1987 Channel Tunnel y 1942 USS Yorktown llegan a Verkami

1987 Channel Tunnel 1942 USS Yorktown

Looping Games acaba de iniciar una campaña conjunta en Verkami para convertir sus dos nuevos proyectos en una realidad. Se trata de 1987 Channel Tunnel y 1942 USS Yorktown, los nuevos juegos de la serie ’19’.

 

EL SIGLO XX EN LO NUEVO DE LOOPING GAMES

Looping Games, editorial que acaba de estrenar Fantasy Realms, vuelve a recurrir a dos títulos nacionales para ampliar su catálogo. Se trata de dos juegos independientes, ambientados en acontecimientos históricos reales del siglo XX.

1987 Channel Tunnel es un juego para 2 participantes, obra de Sheila Santos e Israel Cendrero (Llama Dice). Sus ilustraciones son un trabajo de Pedro Soto. La rivalidad entre Gran Bretaña y Francia se deja a un lado con la construcción del Túnel del Canal de la Mancha, con sus beneficios para ambos territorios.

Así, los jugadores dirigen a su equipo de trabajadores, mientras desarrollan tecnología y buscan la financiación necesaria para su creación. Tras preparar el escenario, con la extracción de discos y su correspondiente apilación por colores, comienza la partida.

Es en su turno donde los competidores colocan una pila de un color en una de las cartas de acción disponibles (atendiendo a su tamaño en caso de estar ocupada). Las acciones son planear, tunelar, financiación, tecnología, desarrollo y acción secundaria. Permiten, entre otros efectos, adquirir cartas de obreros, topógrafos, conferencias, apoyos o maquinarias, con sus puntos y ventajas.

El final de la partida se desencadena cuando alguien alcance el centro del canal, con sus puntos extra para quien lo consiga. El jugador con más puntos totales será el ganador.

1987 Channel Tunnel 1942 USS Yorktown

1942 USS Yorktown se define como un reto cooperativo, de 1 a 4 jugadores. También ilustrado por Pedro Soto, es una creación de Esteban Fernández (Kabutor). En esta ocasión, se pondrán en la piel de pilotos americanos. A bordo del USS Yorktown, tratarán de localizar y hundir el portaaviones japonés Shōhō, mientras esquivan los aviones enemigos.

En esta batalla del Pacífico, los aviones no llegaron a verse, puesto que se enfrentaron con el lanzamiento de aciones. Con el tiempo como gran rival, iniciarán una carrera a contrarreloj “sin tiempo para preparar grandes estrategias ni para el temido efecto líder”, en palabras de la editorial.

Tras establecer la duración de la partida, comienza el juego. La ronda se inicia extrayendo una carta de evento, que mostrará un tipo de avión japonés, islas o distintos efectos. Se comprueba si existe contacto entre los implicados. Durante su turno, cada jugador decidirá qué acción realizar para, después, establecer el orden. Una vez ejecutadas, comienza una nueva ronda.

Las acciones permiten mover, atacar y buscar, con el pago de puntos de combustible. Aterrizar o despegar permite reponer combustible o cargar bombas. Se resuelven, en su mayor parte, con tiradas de dados. Todos ganan si se hunde el Shōhō, mientras que la derrota llega si ocurre lo propio con el Yorktown, el tiempo se agota o se produce el derribo de varios aviones propios.

A través de una campaña que dura 25 días, cada uno puede adquirirse por 21 euros, con objetivos extra y gastos de envío a España incluidos. Ambos forman parte de un pack conjunto, valorado en 40 euros. Añade una lámina firmada y una chapa conmemorativa, así como extras desbloqueados y gastos de envío a España.

Los extras a desbloquear pasan por expansiones, un meeple y marcadores personalizados, una bolsa serigrafiada o libretos históricos. Al alcanzar su objetivo inicial, marcado en 8.000 euros, llegarán a las mesas de juego.

Será a finales de septiembre cuando se envíen a los mecenas. Recordamos que la serie de juegos independientes ya cuenta con 1911 Amundsen vs Scott, 1920 Wall Street y 1906 San Francisco en el mercado.