Hoy jugamos con Ramsés Bosque, responsable de Sexy El juego del arte del flirteo

Para bien o para mal, Sexy El juego del arte del flirteo no está dejando indiferente a nadie. Eso mismo nos ha contado Ramsés Bosque, creador de este original juego de cartas, de 3 a 4 jugadores.

Hace unas semanas, os mostramos esta apuesta a través de una reseña, de una galería de imágenes y de una vídeo reseña. Y ahora, para profundizar un poco más en él, os dejamos con la entrevista que hemos realizado a Ramsés. ¿Queréis saber cómo surgió la idea de crearlo? ¿Cuáles son sus personajes preferidos? ¿Qué estrategias podemos aplicar para ganar?

Además de resolver todas estas dudas, nos ha hablado de sus próximos proyectos, entre los que destaca el contenido extra para el juego y varias novedades, como el que podría ser un juego independiente a lo “Sexy Women Edition”. No suena nada mal, ¿verdad?

Sexy juego de mesa

Consola y Tablero: ¿Cómo surgió la idea de crear Sexy?

Ramsés: Pues obviamente, saliendo de fiesta por ahí. Siempre me ha gustado jugar partidas en casa a distintos juegos, pero también me encanta salir de marcha. Y cuando acostumbras a salir por ahí, puedes comprobar la de cosas que pueden intentar un grupo de tíos por ligar con un grupo de chicas. He visto de todo, y en algunas de esas ocasiones decía: Joder, esto da para un juego.

Así es como empezó; quería hacer una especie de simulador de una noche de juerga de un grupo de ligones (o intentos de), obviamente exagerando los tópicos y que fuera bastante loco. La idea es que a la gente que juegue, algunas situaciones le recuerden a cosas reales que les han pasado o han visto. De esa manera es más divertido.

Consola y Tablero: ¿Ha resultado difícil crearlo y unir estrategia con el tema de las conquistas? No es una unión muy corriente en los juegos…

Ramsés: (Risas) Cierto, no es un tema corriente, por eso decidí hacerlo, porque es algo distinto. Creo que el mundo de los juegos es precisamente muy enriquecedor por la cantidad de juegos diferentes en cuanto a temática y mecánica. Mi juego es un “party game” para echar unas risas y se de algunos jugadores que juegan antes de salir de marcha mientras se beben unas copas. Sin embargo, no quería crear un sencillo “eurogame” de aprender a jugar en 5 minutos. Como dije antes, quería que los jugadores se pusieran en la piel de un ligón de discoteca y que la variedad de situaciones fuera relativamente compleja. De ahí que tenga ese toque “rolero” en cuanto a habilidades y demás.

Así pues, cuando quería añadir alguna cosa al juego, primero pensaba en ello como si fuera una situación real, y después intentaba aplicarla al juego mediante el sistema básico que había ideado con las cartas. Por eso digo que en Sexy, la mecánica es especial, pero está totalmente al servicio de la temática. Y estoy contento con el resultado.

"Si al comenzar tu turno no puedes hacer nada debido a que no tienes atenciones de chicas, lo mejor es “maquinar” con todas tus cartas para aumentar las posibilidades de que puedas hacer algo con tu segunda acción".

Consola y Tablero: ¿Y la parte estética? ¿Te inspiraste en la vida misma para crear a los personajes y las situaciones? Porque la mayoría son muy realistas…

Ramsés: Bueno, realistas yo no las llamaría, al menos en cuanto a su aspecto formal, están hechas en un estilo colorido que va mejor con el ambiente de cachondeo que quería en el juego. En un principio, cuando empecé a trabajar en las ilustraciones, los personajes eran mucho más planos, más “normales” por así decirlo. Me di cuenta que había que potenciar el aspecto humorístico del juego en todos sus sentidos, y es por eso que empecé a tirar de arquetipos y tribus urbanas. De esta manera cualquier persona que juegue asociará la mayoría de personajes a situaciones o personajes reales, y ello me daba juego también para incorporar habilidades y/o gustos personales en el caso de los personajes femeninos.

Consola y Tablero: ¿En qué consistirán esos extras que irás publicando en el blog para incorporar a las partidas?

Ramsés: Lo cierto es que tuve que eliminar algunas reglas que iba a incluir en el juego, porque aunque contemplaban cosas muy graciosas, el juego me parecía ya bastante complejo, al menos para jugar de primeras. Sin embargo todas esas ideas están guardadas como posibilidades que me gustaría incluir en el blog del juego para que todo aquel que quiera, pueda aplicarlas. Algunas de ellas vendrán con nuevas tarjetas o fichas que podrán descargarse gratis para imprimirse.

Por lo pronto he añadido el modo “Rush night” que es básicamente una manera de hacer los escenarios un poco más rápidos de una forma equilibrada. Ahora mismo ando muy liado, pero cuando pueda tengo la idea para desarrollar un nuevo personaje jugable y me gustaría que se pudiera integrar de manera que pudiera jugar una quinta persona. El personaje va a ser muy peculiar y va a dar que hablar (risas), pero hay que testearlo e ilustrarlo, así que aun tardaré un poco.

Freddy Sexy

Consola y Tablero: ¿Tus chico y chica preferidos?

Ramsés: El chico lo tengo claro: Freddy. Es el más feo de todos pero es el “gordo cabrón”. Cuando Freddy está en una partida el juego en mi opinión gana bastante en diversión, ya que los indicadores negativos empiezan a fluir a toda velocidad, sobre todo si hay chicas “lirondas” o “dulces” en el escenario.

