CSW: Invasion comienza su campaña en Kickstarter

La editorial granadina Vedra Games busca financiación para CSW: Invasion. Este wargame de miniaturas busca convertirse en una realidad con el apoyo de los jugadores, para lo que prueba suerte en Kickstarter.

CSW Invasion

LAS CLAVES DE CSW: INVASION EN KICKSTARTER

CSW: Invasion se encuentra inmerso en una campaña de búsqueda de financiación en Kickstarter. A 19 días para que finalice, busca recaudar 35.000 euros, imprescindibles para ver la luz. En caso de superarse, estaría listo para diciembre de este año.

Existen tres formas de apoyar el proyecto. La primera pasa por una contribución a modo de donación. La segunda y la tercera, que sólo se diferencian por su precio (80 euros y 105, respectivamente), incluyen la caja de iniciación con dos ejércitos completos de Heimdall y Terra, es decir, con 36 miniaturas.

Se añaden, además, marcadores, dados, una regla, un kit de terreno y un manual de iniciación de 48 páginas. De forma exclusiva para la campaña, se suma una miniatura de agente extra y un elemento de escenografía de cazador destruido.

Mientras que la aportación de 80 euros está limitada a 450 unidades, la de 105 cuenta con 2.550 ejemplares disponibles. Ambas incorporarían posibles extras que se pudieran desbloquear, como dados personalizados o marcadores de resina. Los gastos de envío a España son de cinco euros para las dos.

CSW Invasion juego

EN UN UNIVERSO FUTURISTA…

CSW: Invasion se enmarca en el año 4754 d.c. Ambientado en un universo futurista de ciencia ficción, los jugadores se ponen en la piel de potentes ejércitos. ¿El objetivo? Ser el mejor líder, demostrando la buena planificación estratégica y militar.

La competición con los rivales se llevará a cabo mediante “desesperadas escaramuzas y batallas terrestres masivas”, en palabras de Vedra Games. Los ejércitos de la Unión de Terra luchan así contra las Industrias Heimdall para definir su futuro.

De esta forma, las miniaturas cobran el máximo protagonismo. Éstas presentan una escala de 18mm, dispuestas para todo tipo de conflictos. Cada facción cuenta con soldados, drones y criaturas, que se desplazan por el tablero. Éste cuenta con escenografía en forma de complejos miliates, interior de edificios o naves espaciales.

Las unidades ligeras, es decir, la infantería, tienen una base de 25 mm de diámetro. Todas ellas cuentan con un pequeño agujero para marcar fácilmente las heridas, a través de cuatro niveles. Por su parte, las pesadas (monstruos, vehículos y edificios) cuentan con una base de 50 mm.

Tal y como explica José Mendez, creador del juego, “es fácil de aprender, pero difícil de dominar, lo que lo convierte en el wargame perfecto para un amplio rango de jugadores”. Promete ofrecer una mecánica rompedora y sólida.

La que pretende ser la versión wargame del juego de tablero CSW: Flesh and Steel, supondría un nuevo paso en el universo de Colonial Space Wars. No hay que olvidar que el juego de tablero y la expansión han sido publicados por la misma editorial.

Mientras que el juego de tablero cuenta con cuatro facciones y más de 150 unidades, Invasion pretende seguir los mismos pasos. Su caja de iniciación ya incluye dos de estas facciones.