Ludonova anuncia el lanzamiento de Los Inseparables

La editorial Ludonova ha aprovechado las redes sociales para anunciar el lanzamiento del que será su próximo juego (con tráiler incluido). Se trata de Los Inseparables, juego de mesa que verá la luz entre finales de marzo y principios de abril.

LA AMISTAD Y LA GUERRA

Los Inseparables, cuyo título original es The Grizzled, es un juego de cartas de 2 a 5 jugadores, con partidas de 30 minutos de duración.

Diseñado por Fabien Riffaud y Juan Rodríguez e ilustrado por Tignous, se conforma como “uno de los juegos cooperativos de mayor éxito de los últimos tiempos”, en palabras de la editorial. La historia se enmarca en el verano de 1914.

Un grupo de amigos observa los carteles del Ayuntamiento. En ellos, se informa de la orden de movilización general. Deben incorporarse a las filas y sin ser conscientes de lo que se les viene encima, prometen sobrevivir para volver al pueblo todos juntos. Pase lo que pase. Sin embargo, la realidad promete ser muy distinta.

Bajo el lema “¿puede la amistad ser más fuerte que la guerra?”, los jugadores se convierten en estos nuevos soldados, para experimentar en primera persona las dificultades a las que tuvieron que hacer frente. Tanto que incluso algunos de sus personajes fueron reales.

Como juego cooperativo, todos ganarán si la carta de paz queda visible sin que nadie tenga cartas en la mano. Por contra, perderán si la carta de monumento queda a la vista. Ahora bien, ¿cómo conseguir la paz? Esta valiosa carta se encuentra en el mazo de pruebas y, para ir vaciando ese mazo, será necesario superar distintas misiones que traigan consigo la firma del armisticio.

Una misión se compone de cuatro fases: preparación, misión, apoyo y descenso de la moral. Tras elegir la intensidad de la misión en función de los riesgos, comienza la fase decisiva. En ella, los participantes tratarán de deshacerse de las cartas de prueba de la mano y recurrir a la utilización de amuletos o de los discursos, entre otras posibilidades.

Distintas amenazas como la nieve, la noche, la lluvia o el inicio de un asalto estarán presentes en este momento. La misión puede fracasar por ellas, aunque también puede ser un éxito si todos se han retirado a tiempo. Una vez resuelta, se determina qué jugador ha recibido más apoyo del resto del grupo.

Éste tendrá la ventaja de eliminarse cartas de daño o descartar su amuleto de la suerte. En caso de que con la resolución de la misión aún no se haya conseguido la paz, la moral de grupo caerá. Esto se traduce en transferir cartas del mazo de moral al de pruebas, en función de las que tenga cada jugador en la mano.

Así, la paz quedará un poco más lejos (tendrá más cartas encima), mientras que el monumento (con menos cartas) estará más cerca de aparecer. Los Inseparables requiere de una buena estrategia conjunta para alcanzar la victoria y, cuanto antes se consigan las misiones, más sencillo resultará ganar.

Los intereses de todo el grupo deben primar por encima de los individuales, ya sea en su modalidad normal, para principiantes o para veteranos. No hay que olvidar que no estamos ante un juego de luchas, sino ante una apuesta que refleja el sufrimiento de la Primera Guerra Mundial y los valores de solidaridad y respeto entre sus protagonistas.