Fantasma Blitz: Las 12 menos 5, la novedad más loca del verano

Se ha hecho esperar, pero ha merecido la pena. Fantasma Blitz: Las 12 menos 5 ha llegado a las tiendas en una edición en castellano, catalán y portugués, de la mano de Devir. En esta ocasión son nueve los objetos protagonistas, por lo que la locura, el caos, la presión y por supuesto la diversión están aseguradas. ¿Estamos ante el que podría ser el juego del verano?

Fantasma Blitz Las 12 menos 5

¿CÓMO ES FANTASMA BLITZ: LAS 12 MENOS 5?

Fantasma Blitz: Las 12 menos 5 es el nuevo juego de la serie Fantasma Blitz, de 2 a 8 jugadores, con partidas de 20 a 30 minutos de duración. En su interior, encontramos unas sencillas instrucciones, 63 cartas y nueve preciosos objetos de madera (el fantasma Balduino, una lechuza, un reloj, un frasco, un espejo, una linterna, un sombrero de copa, una llave y un murciélago).

Al igual que en el juego original, el objetivo es coger (o nombrar) el objeto correspondiente de cada carta de la manera más rápida posible. Aquel jugador que sea el primero en hacerlo, se llevará la carta. Cuanto éstas se terminen, el que tenga más cartas acumuladas se convertirá en el ganador de la partida. Sin embargo, existen nuevas reglas que aportan una mayor diversión y un incremento en la dificultad.

Fantasma Blitz Las 12 menos 5

UNA PARTIDA A FANTASMA BLITZ: LAS 12 MENOS 5

Tras colocar los nueve objetos en el centro de la mesa y las cartas barajadas, comienza la partida. El jugador que más recientemente se haya mirado a un espejo, levantará la primera carta. Todos los jugador deberán competir por ser los más rápidos en coger el objeto, atendiendo a las reglas básicas.

Si en la carta aparece representado un objeto con su misma forma y color, habrá que agarrar ese objeto. Por su parte, si ninguno coincide en forma ni en color, hay que ir a por ese que no aparezca ni en color ni en forma. Sin embargo, Fantasma Blitz: Las 12 menos 5 incorpora nuevas y divertidísimas reglas.

Así, en el momento en que aparezcan en la carta el fantasma y el reloj, se deberá decir la hora que aparece, llevándose la carta el jugador más rápido. Además, se pueden añadir otras reglas adicionales. Cuando aparezca un espejo, habrá que coger el objeto que aparezca reflejado en él, sin importar el color; si es la lechuza la que sale en la carta, habrá que decir el nombre del objeto correcto (en lugar de cogerlo). Para complicar aún más las cosas, si en la carta aparecen una lechuza y un espejo, habrá que decir el color del objeto reflejado.

Cuando un jugador acierte con el objeto, colocará la carta boca abajo y se procederá a levantar la siguiente y así sucesivamente. El jugador que haya acumulado más cartas cuando se terminen será el ganador de la partida, pero esto llevará su tiempo, puesto que también se pierden cartas cuando nos equivocamos en cualquier mínimo detalle.

Nuevas reglas (las 12 menos 5, espejito espejito, la lechuza charlatana y la lechuza se mira en el espejo).
Nuevas reglas (las 12 menos 5, espejito espejito, la lechuza charlatana y la lechuza se mira en el espejo).

CONCLUSIONES

Lo primero que llama la atención al ver Fantasma Blitz: Las 12 menos 15 es el tamaño de su caja. En comparación con los anteriores juegos, ésta ha aumentado de forma considerable. Esto está justificado, ya que las nuevas figuras merecen su espacio.

Su precio, que oscila los 25 euros, también se justifica por los materiales de su interior. El mazo de cartas es bastante grande, dando lugar a partidas más largas, pero si por algo merece la pena es por sus adorables objetos. Así, no encontramos una caja vacía, sino todo lo contrario, con una perfecta estética que respeta el humor y el colorido de sus antecesores.

Sí, las comparaciones con los otros juegos se hacen inevitables, pero para bien. Por tanto, ¿merece la pena comprarlo aunque tengamos ya los anteriores? La respuesta es sí, ya que sus reglas adicionales lo convierten en un juego con grandes diferencias y más diversión.

Estas reglas hacen que no estemos ante un juego fácil. Sus instrucciones son muy sencillas de entender, pero será algo complicado familiarizarnos con las novedades en las primeras partidas, sobre todo si queremos aplicarlas todas a la vez. Sin embargo, esta dificultad a la hora de recordar si había que coger el objeto que aparece, el que no, decir su nombre, gritar la hora, nombrar el color o coger el objeto reflejado es su principal atractivo.

Con todo ello, estamos ante una novedad sorprendente, ideal para jugarla con un buen número de personas en las reuniones de amigos. La rapidez y la agilidad mental resultan claves, pero no es necesario ser un gran experto en juegos de mesa para disfrutarlo. Así, Fantasma Blitz: Las 12 menos 5 podría ser uno de los juegos más divertidos y alocados que hayan salido a la venta este verano y podremos jugarlo y rejugarlo sin que llegue a cansarnos.