Isilendor Games y Vorpalia confirman la publicación de Dice Drivin

Rodrigo González, creador de Omertà, El Poder de la Mafia, de Sayrun (a la venta próximamente) y de No Time For Heroes, ha anunciado el que será su próximo juego de mesa. Se trata de Dice Drivin, una apuesta protagonizada por los coches de carreras.

Dice Drivin

CARTAS, FICHAS Y DADOS PERSONALIZADOS

Rodrigo González, a través de su blog Isilendor Games (dedicado a sus proyectos), ha sido el encargado de confirmar esta novedad, junto a Vorpalia. La editorial, conocida por la publicación de Instant Dungeon, se encargará de dar vida al juego de mesa.

Por ahora, son pocos los detalles que se conocen de él. Así, sabemos que Dice Drivin será un juego de mesa para hasta cuatro jugadores, ambientado en las carreras de coches. Los jugadores se pondrán en la piel de conductores de distintos turismos, que tratan de hacerse con la victoria o, en su defecto, con un buen puesto en el pódium.

Definido por su autor como “rápido y manejable”, cuenta con muy pocas cartas para dar el máximo protagonismo a las fichas y a los dados. Mientras que las cartas se utilizarán para formar los circuitos, dando lugar a partidas diferentes unas a otras, las fichas tendrán forma de coche. Por su parte, los dados serán personalizados, ya que contarán con símbolos que influirán en el movimiento de los mismos vehículos.

Dice Drivin será un juego de bolsillo repleto de competición y en el que resultará imprescindible una correcta gestión de las capacidades de los turismos. Esto implica dar el máximo, aunque solo cuando sea necesario. Aún no cuenta con fecha de lanzamiento, pero ya se encuentran trabajando en él por lo que se espera que muy pronto vea la luz. Desde su recién creada página de Facebook se irán dando a conocer las novedades.

Otro juego de bolsillo que compartirá temática será RallyRas, que verá la luz en diciembre de este mismo año de la mano de darbel. Sin embargo, sus reglas serán muy diferentes entre sí, puesto que en este último primará la comunicación entre piloto y copiloto. ¡A calentar motores!