Jugamos con Josep M. Allué, reconocido autor de juegos de mesa

En menos de un año, Josep M. Allué ha obtenido dos galardones. Durante el pasado Festival Internacional de Juegos de Córdoba, se hizo con el premio al Autor del Juego Español del Año, concedido por Jugamos Todos, por su Capitán Flint.

Hace unas semanas, volvía de Cannes con otro premio bajo el brazo, el As’Or Infantil, compartido con Víktor Bautista i Roca por la autoría de El cuco Kiko estrena nido. Sin embargo, sus éxitos no se limitan exclusivamente a estos premios. También conocido por ser el autor con las camisas más divertidas, cuenta con un amplio catálogo de juegos de mesa a sus espaldas.

Shinobi, Dragones y Gallinas, Tornado Ellie, On The Top o Ide4s son sólo algunos de sus proyectos convertidos en realidad, con los que ha conquistado a cientos de jugadores de todas las edades, tanto nacional como internacionalmente. No es para menos, ya que la diversión y la locura acostumbran a definir todos sus trabajos.

Él mismo nos habla de ese recién galardonado El cuco Kiko estrena nido, de sus experiencias como autor, de sus metas y de sus próximos proyectos. Además, nos desvela algunas de las locas ideas que pasan por su libreta.

 

Consola y Tablero: En primer lugar, enhorabuena por el galardón. No siempre se puede presumir de tener un As d’Or en la estantería, o escondido en algún otro lugar de la casa…

Josep M. Allué: Pues como mínimo yo no, ¡muchas gracias! Aunque éste es el segundo premio que gano, pues en el Festival de Córdoba me premiaron como Autor del Juego Español del Año por Capitán Flint. ¡Estoy en racha!

Josep M. Allué y Víktor Bautista, ganadores del As’dOr Infantil 2017.

Consola y Tablero: En la categoría de juegos infantiles, El cuco Kiko estrena nido estaba nominado junto a Stone Age Junior y Animouv, otras dos cuidadas joyas. ¿Cuál crees que es la clave para que vuestro juego haya resultado ser el ganador?

Josep M. Allué: Creo que tiene algo que buscan la mayoría de editoriales y que ellas llaman con distintos nombres, pero el que más me gusta a mí es “el efecto ¡OH!”.

Esto es, un juego que tú no puedes pasar por una mesa donde se esté jugando y no pararte a mirar de qué va eso con cara de curiosidad. Además, creo que es emocionante, bonito y divertido para niños y adultos, y todo junto, pues inclinó la balanza hasta él.

Consola y Tablero: En su presentación, descubrimos que estábamos ante un juego de habilidad y equilibrio, protagonizado por palitos de colores y huevos. Estos componentes no suelen ser habituales en los juegos de mesa. ¿Cómo surgió la idea de recurrir a ellos?

Josep M. Allué: Pues la verdad es que jugueteando con una pila de materiales diversos que guardo en cajas para inventar juegos. Estuvimos Víktor Bautista y yo amontonándolos, apilándolos e imaginando con un montón de materiales inverosímiles y, al final, salió la idea del nido. Creo que literalmente fue un juego diseñado más con las manos que con la cabeza.

Consola y Tablero: Por supuesto, no podemos quitarle méritos a esa querida cuco, que sólo buscaba poner sus huevos en un lugar seguro. ¿Cómo lleva el hecho de empezar a convertirse en una estrella?

Josep M. Allué: La verdad es que el cuco es un pájaro bastante canalla. En la naturaleza pone sus huevos en los nidos de otros pájaros y en cuanto eclosiona el pollo tira fuera los de los padres originales. Por lo visto, los pájaros no son muy listos que digamos y lo alimentan como si fuera suyo. Así que vaya, como que no es el mejor pájaro del mundo. El de nuestro juego es mucho más simpático e inofensivo y la ilustradora, Gabriela Silveira, le ha dado un aire muy divertido, creo.

 

El cuco Kiko estrena nido.

Consola y Tablero: Capitán Flint, Dragones y Gallinas, Shinobi, Fakes, Mimic y Tornado Ellie son sólo algunos de tus juegos de mesa publicados, definidos como juegos familiares. ¿Qué te lleva a desarrollar títulos para que los más pequeños puedan disfrutarlos?

Josep M. Allué: Me gusta hacer juegos que puedan ser disfrutados por el máximo número de personas, sin importar la edad, porque creo que es lo bonito del jugar, que se disfruta con familiares, amigos o gente que va a serlo. Y por eso me gusta hacerlos para un público lo más amplio posible. Mi ideal son juegos que puedan jugar juntos mis padres y mis hijas.

Consola y Tablero: La sencillez acostumbra a ser la clave en todos ellos. Sin embargo, la temática cambia de unos a otros. ¿De dónde sacas ideas tan diferentes unas de otras?

Josep M. Allué: Pues la verdad es que llevo una libreta siempre encima donde, además de las ideas para dinámicas, apunto los temas que me gustan por un motivo u otro y que me voy encontrando en fotos, reportajes, libros… Tiene anotaciones como “peces abisales”, “tienda de mostazas”, “asesinos torpes”, “escaparate de pastelería”… Todo muy serio y sesudo.

Consola y Tablero: Ahora que las gallinas y los loros no nos leen. ¿Nos cuentas cuál de todos ellos es tu ojito derecho?

Josep M. Allué: Uno sólo no sabría decirte, pero sí que es verdad que hay algunos a los que les tengo más cariño. Capitán Flint, porque fue casi el primero que diseñé; el Cuco Kiko por lo bonito que es y lo mucho que gusta; Dragones y Gallinas (diseñado con Dani Gómez) por las risas que provoca siempre; el Mimic por lo divertido que es…


Consola y Tablero: Ya eres considerado un autor de referencia en el mundo de los juegos de mesa. Y, de aquí a unos años, habrás sido uno de los responsables de que niños, ya convertidos en adultos, sean asiduos jugadores. ¿Una responsabilidad o un privilegio?

Josep M. Allué: Pues es un privilegio sin dudarlo, porque divertir por un rato a gente que ni conoces y están a miles de kilómetros de ti tiene algo mágico. Es como hacer su vida mejor por un ratito, acompañados de su gente. Responsabilidad no, porque es algo que haces por gusto y porque es lo que eres, no porque nadie te lo exija.

Consola y Tablero: A través de las redes sociales, vemos como tus camisas y tus juegos y prototipos suelen llenar tu maleta. Hasta que inventen el premio al “autor de juegos con las mejores camisas”, ¿cuáles son tus metas como creador?

Josep M. Allué: La verdad es que mis metas como creador son bastante inmediatas. Estoy más centrado en desarrollar nuevas ideas y que haya editoriales interesadas que en metas a largo plazo.

A largo plazo, me gustaría continuar sabiendo que hago disfrutar cada vez a más gente con mis juegos. Cuando alguien trae un juego tuyo a un encuentro sin saber que es tuyo o te dan las gracias por haber diseñado un juego que les gusta, ahí se me cumplen todas las metas de golpe.

Consola y Tablero: ¿Qué puedes contarnos de tus próximos proyectos?

Josep M. Allué: Pues los proyectos no paran nunca, el más inmediato es la presentación del juego Castellers de Devir, diseñado con Dani Gómez e ilustrado por Albert Monteys, en el Salón del Cómic de Barcelona. Y también publicará Trefl uno de mis juegos favoritos, Grande y Peludo, que es muy probable que llegue a España con alguna editorial nacional. También me gustaría que llegara la nueva edición de Baobab que ha hecho Blue Orange y que es una preciosidad.