan los detalles del proyecto. Corre a cargo de Julia Johansson y Albert Pinilla, con ilustraciones del segundo.

Es un juego de cartas en castellano, catalán, inglés y sueco, donde descubrir las grandes historias de diferentes mujeres. Podrá disfrutarse entre 2 y 5 jugadores, desde los 10 años.

El reto tomará la forma de 86 cartas ilustradas de Cleopatra, Artemisia Gentileschi, Ada Lovelace, Marie Curie, Nina Simone, Rosa Parks y Malala Yousafzai, entre otras. Con una mecánica que recuerda a Timeline, la misión será crear una línea cronológica con siete cartas. El primero en conseguirlo se convertirá en el vencedor.

We Can Play

Como señalan sus creadores, el riesgo estará presente. Así, avanzar más rápido podría suponer perder las cartas. Tras apilarlas todas, de tal forma que su fecha no sea visible, comenzará la partida.

Cada jugador tomará la primera carta, la volteará y la colocará en su lado de la mesa. Mostrará la fecha del suceso representado, funcionando como carta de referencia.

Durante su turno, leerá la carta superior del mazo para añadirla a un lado o a otro de su línea cronológica. Se comprueba para ver si es correcto. De ser así, el participante podrá ceder el turno al siguiente o colocar una nueva carta. Con la segunda opción, perderá todas si se equivoca.

En caso de que la primera colocación fuese incorrecta, retira la carta y pasa el turno. Las cartas anónimas forman parte de la experiencia, con la posibilidad de reducir el riesgo de perderlo todo.

Su precio durante la campaña será de 20 euros, con descuento para los más rápidos. Los 20 primeros mecenas obtendrán, además, una carta personalizada. Necesitará recaudar 7.000 euros para convertirse en una realidad, con una fecha prevista para antes de diciembre.