Así serán Redneck Madness y Tessella, los juegos de APA Boardgames

Redneck Madness Tessella

APA Boardgames, editorial ubicada en Madrid, ya cuenta con sus dos primeros juegos de mesa propios en marcha. Reciben por título Redneck Madness y Tessella y están siendo presentados en distintas jornadas y eventos nacionales e internacionales. Ambos estarán presentes en el VII Encuentro de Protos y Tipos 2018.

 

REDNECK MADNESS Y LA BEBIDA DE ESTADOS UNIDOS

Redneck Madness es un juego de mesa de 2 a 4 jugadores, con partidas de 90 a 120 minutos. Recomendado para mayores de 12 años, es una creación de Francisco Torres Fernández y Adrián Torres Fernández. Sus ilustraciones son obra de UliOh.

Por ahora en forma de prototipo, divide a sus participantes en dos equipos para competir por el dominio del mercado de la bebida en Estados Unidos. La gran empresa Puke Cola aprovecha sus grandes recursos económicos y humanos para implantar una nueva bebida. Su alto porcentaje de azúcar pretende convertirla en adictiva para todo el país.

Será un jugador quien controle su distribución, mediante potentes camiones de reparto. Se encargará, además, de contratar empleados, de manufacturar las distintas variedades de la bebida, de evitar incursiones en la compañía y de proteger la receta secreta.

Redneck Madness Tessella

En el bando contrario, aparece la familia de los Hickey. De 1 a 3 jugadores estarán en este equipo, poniendo en práctica la cooperación. Todos ellos se encontraban de vacaciones en Hawái cuando la popular bebida comenzó a comercializarse.

Para proteger su cerveza Redneck, no dudarán en arrancar carteles publicitarios de Puke Cola, en sobornar a sus trabajadores para obtener información de la compañía o en emborracharles. Los cada vez más numerosos miembros de la familia se infiltrarán en la fábrica de su empresa competidora, protagonizando épicos enfrentamientos.

Los miembros de Puke Cola podrían sufrir las consecuencias del exceso de alcohol, mientras que los propietarios de Redneck comprenderían los problemas de la sobredosis de azúcar en la sangre. Será en la sede central de Puke Cola donde ambos se enfrenten por el control de la bebida.

Lo harán a través de una mecánica propia de la exploración de mazmorras, con “reglas simplificadas y combates rápidos entre todos los personajes a la vez en cada lugar”, explican sus autores.

Redneck Madness Tessella

La competición tendrá una duración de diez rondas, en un mapa que representa al país. A medida que avanza la partida, el encargado de Puke Cola obtendrá nuevos camiones de reparto, para conquistar estados y complicar la tarea a los Hickey, quienes verán limitado su movimiento. El reclutamiento de distribuidores añadirá fuerza de ataque a la batalla final.

Por otro lado, la familia tendrá que completar distintas misiones, con sus respectivas recompensas y viajes por el mapa, que cada vez contará con una mayor presencia de Puke Cola. Entre los objetivos, aparece la incorporación de nuevos familiares, la compra de sobornos, la reducción del ejército de la bebida azucarada o la liberación de estados bajo su control.

De forma resumida, y tal y como desvelan sus responsables, Puke Cola mueve todos sus camiones a un estado adyacente en cada turno. Los dueños de la cerveza harán uso de sus recursos y recompensas en forma de cartas, para avanzar en su objetivo.

La batalla final en la sede de Puke Cola recurrirá a un sistema de pujas para asignar los marcadores de ataque y defensa (pueden modificarse con cartas especiales). Tras compararse resultados, se determina qué empresa se queda con el mercado estadounidense.

 

TESSELLA Y LA COMPETICIÓN ENTRE ARTESANOS

Tessella, el otro prototipo presentado de APA Boardgames, se define como un juego de mesa abstracto. Creado por Francisco Torres Fernández y Adrián Torres Fernández, ofrece competiciones de 1 a 4 participantes.

Tessella

Todos ellos se trasladan a la Antigua Roma, donde el cónsul Marco Vipsanio Agripa ha encargado los mejores mosaicos para adornar el peristilo del nuevo teatro de la ciudad. Sólo así podrá impresionar al emperador César Augusto. 

Los responsables de esa creación serán Valeria, Octavio, Helena y Aurelio, los artesanos más reconocidos de la ciudad de Augusta Emerita. La competición entre ellos no tardará en aparecer, puesto que sólo el que consiga el mejor mosaico será merecedor del mayor de los prestigios

Tal y como explican sus autores, la obtención de las mejores materias del mercado es uno de los puntos imprescindibles para la victoria. Sabotear los mosaicos de los talleres ajenos también promete ser otra de las claves.