Así será Alquimistas, la próxima novedad de Devir

Devir ha querido que empecemos el año con buen pie y al lanzamiento de Firefly se le une el de Alquimistas, adaptación al castellano de Alchemists. Se trata de un juego de tablero que pone a los jugadores en la piel de un alquimista, que deberá mezclar todo tipo de sustancias para dar con la poción correcta.

Alchemists juego

TABLERO Y APLICACIÓN PARA MÓVILES

Alquimistas es un juego de 2 a 4 jugadores, con partidas de 120 minutos y cuyo lanzamiento en castellano está previsto para el próximo mes de febrero, tal y como ha confirmado la misma compañía a través de Facebook. Su precio de venta será de 45 euros y se complementa con su aplicación para móviles.

A través de ella, los jugadores desarrollan combinaciones para crear pociones, evitándose las repeticiones entre sustancias. Sin embargo, también ofrece la posibilidad de jugar sin el móvil aunque, en este caso, será necesario que uno de los jugadores asuma el papel de juez.

Como alquimistas, cada jugador cuenta con su propio laboratorio con tableros individuales, hoja para anotaciones y caldero. En él, se mezclarán ingredientes en secreto y se anotarán las deducciones a partir de los experimentos. Todo con el objetivo de ser el alquimista con más puntos de reputación una vez terminada la partida.

Para ello, el tablero de juego cuenta con diferentes acciones, como comprar y vender ingredientes, adquirir héroes o vender pociones a determinados personajes a cambio de dinero (cuidado con darles una poción que no piden). Por su parte, permite hacer experimentos con estudiantes o con uno mismo.

Alquimistas juego

Al darle de beber una poción a un estudiante y, con la ayuda de la cámara de la aplicación, obtendremos una conclusión. Es decir, al unir varios ingredientes podremos obtener un resultado: rojo positivo, rojo negativo, azul positivo, azul negativo, verde positivo o verde negativo. La respuesta quedará marcada en el laboratorio obteniéndose la ficha correspondiente y, aunque pueden verla todos, se mantendrán en secreto los ingredientes que la han producido, así como las conclusiones. La parte mala es que, si el resultado es negativo, el estudiante solo aceptará beberse una nueva poción a cambio de dinero.

Si no queremos pagarle o no queremos acabar con su vida, siempre se puede optar por beberse una poción uno mismo. La mecánica a seguir es la misma solo que, en este caso, si el resultado es negativo, el jugador puede paralizarse, perder reputación o acabar en el hospital. En el momento en que vayamos teniendo varias ideas claras, es posible publicar una teoría o refutar otra de un rival.

Para publicar una teoría basta con pagar al editor y con colocar el resultado en su respectivo lugar del tablero. Esta teoría genera reputación y puede ser apoyada por otros jugadores. Por el contrario, para refutar una teoría (y hacerle perder reputación a un rival) es necesario demostrar por qué es falsa.

La partida se desarrolla en diferentes turnos, en los cuales los jugadores realizarán las acciones que puedan. En el momento en que se termine el último turno, se verifican todas las teorías, nuevamente con la aplicación del juego. Es en este momento cuando se gana o se pierde más reputación y se procede al recuento final. El alquimista que haya deducido de la manera más inteligente y haya aprovechado sus cualidades para ganar más reputación se convertirá en el ganador.

Alquimistas cuenta con dos modalidades diferentes en función de su dificultad, que proporcionan partidas completas y con mucha libertad de decisión. A la espera de que el juego se ponga a la venta en castellano, os recomendamos echarle un ojo al Mag TV de nuestros amigos de 5 Minutos por Juego, en el que se explica una partida a la perfección.