Así es Camel Up, nominado a los Spiel des Jahres 2014

La categoría ‘Mejor Juego del Año 2014’ de los prestigiosos Spiel des Jahres tiene a tres nominados: Splendor, Concept y Camel Up. Ya os hablamos de Splendor y de Concept y ahora le llega el turno a Camel Up. Se trata de un juego de mesa que nos sitúa en medio de una carrera de apuestas… ¡de camellos!

Camel Up

SER EL MÁS RICO EN CAMEL UP

Camel Up nos sumerge en partidas de 2 a 8 jugadores, de 20 minutos de duración. El objetivo es muy sencillo: ser el jugador con más dinero al final de la partida. Durante el juego, nos convertimos en miembros de la alta sociedad egipcia y para divertirnos (y aumentar aún más nuestro patrimonio), decidimos acudir a una carrera de camellos para apostar por nuestro preferido.

En ella, conseguiremos ser los más ricos si el camello elegido resulta ser el ganador. Para intentarlo, existen dos opciones: apostar rápidamente por el camello que creemos que va a ganar (nos dará grandes cantidades de dinero si resulta ser el ganador) o esperar a ver como avanza la carrera y apostar más tarde (nos llevaremos menos dinero si gana, pero no es una mala opción, ya que las carreras son bastante imprevisibles y en caso de que apostemos por el equivocado, perderemos una buena suma).

Las apuestas se realizan a través de las cinco cartas de apuesta que posee cada jugador. Sin embargo, no es lo único que se podrá hacer en Camel Up. Teniendo en cuenta que cada camello sólo mueve una vez por etapa y que la partida se divide en etapas marcadas por el movimiento de los camellos, en su turno, un jugador podrá llevar a cabo una acción. Puede apostar con sus cartas, utilizar una loseta de desierto o espejismo, lanzar un dado de la pirámide central del tablero o coger una loseta de apuesta de etapa.

Camel Up Tablero

Utilizar una loseta de desierto o espejismo implica que el propietario del camello que cae en esta loseta gane una moneda. Además, los camellos avanzarán una casilla, en caso de que se trate de un oasis o retrocederán si se trata de un espejismo. Por otro lado, lanzar un dado de la pirámide nos dará una moneda al finalizar la etapa y nos permitirá mover a un camello un determinado número de casillas. El número de casillas y el camello se decidirán al mover la pirámide en 3D del tablero, ya que en su interior hay varios dados, en relación a los colores de los camellos.

Por último, coger una loseta de apuesta de etapa nos permite ganar dinero de una manera rápida, aunque también nos hace perderlo muy fácilmente. Cada camello consta de tres losetas, con recompensas de dos, tres y cinco monedas. Esto hace que consigamos más monedas si apostamos pronto.

En definitiva, Camel Up es un juego de estrategia y de riesgo, que nos ofrece libertad para decidir si arriesgarlo todo para ganar mucho o para obtener pequeñas cantidades de dinero poco a poco. Además de su jugabilidad, destacan sus componentes de calidad, entre los que llaman la atención las figuras de los camellos (que se pueden apilar unas encima de otras) y la pirámide del tablero en tres dimensiones, utilizada a modo de cubilete.