Así son Pets War y Guerra Fronteriza, los prototipos ganadores de BGC

concurso prototipos BGC

La Board Games Convention, encuentro internacional celebrado en Málaga, ya ha cerrado sus puertas. Sin embargo, nos deja dos ganadores a su primer concurso de prototipos de juegos de mesa españoles.

Pets War se alza con el premio al mejor juego de mesa familiar, mientras que Guerra Fronteriza hace lo propio con el de expertos. Además de darse a conocer, ambos reciben 300 euros para impulsar el lanzamiento mediante una campaña en Verkami. Catchup & Mousetard ¡Batalla de Comida! obtuvo una mención especial.

 

PETS WAR, MEJOR JUEGO FAMILIAR

Pets War, prototipo ganador en la categoría de juego de mesa familiar, se define como una propuesta “divertida y desenfadada”. Con partidas de 2 a 6 jugadores y de 20 a 40 minutos, está recomendado para mayores de 10 años.

Pets War

Sus participantes se ponen en la piel de las mascotas, para poner respuestas a una pregunta existencial: ¿qué hacen los animales cuando se quedan solos en casa? Con esta premisa, estamos ante una carrera a contrarreloj por llegar a la meta antes que las demás mascotas.

La competición se inicia desde la entrada de la casa y finaliza al fondo de la cocina. Más concretamente, el ganador será quien abra la nevera en primer lugar, habiendo esquivado todo tipo de trampas y ganando combates.

No equivocarse de puerta también resultará fundamental en la tarea. Creado por Jose Antonio Díaz Arce, contará con divertidas ilustraciones, de la mano de Cristina Frías.

 

GUERRA FRONTERIZA, MEJOR JUEGO PARA EXPERTOS

Guerra Fronteriza, prototipo ganador en la categoría de mejor juego para expertos, recurre a la estrategia y a la conquista como principales aliadas. Recomendado para mayores de 14 años, crea enfrentamientos entre 2 y 4 jugadores, de 60 a 120 minutos.

Esta propuesta de Manuel Burrueco nos traslada a la Segunda Guerra Mundial. Cada participante dirige su propia facción, a escoger entre seis: Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos, Japón, Rusia y Alemania. Cuentan con miniaturas para representar la infantería, la artillería, los tanques, los aviones y el cuartel y con sus respectivas habilidades.

Guerra Fronteriza

Su tablero modular, con losetas a doble cara, representa los territorios comunes, las ciudades, los aeropuertos y los puntos de inicio. El objetivo es hacerse con todo el mapa, ya sea en su modo básico o avanzado. La victoria llegará al reunir diez puntos, al destruir el cuartel del rival o al jugar tres cartas de arma nuclear.

Cada ronda se estructura en cinco fases. Tras ajustar el orden de movimiento, se roban cartas de recurso atendiendo a los cuarteles y a las ciudades controladas. Una vez recibidos los refuerzos, se ejecutan los turnos individuales.

Comienzan con las órdenes de ataque para continuarse con el movimiento y la construcción de edificios. Las órdenes de defensa y la ejecución de conflictos cierran el turno. La ronda termina con la fase táctica.