Abogados Express: las duras decisiones en un juego de cartas

Abogados Express

¿Amor verdadero? No, gracias. Las consecuencias para la sociedad serían nefastas. Si todos encontrasen a su media naranja, y se quedaran con ella de por vida, se comprarían muchas menos viviendas. Muchas menos camas. La economía se vería resentida, aunque los mayores perjudicados serían los abogados.

Sin las frecuentes separaciones, una buena parte de ellos perdería su puesto de trabajo. Al fin y al cabo, ¿no es el divorcio el destino perfecto de muchos matrimonios? Así es Abogados Express, juego de cartas que nos lleva a completar sentencias de divorcio, haciendo uso de la acción directa y del humor.

 

LA BÚSQUEDA DE PUNTOS DE PRESTIGIO

Abogados Express, anteriormente conocido como Divorcios Express, es un juego de mesa en fase de desarrollo. Con partidas de 3 a 5 jugadores, pudo probarse en Protos y Tipos 2019.

Creado por Santiago Pazos e ilustrado por Javier Roa, se presenta en forma de prototipo. Como su propio nombre indica, nos pone en la piel de abogados, en busca de puntos de prestigio. La competición entre compañeros está a la orden del día, puesto que sólo uno podrá ser el ganador.

Antes de empezar, se baraja el mazo para repartir diez cartas a cada uno y dejar una boca arriba, en el centro. Reciben, además, una tarjeta de prestigio con los marcadores para señalar sus puntos. Es en su turno donde realizarán tres acciones, en cualquier orden y pudiendo repetir cualquiera de ellas.

Abogados Express

1. Robar.

Se escoge entre robar una carta al azar de la mano de un rival (que no tenga menos de cinco cartas), del mazo o la visible. Otra opción es robar del mazo hasta tener diez cartas en la mano.

2. Jugar una sentencia de divorcio.

El jugador descarta un grupo de cartas que compongan una sentencia de divorcio, atendiendo a la hoja de ayuda. Se trata de cartas de borde verde que añaden hasta uno, tres o cinco puntos.

Por ejemplo, una sentencia de divorcio estaría compuesta por dos documentos verdes, un abogado y una petición firmada. Las doradas son comodines y las negras sólo se descartan quitando dos cartas distintas de ese color.

3. Descartar.

Es posible descartar hasta cinco cartas de la mano para robar la misma cantidad del mazo (las descartadas pasan a la parte inferior). Son cartas de borde rojo que, al descartarse, restan puntos. A cambio, permiten llevar a cabo un efecto que pasa por intercambios o pérdidas de turnos para los rivales. Las que cuentan con un sello requieren de una acción para su uso.

La partida finaliza al robarse la última carta. A los puntos de prestigio marcados en la tarjeta, se suman o restan los correspondientes a las cartas de la mano. Quien tenga más puntos, gana. Todos pierden si nadie tiene puntos positivos.

 

ABOGADOS EXPRESS: PRIMERAS IMPRESIONES

Decisiones, decisiones y más decisiones. Abogados Express recurre a una mecánica sencilla de recordar y aplicar, para que todo el protagonismo recaiga en la libertad de elección. No hay acción sin consecuencias, para bien o para mal. El primer paso es elegir qué acciones realizar.

Abogados Express

Robar cartas es más que necesario cuando nuestra mano se va quedando vacía. Ahora bien, ¿de dónde? Si buscamos una reposición rápida, en busca de las preciadas sentencias de divorcio, quizás nos convenga robar del mazo. Si lo que queremos es fastidiar, la mejor opción es robar una carta al rival.

Esta segunda opción no precisa de una mano vacía para realizarla, puesto que su finalidad no es conseguir la carta perfecta para nuestra combinación, sino para la del contrario. Así, podremos haberle robado una que no nos sirva para mucho, pero que a cambio, le haya fastidiado la vida. Y mucho.

En este juego entre tiburones, las decisiones continúan al completar sentencias de divorcio. En este caso, va de la mano de la gestión del riesgo. Soltar la que tanto tiempo nos ha costado es una alegría, pero también un “¿qué hubiese pasado si…?”.

No todas las combinaciones recompensan con los mismos puntos, por lo que ya será decisión individual bajarla en cuanto se tenga o esperar a ver si puede combinarse con otras cartas mejores. Si se opta por este punto, es preciso llevar la cuenta de las cartas que ya han aparecido y valorar los puntos que darán o restarán las cartas de la mano al final.

Abogados Express

La interacción entre jugadores aparece con la acción de descartar. Será aquí donde valoraremos si nos merece la pena restarnos los siempre valiosos puntos de prestigio para fastidiar a los demás o en busca de un beneficio propio. Un par de puntos podrían marcar la diferencia, pero no hay nada como ver al rival descartándose la mitad de la mano.

Estamos ante uno de esos juegos donde sería habitual que todos atacasen al jugador con más puntos de prestigio hasta ese momento. Para evitar esa frustración, su autor recurre a la acertada pérdida de puntos para quienes utilicen las cartas. Así, hay que valorar si realmente estamos haciendo lo correcto.

Siempre podemos encontrarnos a ese jugador que observa como los demás atacan al “ganador”, alegando que él poco o nada puede hacer. Los demás estarán renunciado a sus puntos, mientras él se frota los dedos con la sorpresa que dará en el recuento final. Y he aquí el segundo punto con el que todo se equilibra.

Al terminar la partida, las cartas que se conserven en la mano añadirán o restarán puntos. De esta forma, aunque alguien vaya en cabeza, nunca hay nada seguro. Cuatro chalets, con sus valiosos ocho puntos, lo cambiarían todo.

Este ‘set collection’ oculto se traduce en más decisiones, puesto que gestionamos una mano de espacio limitado (aunque parezca lo contrario). Las mejores cartas estarán ocupando un valioso hueco, dando lugar a numerosas estrategias posibles.

Como juego en fase de desarrollo, Abogados Express podrá cambiar en algunos puntos. Sin embargo, la base ya es sólida, en esa unión entre acción directa y colección de cartas. Se apuesta por la rapidez y por la interacción máxima, con una rejugabilidad potenciada por el azar a la hora de obtener cartas. Crece con las dos modalidades con las que ya cuenta.

En el modo rápido, se sustituyen los puntos de prestigio por una original gráfica de abogado y juez. Es en el avanzado donde entran en escena la carta de receso, con sus puntos, y las de borde blanco, con sus efectos diferentes. Con ellos, se pretende crear un juego completo por sí mismo, capaz de atraer a todo tipo de jugadores.

Los distintos planes a elaborar harán las delicias de los más estratégicos, mientras que los principiantes podrán acercarse sin problemas gracias a sus reglas sencillas. El resultado es un juego de cartas prometedor, con puntos muy interesantes y bien hilados. También en cuanto a diseño.

Aunque aún podrá variar, por ahora recurre al humor como aliado a través de las divertidas situaciones aparecidas en las cartas. No faltan las siempre bienvenidas referencias (Star Wars y Tortugas Ninja incluidas), las mascotas ni las suegras.

Con el colorido siempre presente, recurre a una simbología clara e intuitiva. Lo mismo ocurre con su hoja de ayuda, donde se recuerdan las posibilidades de cada turno y el tipo de combinaciones para crear sentencias. A la espera de ver cómo evoluciona, no tiene nada que envidiar a un juego ya publicado.

One thought on “Abogados Express: las duras decisiones en un juego de cartas

Comments are closed.