Con la chica no lo tengo tan claro, hay varias que me gustan bastante. Iratxe por ejemplo me hace mucha gracia debido a los abdominales que le puse (aunque no llega a ser tan bestia como la amazona del Dragon’s Crown), a Diana también le tengo un cariño especial, creo que fue una de las que me quedaron mejor. Y por supuesto está Alicia, la “mata-ligones” que se encarga de destrozar el orgullo de cualquier chico. Siempre es divertido que salga en el escenario.

Consola y Tablero: ¿Puedes contarnos algún secretillo o táctica que utilices a la hora de jugar?

Ramsés: Lo cierto es que no tengo muchos trucos. Cuando juego a Sexy, los demás jugadores suelen cebarse mucho conmigo, así que pocas veces gano xD. No obstante diré algunos:

-Por un lado, si al comenzar tu turno no puedes hacer nada debido a que no tienes atenciones de chicas, lo mejor es “maquinar” con todas tus cartas para aumentar las posibilidades de que puedas hacer algo con tu segunda acción.

-A menudo mucha gente se descarta de la carta “laxante”. Esta carta le hace “un cristo” a cualquiera, así que analiza si hay jugadores que van a necesitar tarde o temprano beber para poder entrarle a chicas “intimidantes”. Ten paciencia y guárdatela en la mano si se da este caso.

-A veces he visto jugar a gente que se dedica a ir a lo suyo y no fastidia a los demás. Sexy es sobretodo un juego de “putear”, así que no te lo pienses, fastidia todo lo que puedas, sobretodo al que va ganando. Y por supuesto, si hay algún jugador que ves que va a tirarse a la piscina, quítale la atención antes de que lo intente siquiera.

-Por último, un jugador que se tira a la piscina con una chica que ha generado todo indicadores positivos, va a conseguir un éxito seguro (aunque solo se lleve un número de teléfono). No lo permitas nunca. Abre el “cajón de la mierda”, haz que le “mire el escote” o descubre sus “patrañas” con la carta “te pillé”. Si se llena de indicadores negativos van a aumentar sus posibilidades de fracaso y quizá no le merezca la pena ni intentarlo. Tendrá que intentar cortejar a otras chicas, y puede que ya sea demasiado tarde.

Alicia, Diana e Iratxe.
Alicia, Diana e Iratxe.

Consola y Tablero: ¿Cómo está reaccionando la gente ante Sexy?

Ramsés: La verdad es que el juego no está resultando indiferente a nadie. Por un lado tengo a gente en la red que me critica bastante, algunos incluso diciendo que es machista y tal. La verdad, creo que tomarse a pecho un juego tan obviamente de cachondeo es un error (y bastantes chicas que han jugado les ha parecido divertido).

Este juego es solo eso, un juego (y además pone claramente que es para jugadores a partir de 18 años) y tira de tópicos porque son graciosos. Eso sí, el que a algunas personas no les llame la temática puedo entenderlo, en ningún momento he pretendido que mi juego le guste a todo el mundo. Es un juego independiente, y no he tenido que seguir una linea editorial ni nada similar, por ello me he sentido libre a la hora de crearlo.

Por el lado contrario tengo la parte opuesta, la gente que ha jugado y que se han partido de risa cuando lo han comprado o jugando en ferias y otros eventos. A la gente que le gusta, les ha parecido algo totalmente distinto a lo que han jugado anteriormente y creen que pocos juegos se corresponden tan bien entre la temática y la mecánica de juego. Además he conseguido que gente ajena a los juegos de mesa (aunque si jugaran a videojuegos) acaben comprándolo para su local o peña porque suelen salir los fines de semana y el juego les resulta muy gracioso.

Consola y Tablero: ¿Tienes próximos proyectos a la vista?

Ramsés: Ahora mismo ando bastante liado. Estoy desarrollando el artwork y el diseño gráfico de un juego llamado ONUS cuyo crowdfunding ya ha comenzado. Además trabajo regularmente para Guerra de Mitos como ilustrador, y tengo pendiente por realizar para dicho juego algunas ilustraciones. También estoy desarrollando un proyecto web para unos amigos, así que no tengo tiempo para ponerme con nuevos proyectos ahora mismo. Más adelante podré estar abierto a juegos u otros proyectos que requieran de mis servicios como ilustrador/diseñador.

Pero si lo que te refieres es a proyectos personales, cuando Sexy lleve un tiempo en el mercado no me importaría hacer Sexy “women edition”, un juego independiente al primero en el que los jugadores se pondrían en el papel de un grupo de chicas que salen de marcha. Hay muchas ideas ya pensadas, pero habría que ponerse en serio con ello para desarrollarlo. Lo que sí tengo claro es que no sería el mismo juego pero con chicas, ya que si fuera así, podría haberlo hecho mixto desde el principio. Pero es muy pronto para decir nada, ¡tiempo al tiempo!

Consola y Tablero: ¿Cómo ha sido la experiencia con ONUS!?

Ramsés: Pues de momento muy bien. La verdad es que el trabajo que he estado haciendo ha sido distinto a otros juegos hasta la fecha. En ONUS cada jugador controla un ejercito compuesto por unidades, representadas en cartas. He tenido que desarrollar soldados en un tamaño relativamente grande para después reducirlos mucho de forma que entraran más de treinta por carta. De hecho ese ha sido el mayor reto del juego, poder sintetizar toda la información en poco espacio ya fuera en unidades, mini cartas o fichas troqueladas.

Antes de desarrollar el artwork jugué al proto y la verdad es que es un juego bastante entretenido, con el aliciente de que es más rápido que otros juegos de guerra (como Warhammer, por ejemplo). La cantidad de unidades disponibles, la opción de luchar en batallas históricas y las posibilidades que ofrece el sistema de eventos o acciones, hacen de ONUS un juego muy interesante tanto para gente mayor aficionada a la historia como para chavales más jóvenes que les guste la estrategia.