SOM el que decidim!, la relación entre Cataluña y España en un juego de cartas

Las relaciones entre Cataluña y España acostumbran a ser las protagonistas diarias en buena parte de los medios de comunicación y, ahora, se convierten en el tema principal del juego SOM el que decidim!

¿Cuáles son las debilidades de la autonomía? ¿Es preferible una cohesión social o una sociedad de recortes? ¿Qué puntos a favor y en contra tiene la celebración de la consulta? A lo largo de las partidas, los jugadores se enfrentan a estas preguntas, con el objetivo de entender la situación que se vive en Cataluña.

som el que decidim!

ASÍ ES SOM EL QUE DECIDIM!

SOM el que decidim! es un juego de cartas, de 1 a 4 jugadores, con partidas de 5 a 45 minutos de duración. Creado por Ferran Anglès y con ilustraciones de Teo Perea, ya se encuentra a la venta de la mano de Singular Games (creadores de Gaudim Barcelona).

En total incluye tres modalidades de juego diferentes y tres niveles distintos de grado de centralismo, que proporcionan experiencias de juego con más o menos dificultad, en función del tipo de jugadores que lo disfruten. A través de una mecánica de juego cooperativa y competitiva (“coopetitiva”, en palabras de sus creadores), existen tres finales diferentes.

La partida termina si los jugadores reúnen las cuatro cartas de urna que conforman la celebración de la consulta, si el Estado español no puede cumplir con algún pago o si un jugador no puede pagar impuestos. En los dos primeros casos, ganará aquel jugador con el mayor número de discos de participación democrática. En el tercero, todos perderán la partida, ya que la Generalitat es intervenida por el Estado español.

som el que decidim joc
Cartas de urna.

UNA PARTIDA A SOM EL QUE DECIDIM!

Las tres modalidades de juego de SOM el que decidim! comparten las mismas reglas, aunque en las dos de más dificultad entran en juego los discos de gestión pública en su cara de infraestructuras y servicios, así como el efecto de todas las cartas, suponiendo un mayor pago de impuestos. Es en la modalidad más compleja en la que pueden producirse elecciones anticipadas o mociones de censura.

Para iniciarse en el juego o para partidas con niños, es recomendable comenzar con la modalidad Balanzas Fiscales. Antes de empezar, se forma el mapa de Cataluña con las cartas boca abajo, excepto las cartas Concentració Nacional e Hisenda Espanyola. Cada jugador coloca su peón en la carta Concentració Nacional y recibe dos monedas de dos euros y dos de un euro. Los discos de participación democrática también se colocan en esta carta, mientras que las monedas van a parar a la casilla de Hisenda Espanyola.

El jugador en turno estará marcado con la ficha de la Generalitat y llevará a cabo cuatro acciones, que se repetirán hasta que se cumpla una de las tres condiciones para el final de la partida: encuentro de las cuatro cartas de la celebración de la consulta, arruinamiento de un jugador o de España. Tributación es la primera de estas acciones y obliga a depositar un euro en la carta Hisenda Espanyola, mientras que el jugador marcado con la Generalitat deberá abonar dos euros.

A continuación, se produce la Transferencia. El jugador en turno tira el dado para saber qué cantidad de dinero recibe del Estado Español, en calidad de las transferencias aprobadas por el Estado. Tras esto, se produce la Cohesión Social. Esta acción está pensada para redistribuir los discos de participación democrática entre los ciudadanos. Por cada moneda de un euro pagada a alguien, el jugador en turno recibirá un disco de participación democrática de ese mismo jugador. Por cada moneda de dos euros, podrá arrebatarle dos discos.

Por último, se produce la Acción Ciudadana. En este momento, se moverá el jugador que se indique en la tirada del dado de la segunda acción (Transferencia) a una casilla adyacente. Ese jugador levantará la carta sobre la que caiga. Si se trata de una carta de Cataluña, podrá seguir avanzando; si es una carta del mundo, su desplazamiento se detiene; si cae en una casilla de urna, detiene su desplazamiento y la aparta a un lado, para formar las cuatro; si se trata de una carta de España, detiene su desplazamiento y, además, se barajan todas las cartas de Cataluña y de urna.

Además, algunas cartas poseen diferentes símbolos y, en función de la modalidad escogida se aplicarán o no. Estos símbolos permiten obtener un dinero extra, pagar los impuestos a la Agència Tributària Catalana, en lugar de al Estado español y aplicar el Euro por Receta o el Impuesto de Sucesiones. Una vez realizadas estas acciones, pasa el turno al siguiente jugador y así sucesivamente. Así, en caso de que todos los jugadores cumplan con el objetivo establecido, el ganador será aquel con el mayor número de discos de participación democrática.

Secuencia de turno de cada jugador.
Secuencia de turno de cada jugador.

CONCLUSIONES DEL JUEGO

SOM el que decidim! se caracteriza por sus sencillas reglas y por sus distintos niveles de dificultad, que convierten este juego de cartas en una apuesta para todo tipo de personas. Sus componentes llenan la mesa de colorido y de actualidad, reflejando la situación que se vive en estos momentos entre Cataluña y España.

Este juego se presenta con el objetivo de entender qué está pasando en Cataluña en el plano social, económico y político. Sin embargo, el hecho de que los jugadores solo alcancen la victoria si se celebra la consulta o si España no puede pagar a la Generalitat, produciéndose una Declaración Unilateral de Independencia, puede convertirse en un punto subjetivo que no termine de gustar a determinados jugadores.

Así, SOM el que decidim! está repleto de detalles no recomendados para todo tipo de pensamientos. Pero hay que tener claro que es un juego y, además, divertido, entretenido, propicio a generar debates y con una mecánica de juego y un argumento originales, ya que no es sencillo encontrar una apuesta como ésta, que Singular Games se ha atrevido a plasmar.

Es por ello que sus elementos cooperativos y competitivos obligan a cambiar de estrategia por momentos, puesto que, una vez que se tiene claro que todos los jugadores pueden alcanzar la victoria, es preciso comenzar la lucha contra los demás, ¿o es recomendable empezar la competición desde un principio? Por último, su pequeña caja, también bastante diferente al resto, convierte su transporte en una tarea sencilla, que permite trasladar dos territorios en el mismo bolsillo.

Discos de gestión pública: infraestructuras, servicios y monedas.
Discos de gestión pública: infraestructuras, servicios y monedas.

COMPONENTES

  • 38 Cartas de Juego
  • 4 Personajes con Peana
  • 24 Discos de Gestión Pública a Doble Cara
  • 12 Discos de Participación Democrática
  • Dado con Pegatinas
  • Marcador de la Generalitat con Peana
  • 4 Cartas con Instrucciones
  • Instrucciones en Catalán y Castellano