Holocubierta confirma el lanzamiento de No Time For Heroes

A pocos días desde comienzo de año, Holocubierta ya ha anunciado su primer juego de mesa para 2016. Se trata de No Time For Heroes, un juego de cartas competitivo en el que los jugadores se ponen en la piel de héroes del Reino de Isilendor. ¿El objetivo? Acabar con la amenza de Krantor y con su poderoso general.

No Time For Heroes

¿DE QUÉ ME SUENA NO TIME FOR HEROES?

No Time For Heroes será un juego de mesa de 2 a 4 jugadores, con partidas de 20 a 40 minutos de duración. Aunque aún no cuenta con fecha de lanzamiento, se espera que vea la luz en los próximos meses. Éste será así el tercer juego de mesa de la editorial, tras Omertà: el poder de la Mafia y Arcanya: Magic Academy.

Ahora bien, quizás más de uno os estéis preguntando de qué os suena No Time For Heroes. Se trata del juego creado por Rodrigo González, también responsable del ya mencionado Omertà, así como de los próximos Rookie Heroes y Dice Drivin’.

El blog Isilendor Games recoge todos los proyectos de este autor y hace unos meses él mismo puso a disposición de todos los jugadores una versión Print and Play del mismo. Aunque eso sí, solo por tiempo limitado. En Consola y Tablero pudimos probar ese prototipo, como podéis comprobar en la reseña que publicamos.

¿Nuestra conclusión? Un atractivo y competitivo juego, con unas fases muy estructuradas y con más posibilidades de las que puede parece a simple vista. Su temática, ambientada en el mundo de fantasía, concuerda con unas perfectas ilustraciones, de la mano de Israel Pato.

No Time For Heroes se ubica en el Reino de Isilendor. Krantor y su temido general amenazan con el mal, por lo que es tarea de un grupo de héroes acabar con ellos. Por el camino, tendrán lugar diferentes batallas y enfrentamientos que lleven hasta el enemigo final. El grupo de Los Siete gobierna el Reino y buscan a un único héroe para defender la región.

Es por ello que no basta con vencer todos los peligros, sino que se hará necesario ser el mejor de todos esos aventureros. En función de su clase (Guerrero, Pícaro, Mago o Explorador), los jugadores contarán con unas u otras habilidad para aprovechar en combate.

Antes de empezar la partida, cada uno recibe su carta de personaje, sus cartas de habilidades y sus puntos de vida. Las cartas de mercado y de enemigo (con el gran jefe orco) conformarán los otros mazos. En cada turno, se llevarán a cabo dos fases. La Fase de Ataque está protagonizada por un combate o por una defensa.

Un ataque hacia los enemigos con éxito otorgará monedas o puntos de victoria. En una defensa no se recibirá daño alguno, pero será obligatorio el descarte de cartas. Es en la Fase de Mercado donde se comprarán cartas del centro de la mesa para incorporar a la mano y al mazo de cartas de habilidad.

En el momento en que el jefe orco sea derrotado, la partida finalizará. Sin embargo, vencerle no implica alzarse con la victoria, aunque su recompensa en forma de puntos de victoria sea alta. El jugador con la mayor cantidad, como resultado de los enemigos derrotados y de las monedas, se convertirá en el ganador de la partida y, en definitiva, en el héroe de Isilendor.