Wanted 7: ¿cerveza o whisky?

Wanted 7

Golden River no es un lugar seguro. Como consecuencia de la fiebre del oro, son muchas las personas que ven amenazados sus intereses. ¿La solución? Acudir a la barra del Saloon en busca de los mejores pistoleros, capaces de brindar protección. Así es Wanted 7, juego de mesa que acaba de ponerse a la venta.

 

EN BUSCA DE LOS MEJORES PISTOLEROS

Wanted 7 es un juego de mesa de 2 a 6 jugadores, con partidas de 20 minutos de duración. Recomendado para mayores de 8 años, es una creación de Eloi Pujadas (Big Bang 13.7). Sus ilustraciones son obra de Amelia Sales (Guerra de Mitos, Dragons, Más Noches de Sangre).

GDM Games es la editorial responsable de su publicación. Su edición multiligüe, con reglas en castellano, inglés, francés y alemán y componentes independientes del idioma, ya puede adquirirse a un precio que ronda los 18 euros.

Wanted 7
Componentes de juego.

El colorido es el gran protagonista de esta novedad, junto a la rapidez, a la sencillez y a la interacción entre participantes. Con el objetivo de reunir la mejor colección de pistoleros y de anotarse la máxima puntuación, los participantes se trasladarán a un mítico Saloon.

Es en este lugar donde tratarán de ganarse el favor de todos ellos. Podrán hacerlo apostando sus mejores cartas, realizando trucos de magia o incluso en duelos a vida o muerte. Y ya se sabe. Una jarra de cerveza o un vaso de whisky puede ser más eficaz que cualquier revólver…

 

WANTED 7: UNA PARTIDA

Antes de empezar, se deja el tablero en el centro de la mesa. Las fichas de pistolero se sitúan a un lado, boca abajo, y se barajan. Se colocan en sus respectivos espacios del tablero, boca arriba, cuyo número varía en función de los participantes que compitan.

Cada jugador escoge un color. Recibe sus nueve cartas de puntuación y su marcador, a colocar en el espacio marcado con un cero en el tablero. Roba las cuatro primeras y se designa al jugador inicial. La partida comienza con una primera ronda.

Durante su turno, cada participante colocará una carta de su mano en cualquier espacio del tablero. Deberá hacerse sobre un hueco vacío o encima de otra carta cuyo valor sea inferior, anulándola. Es decir, un cuatro podrá colocarse en un espacio libre o sobre un uno, un dos o un tres. Roba una nueva carta de su mazo y pasa el turno al siguiente participante.

Wanted 7
Preparación de la partida.

Esta mecánica se repite hasta que todos agoten sus cartas o hasta que todos los espacios del tablero se hayan completado. Sin embargo, deben tenerse en cuenta las reglas de colocación de las cartas especiales.

Cartas de cerveza y de whisky. Aunque están marcadas con un uno, pueden situarse sobre cualquier otra, sin importar su valor. Para ello, su símbolo debe coincidir con el mostrado en el lado del tablero correspondiente.

Cartas de revólver. Marcadas con un dos, contienen un símbolo de revólver, por lo que eliminan la carta o grupo de cartas al que apunte.

Cartas de truco de magia. Todas ellas muestran un tres, por lo que pueden situarse sobre un uno o un dos. Al hacerlo, el jugador puede mover todo el grupo a otro espacio vacío o sobre un grupo, respetando las reglas de colocación.

Wanted 7
¡Quiero el pistolero morado!

Al finalizar la ronda, se cuentan todos los puntos de las cartas visibles, es decir, de las situadas en la parte superior de cada montón. El color que sume la mayor cantidad, conferirá a su propietario cinco puntos. Los siguientes, respetando el orden, se anotan tres, dos y uno.

A continuación, se suman los puntos extras. Aquellos jugadores cuya carta esté en la parte superior de una casilla con bonificación, se anotan los puntos marcados. Por último, se reparten las fichas de pistolero entre quienes tengan su carta en la parte superior de cada montón, para el final de la partida.

Tras recoger todas las cartas y reponer los espacios de los pistoleros con nuevas fichas, comienza una nueva ronda. Se repite la misma mecánica y, tras finalizar la cuarta ronda, se cuentan los puntos provenientes de las fichas de pistolero acumuladas.

Los pistoleros de distintas bandas (colores) conferirán uno, tres, cinco y siete puntos, en función de si se tienen cuatro, cinco, seis o siete bandas distintas. Por su parte, los pistoleros de una misma banda también añadirán puntos al marcador.

Wanted 7
Nada como una buena jarra de cerveza para ganarme su favor.

Más concretamente, el jugador se anotará uno, dos, cuatro y siete por cada dos, tres, cuatro y cinco pistoleros de un mismo color. El ganador será quien ocupe el primer puesto en el marcador, como resultado de haber sumado la mayor cantidad de puntos.

 

WANTED 7: CONCLUSIONES

La barra del Saloon está a rebosar. Ocho pistoleros disfrutan de una buena conversación y, por supuesto, de una deliciosa bebida. La llegada de un grupo de “ricachones”, con sus ofertas, cambia la situación. No es para menos, ya que las cartas comienzan a volar por detrás de sus respaldos.

