Asesinato en la Mansión Cthulhu: una rareza en sí misma

Asesinato en la Mansión Cthulhu GDM

Ya te lo he dicho: me desperté para ir al baño. ¿Cuándo? En torno a las tres de la madrugada. ¿Qué culpa tengo yo? No elijo las horas… Parece que no me crees. De acuerdo, no lo hagas, pero te recuerdo que podrías salir perdiendo. Vi a alguien paseando por los alrededores de la torre y ese alguien eras tú. No creo que merodear bajo la luz de la luna implique algo bueno… Así es Asesinato en la Mansión Cthulhu.

 

A MEDIO CAMINO ENTRE JUEGO DE MESA Y JUEGO DE ROL

GDM Games continúa apostando por ideas innovadoras. En esta ocasión, nos acerca Asesinato en la Mansión Cthulhu, el primer título de la colección Mistery Party in the Box series. Le seguirá uno de vampiros, pero ya habrá tiempo de hablar de ello…

Esta novedad, ya disponible, se presenta en caja grande. No sólo recurre a una combinación entre juego de mesa y juego de rol, sino a una escala de jugadores algo inusual: de 7 a 9. El reto, a disfrutar una vez por grupo, tiene una duración de 120 minutos. Está indicado a partir de los 15 años.

Creado por Giggle Akiguchi e ilustrado por TANSAN, llega directamente desde Japón. La idea es expandir un género que ya goza de una gran popularidad en distintos rincones del mundo. Interpretaremos a un personaje, con la misión de encontrar las respuestas al misterio y, por descontado, de lograr nuestros objetivos personajes.

Asesinato en la Mansión Cthulhu

La acción se sitúa en una antigua mansión. El cuerpo de la médium, encargada de realizar una sesión de espiritismo para contactar con el más allá, aparece sin vida en el sótano. Los nueve invitados a la reunión, con sus secretos, son sospechosos de haber cometido el crimen.

La policía de la ciudad más cercana está en camino, pero quizás cuando llegue sea demasiado tarde. El grupo decide investigar el asesinato por su cuenta para evitar que el culpable se deshaga de las pruebas…

 

ASESINATO EN LA MANSIÓN CTHULHU: ¿CÓMO SE JUEGA?

Antes de empezar, disponemos las cartas sobre la mesa. Quedarán ordenadas por tipos, a la vista de todos. Quien tenga el libreto leerá la historia de ambientación, donde se informará de lo sucedido. A partir de ahí, cada jugador interpretará a un personaje.

Tomará su libreto de personaje, las cartas de su habitación y cuatro marcadores de investigación. En el libreto, tendrá información pública y unos secretos que mantener a salvo. También, datos de lo sucedido en la mansión y una tabla con la fuerza, la habilidad, los objetivos, la acción y el orden de acción.

Una vez consultadas las cartas de habitación, se devuelven al centro. Representan los objetos que guardábamos en la habitación, no los que llevaremos con nosotros. Si el número de jugadores es inferior a 9, la esposa y el marido serán PNJ (personajes no jugadores). Con más, un mismo personaje puede ser interpretado por dos personas.

Comienza la partida. Se desarrolla en diferentes fases, a realizar en orden. Habrá un tiempo establecido para cada una, por lo que conviene tener a mano el cronómetro del móvil.

Inicio

Atendiendo a la información pública de los libretos, los personajes se presentan. Con los PNJ, quien ha leído la ambientación lee también esta parte de los libretos.

Asesinato en la Mansión Cthulhu

Primera fase de investigación

Tiene una duración de 30 minutos. Los personajes hablarán con los otros, ya sea en público o en privado. Podrán apartarse o recurrir a algún servicio de mensajería. Cada carta que se quiera robar de la mesa implica el pago de un marcador de investigación. Servirá para encontrar objetos o información.

Algunas deben devolverse. No podrán consultarse cartas que hagan alusión al propio personaje, ni más de una carta del mismo lugar por fase. Para acceder a las cartas de pista especial y de torre, se deben cumplir ciertos requisitos, como determinados objetos, una habilidad o un valor de fuerza.

