Así son Deja-Vu y Manos ¡Arriba!, los nuevos juegos de Mercurio

Deja-Vu y Manos ¡Arriba!

Mercurio Distribuciones aumenta su catálogo de cara al verano, con dos títulos presentados a principios de año. Deja-Vu y Manos ¡Arriba! llegan a las tiendas para acompañar a los jugadores en sus planes veraniegos.

 

DEJA-VU: LA CONFIANZA EN LA MEMORIA

Deja-Vu es un juego de mesa de 2 a 6 jugadores, con partidas de 15 minutos de duración. Recomendado para mayores de 8 años, es una creación de Heinz Meister, especializado en juegos infantiles.

Esta novedad, compuesta por 36 cartas y 36 objetos, recurre a la memoria y a la concentración para alcanzar la victoria. Los participantes tendrán que confiar en su cerebro para saber qué objetos, de los mostrados en las cartas, ya han aparecido en cartas anteriores.

Deja-Vu

El objetivo es coger el objeto correcto antes que los demás. Más concretamente, el ganador será quien haya cogido más objetos al final de la partida. Tras barajar las cartas se apartan tres. Las demás se colocan en el centro de la mesa, junto a todos los objetos.

Por turnos, cada jugador levanta la primera carta y la deja en el montón de descartes para que todos memoricen los objetos que en ella aparecen. Debe tenerse en cuenta que, en todo el mazo, cada objeto se repite dos veces.

En el momento en que alguien crea haber visto un objeto por segunda vez, tendrá que cogerlo antes de los demás. Si es correcto se lo queda, mientras que un fallo se paga caro. Al tomar un objeto incorrecto, el jugador quedará eliminado de la partida.

La ronda finaliza al levantar la última carta. Se toman las tres cartas apartadas al inicio de la partida y, si alguien ha cogido un objeto que aparece en ellas, también queda eliminado. Los “supervivientes” se anotan un punto por cada objeto cogido.

 

MANOS ¡ARRIBA!: EL JUEGO DE LOS GESTOS

Manos ¡Arriba! (Hands) es un juego de mesa de 3 a 8 jugadores, con partidas de 20 minutos de duración. Es una creación de Chislaine van den Bulk, con ilustraciones de Alexandre Roche. Está recomendado para mayores de 8 años.

Mercurio lo define como un “desternillante juego para grandes grupos y familias”, capaz de proporcionar risas y piques a partes iguales. Compuesto por 78 cartas con una mano y 12 con dos manos, los gestos son los auténticos protagonistas.

Manos ¡Arriba!

No existen los turnos, puesto que todos juegan de manera simultánea. Tras mirar las cartas de su mano, cada jugador imitará el gesto de una de ellas. El objetivo es hacerse con la mayor cantidad de puntos de victoria, encontrando a otro participante que esté realizando el mismo gesto.

Una pareja encontrada equivale a un punto y se comprueba enseñando la carta de la mano y colocándola en su lado de la mesa. Ambos roban una nueva carta para continuar con la competición.

Por su parte, si alguien está realizando un gesto con las dos manos, habrá que imitarle de forma rápida. El último en hacerlo, se restará un punto, situando esa carta en su lado de la mesa. Quien haya jugado dicha carta robará una nueva.

Debe tenerse en cuenta que pueden intercambiarse cartas de la mano con otras del centro de la mesa en cualquier momento. Tras agotarse ese mazo central, y al grito de “¡Manos abajo!”, la competición finaliza para comparar puntuaciones.