Presentado Robo en el Museo, juego previsto para esta Navidad

Robo en el Museo

Estas navidades, Pinbro Games lanzará Robo en el Museo. Para amenizar la espera, se revelan los primeros detalles del proyecto, que combina deducción, roles ocultos y altas dosis de humor.

 

ROBO EN EL MUSEO, ¿Y EL LADRÓN INFILTRADO?

Robo en el Museo es un juego de mesa de 3 a 8 participantes, con retos de 20 a 30 minutos de duración, recomendado desde los 8 años. Es una creación de Pablo Jiménez y Miguel Bustillo, con María José Garro a cargo de las ilustraciones.

Será durante esta Navidad cuando se ponga a la venta, de la mano de Pinbro Games. A falta de una fecha exacta de lanzamiento, sus autores descubren en qué consiste esta propuesta competitiva, a medio camino entre un juego familiar y un ‘party’.

Como su propio título informa, nos colaremos dentro de un museo para descubrir las múltiples conexiones que pueden generarse entre una palabra y cinco imágenes. Siguiendo esta premisa, y con los roles ocultos como mecánica clave, tendremos que averiguar quién es el ladrón.

Éste se ha infiltrado entre los vigilantes de seguridad, complicando la tarea. Así, necesitaremos interpretar imágenes y conectar nuestra mente con los compañeros, teniendo en cuenta que uno de ellos será “el traidor”. Por tanto, no faltarán los despistes ni los engaños.

La argumentación, la discusión, el diálogo y la persuasión formarán parte de la experiencia, junto a la deducción. Los vigilantes tendrán que seleccionar la misma carta, mientras que el ladrón se ocupará de confundirles.

Cada ronda se inicia con una fase de personajes. El jugador activo dirá una palabra. Después, todos obtienen su carta de personaje (oculta ante los demás). Revelamos cinco cartas de cuadro. Durante la fase de votación, escogerán uno de esos cinco cuadros, haciendo uso de sus cartas de votación.

Ya en la fase de acusación, se analizan las votaciones. Podrán preguntar, interpelar y reflexionar en voz alta para acusar al ladrón. La ronda termina con una fase de puntuación. El vencedor de la partida será el que haya acumulado más puntos tras ocho rondas. Ahora bien, ¿cómo se puntúa?

Los vigilantes que hayan votado por la carta más votada reciben dos o tres puntos (en función del número de jugadores). Aquéllos que acierten la identidad del ladrón obtienen uno. El ladrón no puntuará si ha votado por la carta con mayor número de votos. Suma un punto por cada ficha de acusación que no se haya llevado.