Castlecards llegará a las tiendas en febrero

Castlecards está a pocos días de su llegada a las tiendas, tal y como informa Invedars. La editorial anuncia que será el próximo mes de febrero cuando su juego se ponga a la venta, tras ser enviado a todos los particulares y tiendas que participaron en su campaña de búsqueda de financiación en Verkami.

 

LA GUERRA ENTRE TERRITORIOS

Alberto Cano, autor de Castlecards, lo define como “un juego de cartas de partidas rápidas donde la estrategia y la suerte se entremezclan para disputar batallas medievales”. Resume sus posibilidades en la construcción de armas, la exploración de mazmorras, la preparación de la defensa, el ataque de murallas y el asalto de castillos.

Con ilustraciones de Evelt Yanait, crea partidas de 2 a 4 jugadores y de 10 a 30 minutos de duración, con el objetivo de asaltar los castillos de los rivales. El ganador será, por tanto, el único que conserve su castillo. Sus 110 cartas de juego se estructuran en mazos de fortaleza, poblado, asedio, mazmorra y academia.

Tras crear una fortaleza para cada jugador, compuesta por un castillo y dos murallas, se reparten cinco cartas de poblado por participante. Un turno comienza con el robo de una carta de poblado y continúa con la realización de una acción, a escoger entre ocho disponibles.

1. Comprar dos cartas de poblado a cambio de una unidad de oro.

2. Explorar una mazmorra. Si el número de antorchas de las cartas de explorador supera a las antorchas de la mazmorra, haciendo alusión a los monstruos, el jugador se llevará el tesoro. Éste llega en forma de cartas de poblado.

3. Realizar un ataque a una muralla. Tras elegir la muralla en cuestión, se comparan sus escudos con las espadas del ejército seleccionado para el ataque. Si el número de espadas es mayor, se gira la carta en cuestión, y el atacante obtiene una carta de poblado como botín. El defensor puede recurrir a cartas del mazo de academia para frenar el ataque.

Debe tenerse en cuenta que un castillo no podrá asaltarse mientras tenga murallas que lo protejan, por lo que se hace necesario eliminar antes esas murallas.

4. Realizar un ataque nocturno. Se recurre a la carta Noche, que tapará las cartas empleadas por el atacante. En este “ataque a oscuras”, el defensor no sabrá cuántos símbolos de espada debe superar.

5. Defenderse. Se coloca un arquero o un soldado al pie de una muralla o del castillo, para mejorar su defensa. Esta acción también permite recuperar uno de estos defensores.

6. Construir un arma de asedio. En el mazo de asedio aparecen armas de asalto, aunque también es posible construirlas reuniendo cuatro cartas de constructor.

7. Conseguir una carta de academia, a cambio de un duque y dos oros o dos oros y un duque.

8. Jugar la carta de rey para realizar dos acciones consecutivas.

Fuera de su turno, los jugadores pueden utilizar al ladrón, apoyar un ataque iniciado por otro participante o repelerlo, mediante cartas de academia. El primero permite llevarse el oro jugado en la mesa. Esta mecánica se repite hasta que todos los castillos hayan sido asaltados, a excepción de uno.

Castlecards crea una competición basada en la interacción constante entre jugadores y en un sistema de alianzas y traiciones, con intereses ocultos. Varios jugadores pueden apoyarse en los ataques y, llegado el momento, empezar a destruir sus murallas. Aquellos participantes que hayan perdido sus castillos pueden seguir ejerciendo su influencia en el juego.

Además de confirmar la fecha de lanzamiento de este juego de mesa, Invedars explica que siguen trabajando en el desarrollo de Cthulhu Crusades. La editorial también prepara un nuevo juego llamado Narcos, basado en el cartel de Pablo Escobar