Magic Maze: Seguridad Máxima, la locura sube de nivel

Magic Maze: Seguridad Máxima

Los héroes se han acostumbrado a acudir al centro comercial para robar valiosas posesiones, en lugar de recuperar las arrebatadas en la batalla. Las pérdidas de los comerciantes empiezan a ser mayores que los ingresos, por lo que, si no quieren echar el cierre, necesitan reforzar la seguridad.

Los guardias ahora se pasean entre las tiendas, mientras que los sensores no parecen dejarse ninguna esquina al descubierto. ¿No había suficiente con una sala intimidante? Pues nada mejor que recurrir a un enorme octóclope. Suerte que estos héroes se han vuelto más poderosos. Así es Magic Maze: Seguridad Máxima, la primera expansión del exitoso juego.

 

LOS GUARDIAS, LOS HECHIZOS Y LAS REJILLAS

Magic Maze: Seguridad Máxima es una expansión de 1 a 8 participantes, con retos que rondan los 20 minutos. Recomendada para mayores de 8 años, vuelve a contar con Kasper Lapp como autor y con Gyom como ilustrador.

La primera ampliación del nominado al Spiel des Jahres 2017 precisa del juego básico para poder disfrutarse. Al igual que él, su edición en castellano llega de la mano de 2Tomatoes. Ya se encuentra disponible, a un precio que ronda los 18 euros.

Magic Maze: Seguridad Máxima
Componentes de juego.

Aunque se mantiene fiel a su esencia, respetando la cooperación en tiempo real, con turnos simultáneos, sin efecto líder y con una comunicación muy limitada, incluye varias novedades. Las nuevas losetas sirven como complemento a los peones de guardia y a los distintos marcadores.

Mientras que esos guardias, el octóclope, los detectores de movimiento y la puerta de acero complican las cosas, las rejillas de ventilación, los butrones, los hechizos, la telequinesis y la sala de control incorporan varias ventajas. Los marcadores anti-estrés y las casillas de mapa y auto-exploración también facilitan la tarea.

 

MAGIC MAZE: SEGURIDAD MÁXIMA, UNA PARTIDA

Las reglas de Magic Maze se mantienen con la expansión. Así, cada participante recibe una loseta de acción. Tras barajar las losetas correspondientes al escenario elegido, se colocan los peones en la inicial. El reloj de arena, la loseta de robo, los marcadores de fuera de servicio y el peón de “¡Haz algo!” se dejan a un lado.

Tras girar el reloj de arena, comienza la partida. No existen turnos, lo lo que los jugadores mueven todos los peones, atendiendo a su habilidad o habilidades. Los desplazarán en las cuatro direcciones, utilizarán vórtices, recurrirán a las escaleras mecánicas y explorarán nuevas losetas.

Magic Maze: Seguridad Máxima
Los guardias y las rejillas de ventilación.

En silencio, y con el peón de “¡Haz algo!” como único medio de comunicación, cada peón debe llegar hasta el objeto de su color. En ese momento, se gira la loseta de robo para indicar que los vórtices están desactivados.

La misión pasa por escapar por las casillas de salida correspondientes. Si se consigue antes de que se agote el tiempo (el reloj puede girarse en casillas especiales), habrá sido un éxito. De lo contrario, los héroes habrán fracaso.

 

TODAS LAS NOVEDADES DE LA EXPANSIÓN

En el manual de instrucciones se proponen distintos tutoriales, con los que ir aprendiendo las novedades. También se muestran preparaciones de partida completas, a realizar una vez que tengamos familiarizados los cambios. Pueden combinarse entre ellos.

Los guardias

Con las nuevas losetas aparecen también los guardias, representados por peones negros. Pueden moverse atendiendo a las habilidades de cada jugador. Un guardia nunca podrá moverse a una loseta con un héroe, ni viceversa.

