Ya hay ganadores al Spiel des Jahres y al Kennerspiel des Jahres 2017

Spiel des Jahres 2017

El pasado mes de junio, Ice Cool (Escuela de Pingüinos) se hacía con el galardón al Kinderspiel des Jahres 2017 o, lo que es lo mismo, al mejor juego de mesa infantil del año. Ahora ha sido el turno del Spiel des Jahres y del Kennerspiel des Jahres, es decir, del mejor juego de mesa y del mejor juego de mesa avanzado de 2017.

 

EL GANADOR DEL SPIEL DES JAHRES 2017

En la categoría de Spiel des Jahres 2017, competían Kingdomino, Magic Maze y The Quest for El Dorado. Tal y como acaba de anunciarse, es Kingdomino el que se convierte en el mejor juego de mesa del año.

Kingdomino

Publicado por Morapiaf en castellano, de 2 a 4 jugadores compiten por alcanzar la mayor cantidad de puntos. Creado por Bruno Cathala e ilustrado por Cyril Bouquet, parte de una mecánica de juego propia del clásico dominó.

Con el objetivo de crear el reino más grande jamás visto, los participantes realizan dos acciones por turno. Con la primera, añaden una pieza a su territorio, respetando las reglas de conexión. Con la segunda, seleccionarán una segunda pieza para la siguiente ronda.

Las reglas de conexión determinan que sólo se puede construir en espacios de 5×5 y que cada nueva ficha a situar debe coincidir, en uno de sus lados, con el paisaje de la inicial o de otra ya colocada. Recurre, así, a una toma de decisiones constante y a una mecánica sencilla e intuitiva.

 

EL GANADOR DEL KENNERSPIEL DES JAHRES 2017

Los tres juegos ExitRäuber der Nordsee (Saqueadores del Mar del Norte) y Terraforming Mars eran los nominados al Kennerspiel des Jahres 2017. Es Exit el título que acaba de hacerse con el premio al mejor juego de mesa de reglas avanzadas.

Exit kennerspiel des jahres

Se trata de tres retos de escape en vivo, a disfrutar de forma independiente, entre 1 y 6 jugadores. Creados por Inka Brand y Markus Brand e ilustrados por Silvia Christoph y Franz Vohwinkel, cuentan con una edición en castellano de la mano de Devir.

Los participantes recurren a la comunicación y a la puesta de ideas conjunta para poner solución al misterio en torno a una cabaña abandonada, una tumba de un faraón y un laboratorio secreto. Tras hacerlo, siempre y cuando sea dentro de tiempo, podrán escapar del lugar.

Cada caja contiene un cuaderno y un misterioso disco y sólo puede ser utilizada una vez. Los investigadores no sólo sabrán ya la solución, sino que parte de sus componentes habrán sido destruidos.