Urbian: Urban Biodiversity, la naturaleza en la ciudad

Urbian: Urban Biodiversity

Urbian: Urban Biodiversity se encuentra inmerso en una campaña en Verkami. Se presenta como un juego de cartas, cuyo objetivo es concienciar de la importancia de mantener zonas naturales en las ciudades.

 

¿EN QUÉ CONSISTE URBIAN: URBAN BIODIVERSITY?

Urbian: Urban Biodiversity es un juego de cartas para 2 jugadores, con partidas de 20 minutos, recomendado a partir de los 8 años. Tras dos años de desarrollo, llega a Verkami para convertirse en una realidad.

Si alcanza los 3.500 euros marcados como objetivo inicial, se enviará a los mecenas antes de Navidad. Su precio durante la campaña es de 15 euros, incluyendo dos chapas. Incrementando la cantidad, se añaden una bolsa de tela, una lámina y una camiseta. Todas las recompensas incluyen gastos de envío a España.

Como detallan sus responsables, el objetivo del proyecto es enseñar o recordar conceptos clave de la naturaleza, como son los niveles de la cadena trófica, el efecto de las especies exóticas invasoras, la importancia de la polinización o el mimetismo.

Pretende concienciar de la importancia de mantener la calidad natural en las ciudades modernas, mediante zonas verdes, fuentes, especies de animales que contribuyan a la polinización de los huertos urbanos y que luchen contra plagas y parques con vegetación que purifiquen el aire contaminado y, a su vez, fomenten el ocio al aire libre.

En sus propias palabras, “las ciudades del siglo XXI han perdido toda su vida natural”. En un intento de remediar las moles de cemento y las nubes de contaminación, los seres vivos se han propuesto devolver la vida y el color a las urbes.

Urbian: Urban Biodiversity

Será nuestra tarea llenar de biodiversidad la ciudad, trasladando la vegetación a la terraza. Así, podrán llegar hasta ella los pequeños animales. Con el tiempo, se convertirá en un jardín o parque y, en definitiva, en el regreso de la fauna urbana.

El juego se compone de distintas cartas. Las de nivel permiten ampliar el número de parcelas, es decir, de terreno. Todos comenzamos con una de ‘Nivel 1’ (terraza) para pasar a un jardín o incluso a un parque. Las de vegetación cuentan con una puntuación y una habilidad y son básicas para atraer a la fauna.

Las de animal también cuentan con puntuación, habilidad e incluso incompatibilidades tróficas. Las especiales sirven como beneficio propio o para fastidiar a los rivales. Por último, la de alquiler permite tomar prestadas las parcelas del vecino, compartiendo con él los puntos de las cadenas tróficas.

Cuanto más larga sea la cadena trófica, más puntos se obtendrán. Esta regla rige la mecánica del juego. Así, las cartas se colocan en columnas, comenzando por una base (una carta de vegetación). Se continuará con pequeños insectos que se alimentan de las plantas, seguidos por los pequeños vertebrados que se alimentan de esos insectos. El último espacio lo ocuparán los grandes vertebrados, que se comen a los anteriores.

Las incompatibilidades deberán tenerse en cuenta. Así, un zorro y una ardilla no pueden cohabitar en una misma parcela, mientras que un ratón de campo y un mochuelo nunca podrán estar bajo la misma cadena. El 10% de los beneficios obtenidos en el juego serán donados a una ONG o asociación medioambiental.

 

COMPONENTES DE JUEGO

  • 28 Cartas de Vegetación
  • 26 Cartas de Animal
  • 10 Cartas Especiales
  • 8 Cartas de Nivel
  • Carta de Alquiler
  • 2 Cartas de Ayuda
  • Instrucciones