Para conseguir un valor de fuerza específico, varios jugadores pueden sumar la suya. Equivale a la correspondiente al personaje y a los objetos reunidos. La mentira está permitida (menos cuando sean preguntados por el número de cartas que tienen de cada habitación).

En todo momento, podrá mostrarse el contenido de las cartas a otros o incluso intercambiar cartas y marcadores. Todos tendrán que gastarse en la fase. Los pactos y los chantajes ayudarán a avanzar en la trama, aunque conviene no confiar en nadie.

Primera fase de deducción

Cada jugador dispone de un minuto para compartir su hipótesis acerca de lo sucedido. No se puede mostrar el contenido de las cartas, pero la mentira sí que seguirá presente. Se respeta el sentido horario.

Segunda fase de investigación

Vuelve a tener una duración de 30 minutos, repitiendo el procedimiento de la primera. Todos vuelven a disponer de cuatro marcadores de investigación para gastar.

Asesinato en la Mansión Cthulhu

Segunda fase de deducción

Se sigue la mecánica de la primera, aunque en esta ocasión, cada jugador dispondrá de dos minutos para exponer sus teorías a los demás. A continuación, debatirán entre todos, esta vez sin tiempo.

Fase de votación

De forma simultánea, todos señalan al que creen que es el asesino (están incluidos los PNJ). Nadie podrá señalarse a sí mismo. Quien más votos tenga es declarado culpable. Se retira de la partida. Con un empate, se repite la votación.

Fase de acción

Quienes estén dentro de la partida señalan al personaje sobre el que realizan su acción específica. En este caso, sí que puede tratarse de uno mismo o del personaje capturado. Se ejecutan por orden de acción. La fuerza sigue dependiendo de los objetos.

Resolución de Asesinato en la Mansión Cthulhu

El jugador encargado de leer la resolución tomará el libreto correspondiente. Leerá la solución del caso. Las condiciones que se hayan producido determinan el tipo de final. Revela sus objetivos, sus secretos y hace recuento de puntos de victoria.

Le siguen los demás, en sentido horario. Quien haya acumulado la mayor puntuación se convertirá en el ganador de la partida.

 

ASESINATO EN LA MANSIÓN CTHULHU: CONCLUSIONES

“Hablar, hablar y hablar”. Creo que he pillado la idea. Los nervios me comen por dentro mientras leemos la introducción. ¿Sabré mantener a salvo mis secretos? ¿Cómo encontraré a un aliado si todos tienen pinta de sospechosos?

Tras las presentaciones, llega la investigación. La bendita investigación. No he tardado ni dos minutos en encontrar al asesino. O, al menos eso creía. Una conversación con la pintora ha sido suficiente para ver los primeros destellos de luz. Destellos que se han difuminado con mi encuentro con el profesor. Creo que tengo otro candidato de asesinato. ¿Puede haber más de un “malo”?

Asesinato en la Mansión Cthulhu

Recorro las habitaciones de la periodista. Del chófer. Tengo una linterna de bolsillo, una de las herramientas más eficaces en cualquier aventura. La fuerza no es lo mío, así que me vendrá bien. ¿He dicho ya que he registrado el equipaje del marido?

Recomiendo un encuentro con el personal del servicio, el único del que, por ahora, puedo fiarme. Mi teléfono suena. Un mensaje de un número desconocido se cuela en mi pantalla. “Sé que mientes, no vayas por ese camino. Firmado: La esposa”. Muy bien, haciendo enemigos. Y eso que no quería llamar la atención.

¿Recuerdas que te he dicho que sabía quién era el asesino? Lo retiro. Llega la fase de deducción y no tengo nada claro. Creo que escucharé las teorías de los demás, por si me inspiran un poco. Escucho mi nombre por ahí. ¿Y yo qué diantres he hecho?

