Hat-Trick, fútbol y dados en un nuevo juego de mesa

Hat-Trick

“Un juego que combina estrategia, azar y habilidad”. Así se presenta Hat-Trick, una nueva propuesta futbolística que podría llegar a las mesas en el mes de abril. Por el momento, ya ha iniciado su campaña en Verkami.

 

UN PARTIDO DE FÚTBOL EN HAT-TRICK

Hat-Trick es un juego de mesa para 2 participantes, con competiciones de 30 minutos, recomendado a partir de los 7 años. Se trata de una creación de Munt Games, sello que recurre a una campaña de búsqueda de financiación para tratar de convertirse en una realidad.

Con un precio de 27 euros (con gastos de envío incluidos a España), tiene un objetivo inicial marcado en 3.500 euros. Si lo alcanza, los mecenas comenzarán a recibir sus recompensas en el mes de abril. El juego se publicará con componentes e instrucciones en castellano y catalán.

Convertidos en entrenadores de fútbol, esta novedad combina la estrategia, el azar y la habilidad. Cada participante se pone al frente de un equipo, compuesto por once jugadores y tres en el banquillo. Tras preparar el escenario, se decide la duración del partido y se crean las alineaciones iniciales.

Existen cuatro dados, a utilizar en base a la acción que se quiera realizar. Dos de ellos, numéricos, permiten moverse por el tablero. El de árbitro sirve para robar el balón (o ser expulsados como consecuencia de una falta), mientras que el de pase y disparo se utiliza para escoger la dirección del disparo y su intensidad. Un resbalón podría marcar un antes y un después.

Al llegar a portería, el portero tendrá que mostrar sus cartas de posición, para comprobar si se ha marcado gol. El objetivo es anotar más tantos que el rival, en esa combinación entre una correcta distribución de jugadores y acciones y el factor suerte.

Hat-Trick se compone de un tablero y de ‘meeples’ de jugador y árbitro. Se completa con esos cuatro dados, con una ficha de balón y con las cartas de portero. En caso de alcanzar determinadas metas en Verkami, se incluirían pegatinas para personalizar a los jugadores, tarjetas de falta, un silbato, una bolsa o una libreta para anotar los goles, las faltas y el resultado.