Héroes del Acero, Piratas: hechizos y combates en un nuevo librojuego

Heroes del Acero Piratas

El pasado 2012, el escritor David Velasco publicaba Héroes del Acero, un librojuego que permitía crear un personaje propio, con su raza y profesión, para trasladarse a un universo de fantasía. Es ahora cuando presenta Héroes del Acero, Piratas. Sigue las mecánicas de juego de su predecesor y, aunque se recomienda su lectura, es considerado un librojuego independiente.

 

LA COMBINACIÓN ENTRE UNA NOVELA Y UN JUEGO DE ROL

Héroes del Acero, Piratas acaba de ponerse a la venta. Definido como un librojuego para adultos, lo hace mediante tapa blanda, con 302 páginas, a un precio de 18 euros. Su autor, David Velasco, es responsable de la saga Los manuscritos de Neithel. Respecto a los librojuegos, cuenta con Héroes del Acero y con Expediente Anunnaki, en el que actualmente sigue trabajando.

En esta ocasión, estamos ante un proyecto independiente, que no supone una continuación ni una segunda parte de Héroes de Acero. Tal y como explica el escritor, “puede jugarse de manera aislada, sin haber leído el volumen anterior, aunque es recomendable hacerlo”. Los acontecimientos de ambos librojuegos se desarrollan de forma simultánea en el tiempo.

Compuesto por 400 secciones, comparte con su predecesor su mecánica de juego. En ella, el lector creará su propio personaje, con todas sus características. A través de una ficha y del lanzamiento de los dados, podrá mejorarlo y recurrir a diferentes objetos, con el fin de desarrollar distintas actividades.

Las armas y las armaduras se unen a las pociones, los talismanes y las monedas para gastar en vicios como principales objetos. La preparación de la ficha y las tiradas de los dados le llevarán a tomar decisiones de la trama, en la que realizar todo tipo de hechizos o combatir contra criaturas. No faltan las visitas al mercado ni las reuniones con otros personajes. El objetivo final es haber superado todos los retos del camino con vida.

Heroes del Acero Piratas librojuego

Héroes del Acero, Piratas se basa en los clásicos de la década de los ochenta de Elige tu propia aventura. Esta serie de libros convertía al lector en el protagonista del libro aunque, en este caso, se opta por un sistema de juego renovado y dirigido al público adulto.

Su acción se desarrolla en las Tierras de Úrowen, un mundo de fantasía sin explorar repleto de criaturas. Requiere del mismo libro, de una copia de la ficha (para poder rejugarlo en otras ocasiones), de lápiz y papel y de dos dados de seis caras. Tras anotar el nombre del personaje en esa ficha, es momento de apuntar su raza, a escoger entre elfo, enano o humano.

A continuación, se deberá elegir una profesión entre ocho disponibles con sus correspondientes habilidades: hechicero, cazador, guerrero, ladrón, juglar, monje caballero de Sàgrast, alquimista o pirata. Su nivel inicial de fuerza, destreza, magia y percepción estará determinado por la raza y la profesión escogida, e irá incrementándose a medida que se obtengan puntos de experiencia.

Con un nivel de vida de 20, independientemente de las elecciones anteriores, el jugador comenzará su aventura interactiva, marcada por el ingenio y la destreza, así como por el azar de los dados. Con elementos propios de una novela y de un juego de rol, el héroe morirá si sus puntos descienden a cero. Tras quedar inconsciente, podrá recuperarse siguiendo las indicaciones marcadas en ese momento.

Respecto a los combates, David Velasco opta por un sistema dividido en dos fases. En la primera, el jugador lanzará el dado para comparar el resultado con el poder del enemigo. La capacidad para herirle se basa en las características del personaje y en las armas que esté utilizando. En la segunda, una nueva tirada determinará en qué parte del cuerpo se produce el daño.

Héroes del Acero, Piratas se basa en la toma de decisiones constante en todos sus niveles de dificultad. Más concretamente, cuenta con cinco, a escoger por el lector en base a su experiencia en librojuegos o al tipo de reto al que desee enfrentarse. Sus primeras páginas pueden leerse desde su web oficial.