El pistolero morado está de suerte. Un tres va seguido de un cuatro y de un cinco. Al verde tampoco le está yendo nada mal: le ha tocado un vaso de whisky. Lástima que un revólver, apuntando hacia él, destroce ese vaso y todas las anteriores ofertas.

Los influyentes han agotado sus cartas, por lo que, tras recibir las recompensas correspondientes por haber armado tanto follón, se reparten a los pistoleros. Mientras van a por más recursos y llevan a los pistoleros ganados a un lugar a salvo de chantajes, nuevos pistoleros ocupan la barra. ¡Nadie quiere perderse una oportunidad así!

Wanted 7
¡La ronda ha terminado!

Una intensa noche deja tras de sí un buen número de bandas contratadas. Es importante que aporten variedad, pero también que haya suficientes miembros de un mismo grupo. Sólo así podrán proteger a los “clientes” de esas malvadas amenazas.

Wanted 7 se define como un juego familiar, con reglas sencillas y rápidas. Leer sus reglas sólo nos llevará un par de minutos y, explicarlas a los demás, también. ¿El resultado? Una novedad muy accesible a cualquier tipo de jugadores, con una atractiva temática.

En sus partidas, encontramos una combinación entre la deducción y los géneros de mayorías y set collection. A la vez que los jugadores compiten por sumar la mayor cantidad de puntos, con sus cartas visibles, al final de la ronda, tratarán de ocupar los mejores espacios para llevarse esas preciadas fichas de pistolero.

Con ellas, entran en juego los intereses de cada uno, pero también la magnífica posibilidad de hacerle la vida imposible a los demás. Tal vez, necesite a ese pistolero blanco para tener un total de siete bandas contratadas, con su suculenta recompensa. Pero quizás, el jugador de mi izquierda quiera hacerse con su quinto pistolero amarillo a toda costa.

¿Me centro en “asegurarme” el mío? ¿O frío a tiros la carta de mi ex amigo? Una opción es tan válida como la otra. Sin embargo, la segunda creará consecuencias graves: una guerra abierta, capaz de potenciar la máxima interacción.

Wanted 7
Sólo tras la última ronda, se puntúa por los pistoleros ganados.

En este destruye amigos no hay estrategias más válidas que otras, puesto que está plagado de giros inesperados. Es común no gastar las mejores cartas al principio de la partida, pero guardarlas para el final tampoco asegura nada. La ronda podría acabar antes de tiempo o ser anuladas con las bebidas o con el revólver. Al fin y al cabo, no hay cartas mejores que otras.

Las habilidades de las cartas bajas se complementan a la perfección con las cartas altas sin habilidad. Se crean situaciones inesperadas, a menos que seamos un Sheldon Cooper capaz de memorizar todas las que ya forman parte del tablero y las que quedan por entrar para todos los participantes.

La disposición aleatoria de las fichas de pistolero y el robo de cartas del propio mazo crean una enorme rejugabilidad, capaz de echar por tierra todos los planes. En unas partidas, me dejaré la vida por el pistolero rojo. En otras, habré comprendido que me sale mejor centrarme en esa puntuación del final de cada ronda.

Wanted 7 incluye, además, la llamada variante del autor. En ella, no existen turnos. Todos levantan su carta simultáneamente, para colocarla alrededor del tablero por orden (con la ayuda de la carta de desempate). Este pequeño cambio es capaz de cambiar por completo las partidas.

En relación a sus componentes, sigue la fórmula empleada en los recién estrenados Ticket To Mars y Metalmanía: fichas llanas y fáciles de destroquelar, tablero y cartas resistentes y caja de medio tamaño.

Wanted 7
El ganador será quien sume la mayor cantidad de puntos.

A falta de cartas de ayuda, el mismo tablero hará esa función. En él aparecen todas las puntuaciones, tanto por mayoría como por colección de fichas. Se muestran de forma esquemática, pero clara, por lo que el manual de instrucciones se quedará cómodamente en la caja.

Respecto a las cartas, aunque no son especialmente finas, recomendamos enfundarlas. Poseen un borde negro y cualquier roce quedará marcado de por vida. Todos estos componentes cuentan con un bonito diseño, capaz de llenar las mesas de color, y con unas cuidadas ilustraciones.

El que es el primer juego de mesa publicado de Eloi Pujadas supone un muy buen inicio en el sector, enganchando no sólo a principiantes, sino también a habituales.

Supera las expectativas creadas y demuestra que conoce todas las claves para divertir (y mucho) al jugador, con un gran futuro por delante. Por su parte, GDM Games vuelve a acertar de lleno al mostrar su apoyo a los autores nacionales.

No estamos ante un título especialmente profundo, pero sí ante uno que disfrutaremos entre partida y partida. Aunque una vez que entre a la mesa, podrá quedarse en ella durante horas.

 

COMPONENTES DE JUEGO

  • 55 Cartas
  • 35 Fichas de Pistolero
  • 6 Marcadores de Puntuación
  • Tablero
  • Instrucciones