Warshow: estrategia, humor y armas de destrucción masiva

Warshow

“Un juego de cartas inmersivo y de estrategia”. Así se presenta Warshow, proyecto que recurre a una campaña de búsqueda de financiación en Verkami. Necesita recaudar 4.000 euros para llegar a las mesas en septiembre de este año.

 

LA COMPETICIÓN EN WARSHOW

Warshow es un juego creado por Javier Roca (Crux), donde trasladarnos hasta un escenario bélico. Tendremos que controlar el campo de batalla antes de que el enemigo lo haga. El resultado son competiciones estratégicas entre dos participantes, que combinan el humor y hacen uso de las armas de destrucción masiva.

Como concreta su autor, unirá una estrategia inmersiva con un aprendizaje muy sencillo. Prescinde de tablero, dados y figuras, recurriendo a cartas de tropa y de orden. Las primeras sirven para alcanzar la victoria, mientras que las segundas son de obligado cumplimiento.

Encontraremos dos barajas, compuestas por 45 cartas cada una. Representan al ejército de Estados Unidos, durante la Primera Guerra Mundial, y hordas de demonios.

La mesa se divide en dos territorios (uno por jugador) y en una zona intermedia, dando lugar a cinco espacios en los que colocaremos cartas: retaguardia enemiga, trinchera enemiga, tierra de nadie, trinchera propia (con la baraja de ejército) y retaguardia propia (montón de escombros).

Un turno consta de cinco fases, a realizar en orden. Comenzamos robando dos cartas. El oponente robará una. A continuación, podremos avanzar, retroceder, cubrir o descubrir cada carta de tropa.

Después, bajamos hasta seis puntos en cartas de tropa, en cualquier combinación. Si no queremos que se vea, podremos bajar carta boca abajo con un coste de tres puntos, sin importar su valor. Le seguirá la fase de ataque. Todas las tropas sin cubrir podrán disparar, incluso aunque se hayan bajado en ese mismo turno.

El contrario podrá optar por un contraataque en tierra de nadie y territorio enemigo. En cualquier fase, podrán lanzarse hasta dos cartas de orden. La experiencia se completará con una modalidad en solitario y con otra para tres o más participantes.

Su precio durante la campaña es de 25 euros, en una recompensa que incluye el juego completo, compuesto por dos barajas, y los gastos de envío. Incrementando esta cantidad, se suman una caja conmemorativa, un libro digital de ilustraciones, cartas dibujadas a mano o envíos a territorio europeo.

La idea es crear dos barajas iniciales, que puedan tener continuidad con nuevas en un futuro. Su autor es el único ilustrador, pero para esos planes está en mente contratar a más.