Viravi pone fecha a Cargolino Valentino

El 2017 empieza bien para Eugeni Castaño. Hace unos días supimos que su juego, Ticket To Mars, sería una realidad el próximo mes de abril, de la mano de GDM Games. Es ahora cuando Viravi Edicions pone fecha de lanzamiento a Cargolino Valentino, su otra creación.

 

PREMIO AL CARACOL MÁS LENTO

Cargolino Valentino llegará a las tiendas el próximo 27 de enero a un precio de 23,95 euros, tal y como confirma Viravi mediante nota de prensa. La editorial recuerda que el juego ya vio la luz en 2012, mediante una autoedición limitada, y que éste iba a ser su primer juego de mesa.

Tras un retraso de dos años debido a cambios en la maquetación, entre otros, no ha sido el primer juego de mesa de Viravi. Sin embargo, sí que formará parte de su catálogo en unos días, mediante una edición renovada. “Se han intoducido un par de cambios en las reglas que hacen el juego más ágil y divertido”, explican sus responsables.

Con Eugeni Castaño como autor, su diseño y maquetación corren a cargo de Chechu Nieto y Xavier Carrascosa. Todos ellos crean un juego competitivo, de 2 a 6 participantes y con partidas de 20 minutos de duración. Englobado como juego familiar, tiene en los cinco años su edad mínima recomendada.

Esta novedad traslada a sus jugadores a una carrera de caracoles. A través de una mecánica sencilla e intuitiva, cada uno recibe una tarjeta, cuyo color servirá para identificar a su caracol durante toda la carrera y que deberá permanecer oculta ante los demás. El objetivo de Cargolino Valentino es ser el jugador más lento, por lo tanto, conviene quedarse lo más alejado posible de la línea de meta.

El jugador inicial lanza los cuatro dados, que cuentan con las seis colores de los caracoles. Escoge uno y avanza el caracol cuyo color coincida con ese resultado o un caracol que se encuentre en una casilla del color en cuestión. El siguiente participante repite esta mecánica, y así sucesivamente.

Todos tratarán de no mover su caracol, a la vez que intentan que los demás no descubran su identidad poniendo en práctica el arte del despiste (hacerlo supondría que se buscase adelantar a ese molusco a toda costa). Cuando uno de ellos llegue a la línea de meta, la partida habrá finalizado.

Se desvelan las fichas iniciales y cada jugador recibe puntos, en forma de fichas de caparazón, en función de la posición de su caracol. Estar más alejado de la meta supone recibir una mayor cantidad. El jugador con más puntos será el ganador de la competición, aunque es recomendable jugar varias carreras para proceder al recuento total.

 

COMPONENTES DE CARGOLINO VALENTINO

  • 60 Fichas de Caparazón
  • 6 Tarjetas de Caracol
  • 6 Figuras de Caracol (con peana)
  • 4 Dados Multicolor
  • Tablero de Juego
  • Instrucciones (castellano, catalán, inglés, francés, alemán e italiano)