Si se ha incluido la loseta de la sala de guardia, cada vez que un guardia se encuentre con un peón en la misma loseta (normalmente, por error), ambos van a la sala. El héroe está encerrado, por lo que la forma más común de liberarle es mover al guardia hasta la máquina de café y desplazar al peón por la sala, hasta llegar a la puerta.

Magic Maze Seguridad Máxima
La sala del guardia, con su guardia bebiendo café.

Dado que se trata de una puerta de acero, precisa de un código para abrirse. Otro héroe debe encontrarse sobre una casilla de código para que el primero pueda escapar, inhabilitándola después.

Con dos peones cautivos de forma simultánea, se pierde la partida. Si un héroe se encuentra sobre la casilla de sala de control, puede transportar a todos los guardias a los vórtices de su color.

Los marcadores anti-estrés

Para facilitar la misión en medio del caos, Seguridad Máxima incorpora seis marcadores anti-estrés. Se dejan en el centro de la mesa y pueden utilizarse en cualquier momento, teniendo en cuenta que son de un solo uso. Permiten girar el reloj de arena, intercambiar la loseta de acción o activar la comunicación.

Las habilidades de cada héroe

El enano (naranja) puede colocar rejillas de ventilación en el tablero, para transportarse de una casilla a otra. Cualquiera puede utilizarlas, aunque se eliminan si un guardia también recurre a ellas.

El bárbaro (amarillo) puede colocar un butrón sobre dos casillas adyacentes, separadas por una pared. Cualquiera puede utilizar esta grieta para colocarse, pero se elimina si es un guardia quien la usa.

Magic Maze: Seguridad Máxima
Los butrones y los marcadores anti-estrés.

La elfa (verde) puede utilizar los dos marcadores de telequinesis al encontrarse sobre una casilla de exploración de cualquier color. Descarta el marcador y mueve una loseta ya colocada a ese espacio.

La maga (morado) cuenta con dos marcadores, a utilizar en el momento que desee. Entre la amplia variedad de hechizos, aparecen la posibilidad de convertir a un guardia en una rana, el teletransporte o la invisibilidad.

Casillas de mapa y auto-exploración

Las casillas de mapa, de un solo uso, permiten explorar todas las losetas del mismo color del héroe que hay sobre ellas. Las de auto-exploración se activan sin que haya un peón encima.

El obervador y el sensor

El monstruo de ocho ojos se coloca en el centro de su respectiva loseta para capturar a cualquier héroe que entre en ella (mandándole a la sala de guardia). La loseta de mando, con sus casillas, sirve para mover a la criatura a una loseta adyacente.

El sensor implica que ningún héroe pueda situarse sobre las seis casillas que cubre. Se puede rotar desde la casilla de control del sensor.

 

MAGIC MAZE: SEGURIDAD MÁXIMA, CONCLUSIONES

La maga está a pocas casillas de robar su más que necesitado objeto. Parece que el tiempo juega a su favor y a sus compañeros tampoco les está yendo nada mal. ¿Pero no es eso de ahí un guardia? ¿Qué hace en su misma loseta?

Magic Maze Seguridad Máxima
El observador y los hechizos de la maga.

Como si de una delincuente común se tratase (qué falta de respeto), la traslada a la sala de guardia. “Mmmm, me muero por tomar un café recién hecho, ¿tú no?”, “Sabes que no existe nada más rico que un café, ¿verdad?”. Sus mensajes directos han servido para que a éste se le antoje un café. Vía libre.

El bárbaro se da cuenta de la situación y, entre butrón y butrón (hay que ver lo burro que es), va directo a por el código de la puerta de acero. La maga ya es libre, pero está muy lejos de su objeto. Y el tiempo ya no es su aliado. La elfa recurre a su telequinesis para solucionar el problema.

Con toda su buena intención, ahora el monstruo está donde no debe, mientras un segundo guardia se aproxima. Una capa de invisibilidad podría funcionar ante el guardia, aunque un vale para el McTrollald’s también. Qué pena haberse dejado la fórmula de la conversión de la rana en casa.