Toca seguir investigando. Me citan en la cocina. En el baño. En la terraza. El móvil continúa sonando. O todos sospechan de mí o necesitan algo que, en teoría, yo tengo. He de decir que a estas alturas ya dispongo de unos cuantos aliados. Mi nuevo amigo me pide secretos. A cambio de más secretos. De secretos de otros. Bienvenido, señor riesgo.

Asesinato en la Mansión Cthulhu

Asesinato en la Mansión Cthulhu ya es una realidad, tras una larga espera. O, tal vez, no tan larga, pero la impaciencia no juega a favor. Inicialmente previsto para los primeros meses del año, no ha podido llegar en mejor momento. Las restricciones por la pandemia son mucho menores que tiempo atrás, por lo que podrá disfrutarse en su totalidad. Sin filtros ni modificaciones.

¿Quién en su sano juicio publicaría un juego de mesa que precisa de reuniones de siete y nueve personas en una época en la que está complicado juntarse? ¿Quién es capaz de acercarnos un género por el que nadie apuesta en España? ¿Una caja tan grande para un solo uso? La respuesta está clara: GDM Games.

La editorial continúa con su idea de ofrecer juegos que no se parezcan a otros. De acercar rarezas y de reinventarse con su lanzamiento, jugando con el factor sorpresa. Asesinato en la Mansión Cthulhu es justamente eso: una rareza en sí misma, que no sabes que necesitas hasta que no la pruebas.

El que servirá para abrir una colección de Mistery Party recurre al misterio y a los asesinatos, con una historia que recuerda al propio Cluedo. Se ve envuelta en ciencia ficción y en traiciones constantes. No podía ser menos, puesto que los propios jugadores son los protagonistas de la historia, interpretándolos. Olvidándose de todo lo demás por una tarde.

Esta propuesta, altamente inmersiva, podría definirse como una unión de muchos elementos. Tiene mucho de juego de mesa, y no sólo por sus fichas y cartas, sino por el reto a completar. La cooperación pronto da paso a la competición, para acercarse a la semicooperación. Volvemos a unir fuerzas. Nos alejamos de nuevo.

juegos de mesa 2021

Del rol toma prestada la interpretación de personajes, como si nos fuese la vida en ello. Tenemos un pasado detrás, que determina nuestro comportamiento. No es lo único. Disponemos de una fuerza base y de un sistema de equipamiento de objetos. También de una acción, a ejecutar llegado el momento.

El hecho de que sólo pueda resolverse una vez por grupo (a menos que seamos anfitriones de otros, lo que siempre acaba siendo igual de divertido y reconfortante), lo acerca a un reto de ‘escape’. Hay un misterio por resolver, no mediante rompecabezas, sino con el intercambio de información. Un tiempo que respetar.

Asesinato en la Mansión Cthulhu supera las expectativas. No precisa de experiencia en el rol, pero aquéllos que sepan meterse dentro de su personaje serán los que más lo disfruten. Embaucarán a los demás. Convencerán con argumentos improvisados. Mentirán. No es posible pasar desapercibido en la aventura.

Si puedo recurrir a la mentira, ¿cómo sé que los demás no están mintiendo? Buena parte del tiempo, nada será real. Sacando nuestras dotes de deducción, aprenderemos a distinguir la verdad de la mentira. No nos referimos a un sexto sentido o a primeras impresiones, sino a la relación de los datos de los que dispongamos.

Si combinamos nuestra historia (sobre todo nuestros secretos) con la información de las cartas, empezaremos a tener cierta idea de qué está ocurriendo. Puede ser que las teorías acaben cayendo, pero siempre hay un principio que funciona a modo de guía. Por ello, es realmente importante explorar.

Gestionar los marcadores de la mejor forma posible nos permite acceder a información que resultará de utilidad. Por supuesto, también a objetos. ¿No los queremos? Podemos entregarlos a otros, pero siempre a cambio de algo. El interés individual estará por encima de todo lo demás. Al menos, en este punto.

juegos de mesa 2021

Si no nos fiamos del señor, quizás convenga visitar su habitación. Preguntarle al servicio por él. Así, cuando el personaje nos mienta a la cara (que lo hará), siempre podemos demostrar que no dice la verdad. O callarnos, para descubrir por nuestra cuenta qué está ocultando.

