No Time For Heroes incorpora su modalidad para un jugador

Holocubierta ha puesto a disposición de todos los jugadores de No Time For Heroes su modo solitario. En él, un único jugador se enfrenta a las tropas de Krantor en busca de un reconocimiento en el reino. En función de su éxito, podrá ser nombrado cazador audaz o caudillo de Isilendor, aunque antes deberá acabar con todos y cada uno de los enemigos…

MODO SOLITARIO PARA NO TIME FOR HEROES

No Time For Heroes es un juego de cartas de 2 a 4 participantes, con partidas de 30 a 40 minutos de duración. Creado por Rodrigo González, ya se encuentra a la venta de la mano de Holocubierta. En él, un grupo de héroes se enfrenta a la horda de Krantor para devolver la paz al reino.

Durante su turno, cada uno llevará a cabo una fase de ataque a los enemigos, con su correspondiente respuesta. Además, podrá comprar nuevas cartas para añadir a su mazo. Aunque el objetivo común es derrotar a todos los enemigos, incluido el jefe final, el ganador será el que haya obtenido más puntos de gloria como resultado de los monstruos derrotados.

Tal y como había prometido Holocubierta a través de las redes sociales, este reto ya cuenta con modalidad para un jugador. En ella, un solo participante se enfrenta a todos los enemigos y, aunque no cuente con otros jugadores como aliados, sí que podrá recurrir a los héroes a la hora de combatir.

La principal diferencia en cuanto a su preparación reside en que el mazo de huestes estará formado por 22 cartas más el jefe final (se excluyen aquéllas cuyo valor de fortaleza sea de dos). Tras escoger un héroe, se obtiene su correspondiente mazo, con cuatro cartas como mano inicial, y seis monedas. El mercado estará compuesto por cinco cartas, a elección del jugador, que no se repondrán.

No Time For Heroes cartas

Respecto al escenario, se  extraen las cartas Lágrimas de Aradiel y Yermo de Cemenmar. Se desvela la primera del mazo y se coloca una moneda sobre él. De esta forma, cada vez que se produzca un cambio de escenario, el jugador podrá quedarse con la moneda.

El campo de batalla volverá a estar formado por tres cartas. A la hora de escoger el apoyo de otros héroes, para contar con cartas de sus respectivos mazos, será necesario pagar monedas. El primer apoyo tendrá un valor de tres, el segundo costará dos monedas más; el tercero, una adicional.

Es durante la fase de ataque, y una vez por turno, donde se puede precisar la ayuda de estos apoyos. Para ello, se escoge un mazo y se roba una carta. Ésta tendrá un coste de dos puntos de gloria o de cinco monedas. Por cada carta adicional que se desee robar se deberá abonar un punto extra o dos monedas. Sólo es posible quedarse con una carta de las robadas y, una vez utilizada, se devuelve al fondo de su respectivo mazo.

La partida finaliza en el momento en que todos los enemigos sean derrotados o cuando el héroe se quede sin vida, como consecuencia de las heridas recibidas. Sólo en el primer caso, el enfrentamiento habrá sido un éxito. El jugador sumará puntos de gloria por sus cartas sobrantes en la mano y en el mazo, por las fichas obtenidas, por las monedas de oro y por las heridas no recibidas.

En función de la puntuación, será considerado un cazador audaz, el guardián de los justos, el terror de la horda o el caudillo de Isilendor. Sus reglas completas pueden consultarse y descargarse a través de su web oficial. Desde Holocubierta confirman que ya están trabajando en un nuevo modo, de 2 a 4 jugadores, que hará las delicias de los jugadores con pasado rolero.