Mientras éste se zampa una buena hamburguesa, la maga llega por fin a su preciado objeto. Lástima que, tan concentrada en su misión, haya olvidado lo más importante: mirar el tiempo. Se ha agotado y todos pierden la partida.

Si ya definíamos Magic Maze como una combinación entre locura y caos, con su expansión todo se incrementa. No necesitaremos demasiadas partidas para comprender que, sin la máxima concentración, poco se podrá conseguir. Hay que estar pendientes de esos pesados guardias, de las puertas de acero, del observador y del sensor.

Magic Maze Seguridad Máxima
El sensor y sus limitaciones de movimiento.

Es habitual que, al leer las nuevas instrucciones, podamos ver algo absurda la función de los guardias, del observador o del sensor. Sabiendo que están ahí, ¿cómo voy a ser tan poco inteligente de desplazar a los héroes hasta sus casillas o al contrario? La realidad es diferente. Ocurre y con mucha más frecuencia de la que parece.

Los nervios y la parálisis comienzan a hacer su aparición tras girar el reloj de arena y ver como el tiempo se consume vuelve a ser la causa de nuevos errores y decisiones equivocadas. Lo que en el juego básico podía “solucionarse” con el peón rompe brazos “¡Haz algo!”, ahora se traduce en una visita a la sala de guardia, con su pérdida de tiempo.

Para bien o para mal, en Seguridad Máxima aumentan la tensión y la desesperación. Para que no acabemos con un ataque de ansiedad, se introducen los preciados marcadores anti-estrés (siempre que los nervios nos hagan acordarnos de ellos) y las útiles habilidades de los héroes. Sobre todo los hechizos y las rejillas.

Las casillas especiales, siempre y cuando aparezcan a tiempo, también pueden ahorrarnos más de un disgusto. Sin embargo, aunque estén ahí para facilitarnos la cada vez más dura tarea, recordar que existen también formará parte del caos absoluto.

Con ello, esta primera expansión es más que necesaria para quienes continúan disfrutando de Magic Maze. Incorpora las novedades acordes a su precio (no hay que olvidar que cuesta en torno a los 18 euros) e introduce una serie de cuidados tutoriales como forma de aprendizaje.

Continúa potenciando esa libertad para introducir los elementos que queramos, personalizando cada reto. Los logros propuestos, cada vez más habituales en el mundo de los juegos de mesa, no sólo se centran en el humor, sino que contribuyen a su rejugabilidad.

Magic Maze Seguridad Máxima
Seguridad Máxima, una necesidad para los amantes de Magic Maze.

Debe tenerse en cuenta que con el aumento de sus posibilidades, se incrementan esos nervios por la falta de comunicación. Así, quienes aún no hayan explotado demasiado el juego básico, tal vez prefieran seguir recurriendo sólo a él por un tiempo.

Una vez probada la expansión, carecerá de sentido jugar sin los nuevos cambios. Lo bueno es que todo cabe en la caja básica. ¿Seguirán siendo tan buenas las sorpresas con las posibles futuras ampliaciones?

Por su parte, es casi seguro que los detractores de Magic Maze sigan sin encontrarle demasiada gracia. Al fin y al cabo, la esencia se mantiene intacta. Si ellos se animan a probarlo con expansión, volvemos a recomendar hacerlo con personas de confianza, ya que sin insultos y sin bromas al final de la partida, pierde casi todo el sentido.

 

COMPONENTES DE JUEGO

  • 13 Losetas de Centro Comercial
  • 4 Peones de Guardia
  • Ficha de Observador con Peana
  • 12 Marcadores de Fuera de Servicio
  • 10 Marcadores de Hechizo
  • 2 Marcadores de Anillo (Hechizo)
  • 6 Marcadores Anti-Estrés
  • 4 Marcadores de Rejilla de Ventilación
  • 3 Marcadores de Butrón
  • 2 Marcadores de Telequinesis
  • Marcador de Sensor
  • Marcador de Helado
  • Instrucciones