En caso de que una información nos llegue por días diferentes, no es mala idea hacerle caso. A menos que sea una mentira que haya crecido como una gran bola de pelo debajo del sofá… Esto nos indica que el desenlace dependerá del comportamiento del grupo, de ahí que existan diferentes finales. Lo que está claro es que la desconfianza y el arte del despiste no deben alejarse de la mesa.

Toda la experiencia responde a una estructura ordenada, fácil de seguir atendiendo a la propia lógica. Es importante no leer nunca más allá de lo necesario, para no arruinar la experiencia. ¿Ya hemos llegado al final? Entonces tocará disfrutar de la mejor parte.

Será aquélla en la que todos compartamos nuestras impresiones. Nuestros “yo creí que”. Hablaremos de nuestras sospechas y se revelarán los verdaderos actos. Todos los personajes son grises, de ahí que el lado oscuro tienda a confundir. Y más cuando hay criaturas sobrenaturales de por medio.

Comprobamos como el manual tenía razón: lo realmente importante es divertirse, construyendo una historia entre todos. Está claro como esa competición por los puntos nunca sobra. Resulta gratificante ver como, después de tantos esfuerzos, hemos completado nuestros objetivos personales.

Serán esas misiones las responsables de comportamientos extraños. De guiar a los compañeros por el camino que les hemos preparado. Las que hacen que alguien no esté dispuesto a colaborar por encontrar al asesino. Nos divertiremos con ellas, escondiendo sonrisas en rostros serios, pero sobre todo con la reconstrucción (o invención) de los acontecimientos.

juegos de mesa 2021

Como más brilla es con reuniones presenciales. No es un mero complemento a un fin de semana en una casa rural, sino la excusa perfecta para celebrarlo. Visto desde lejos, tendremos a personas que se levantan de sus sillas constantemente, para reunirse con otras. Móviles sonando, y no para interrumpir el juego, sino para enriquecerlo.

Si todavía no nos va a ser posible un encuentro con los amigos, existen dos opciones: guardarlo hasta que se pueda (y esperar a que los nervios no nos coman) u organizar una partida en línea. Hoy en día existen múltiples plataformas de reunión, que permiten un apaño. Alguien que ya conozca el juego tendrá que hacer de guía, entregando cartas a los demás. Las conversaciones se desarrollarán en salas privadas o por el servicio de mensajería.

La experiencia de Asesinato en la Mansión Cthulhu nunca puede terminar en fracaso. Incluso aunque no hayamos logrado nada. Estamos ante uno de los entretenimientos más satisfactorios del año, que no dejará indiferente a nadie. Sobrevive con el paso del tiempo, dejándonos con las ganas de una siguiente entrega.

Invita a buscar la razón por la que el género no abunda en nuestro país (y más ahora, que llevamos la investigación en las venas). El nicho de esta entrega puede ser complicado: muchos jugadores, un público adulto y una ambientación lovecraftiana. No es necesario ser fans de Cthulhu, pero el título quizás pueda echar para atrás a más de uno.

Su publicación es arriesgada, pero quizás muchas lo fueron en su momento. Siempre necesitamos a un primer “loco” capaz de dar el primer paso para, una vez asentadas unas bases, pasar a convertirse en héroe. En el valiente que una vez remó a contracorriente…

 

COMPONENTES DE ASESINATO EN LA MANSIÓN CTHULHU

  • 9 Libretos de Ambientación
  • 36 Cartas de Habitación de Personaje
  • 14 Cartas de Habitación del Servicio
  • 3 Cartas de Sótano
  • 3 Cartas de Torre
  • 2 Cartas de Pista Especial
  • 2 Cartas de Advertencia
  • 36 Marcadores de Investigación
  • Libreto de Resolución
  • Instrucciones (castellano)