Así será Mascletà: El joc de cartes

Tras poner a la venta En tu casa o donde sea después de una exitosa campaña de búsqueda de financiación, Óscar García presenta Mascletà: El joc de cartes. Esta novedad combinará la capacidad de memorización con la concentración, como formas de obtener la victoria.

 

MASCLETÀ, EL JUEGO DE LOS SONIDOS

Mascletà: El joc de cartes creará partidas de 1 a 7 jugadores y de 15 minutos de duración. Recomendado para mayores de 8 años, tiene a Óscar García como autor y al artista fallero Raúl Martínez ‘Chuky’ como ilustrador.

Siguiendo los pasos de su antecesor, tratará de ver la luz a través de una campaña en Verkami. Ésta dará comienzo el próximo 14 de diciembre a las 14 horas (hora oficial de la mascletà durante las Fallas). Tal y como confirma su creador, los más rápidos podrán hacerse con el juego a 4 euros; su precio para los demás será de 5 euros.

El juego se compone de 30 cartas. Entre ellas, encontramos 16 cartas de salida, petardo, carcasas y especiales, que se diferencian entre sí por sus ilustraciones y, de forma rápida, por el color de fondo. Las 14 restantes son cartas de vida. Antes de comenzar la partida, cada jugador recibe dos de ellas, que servirán como marcador.

El jugador inicial extrae la primera carta del mazo. Tras colocarla boca arriba en el centro de la mesa, deberá decir el sonido que corresponda a dicha carta. Así, una carta de salida va acompañada del grito de “fiu”, una de petardo de “pum” y una de carcasa de “pam”. A continuación, el siguiente jugador extrae una nueva carta, que coloca sobre la anterior. Tendrá que decir el sonido de la antigua, seguido del correspondiente a la nueva.

Esta mecánica se repite hasta que un participante se equivoque en la secuencia de sonidos o no consiga recordarlos. Tras restarse una vida en su marcador, se extrae una nueva carta, que da comienzo a una nueva serie. La competición finaliza en el momento en que un participante agote su última vida. Se comparan las que aún conserven los demás y el ganador será el que tenga la mayor cantidad de vidas.

Mascletà: El joc de cartes no sólo implica recordar el sonido correspondiente al tipo de carta, sino al número de elementos que se muestren en ella. No siempre aparecerá un único petardo dibujado en una carta, por lo que, en ocasiones, tendremos que añadir a la secuencia un “pum, pum, pum”.

Cuenta también con cartas especiales, que añaden más dificultad a las partidas. Así, mientras que una fallera obligará a dar un determinado número de palmadas (a elección del jugador que extrae la carta), el gros hace que todos los jugadores tengan que poner la mano encima de las cartas. El último que lo haga habrá perdido una vida.

En una combinación entre memorización, concentración y rapidez, esta apuesta creará partidas que respetan la esencia de una mascletà. No es para menos, puesto que los sonidos creados trasladan a sus participantes al mes de marzo, al son de “fiu”, “pam”, “pam, pam, pam”, “pam”, “fiu, fiu, fiu”, “pum”, “pum”, “fiu”, “pam”, “fiu”. Con aplausos incluidos.