Sherlock: Far West, tres nuevos misterios en el Lejano Oeste

Sherlock Far West

Los duelos, la búsqueda de oro y las partidas de póquer. Pensar en el Lejano Oeste supone la visualización de algunos de sus elementos característicos. El saloon. El humo de los cigarrillos. Sherlock: Far West recoge toda su esencia para dar forma a tres misterios, de dificultad variable.

 

LOS TRES RETOS DE SHERLOCK: FAR WEST

Sherlock: Far West ya está llegando a las tiendas. GDM Games continúa con el fenómeno Sherlock mediante una nueva colección, compuesta por tres retos cooperativos e independientes ambientados en el Lejano Oeste.

La Mina Maldita, Disparos al Amanecer y Pacto con el Diablo se presentan en el formato tradicional: una baraja de bolsillo y un precio de 8 euros. Pueden disfrutarse una vez por grupo, con posibilidad de prestarse a otros.

Vuelven a ser obra de los creadores originales de la serie, Josep Izquierdo y Martí Lucas. Las ilustraciones de los tres títulos corren a cargo de Amelia Sales. Están indicados a partir de los 10 años, de 1 a 8 jugadores. Su duración es de 60 minutos.

Sherlock Far West

¿Qué está sucediendo en Tornado Town?

Aunque los tres juegos de la serie pueden disfrutarse de forma independiente, y en cualquier orden, se desarrollan en la misma localización. Es por ello que algún personaje salta de uno a otro.

La acción tiene lugar en Tornado Town, perteneciente al condado de San Miguel, en Nuevo México. Se desarrolla a finales del siglo XIX, concretamente entre 1878 y 1889.

La Mina Maldita

14 de marzo de 1878. Otro accidente se ha producido en la mina. ¿Una nueva maldición? No es la primera vez que ocurre algo así en ella, por lo que el sheriff está dispuesto a desvelar la verdad.

Analizando a los implicados, los trágicos sucesos y las notas del capataz, tendremos que descubrir si hay alguien detrás de estos misterios y el motivo por el que, años después, se siguen produciendo.

Disparos al Amanecer

El 19 de junio de 1886, dos disparos sorprenden al sheriff. Apenas ha amanecido y todo indica que un nuevo duelo acaba de producirse.

Los cadáveres de Everett York y Seth Harvey son la primera toma de contacto. La investigación continuará con los registros, los recortes de prensa y las declaraciones de distintas personalidades del condado.

Pacto con el Diablo

Walter Johnson busca al sheriff en el saloon. Alguien se ha atrevido a profanar la tumba de su querida Helen. No ha sido la única. El enterrador podría estar en su taller, pero nadie responde. Además, hay machas de sangre en el pomo de la puerta.

Es 30 de septiembre de 1889 y un oscuro secreto está a punto de ser revelado en Tornado Town. ¿Qué tumbas han sido profanadas? ¿Quién es el culpable? ¿Por qué haría algo así?

Sherlock Far West

¿Cómo se juega?

Los tres casos cuentan con las mismas reglas, idénticas a los otros títulos de la serie. Así, estamos ante misterios cooperativos, donde recurrir a la lógica y a la deducción a la hora de elaborar una teoría conjunta.

El primer paso es localizar la carta inicial para dejarla visible. Se baraja el mazo y se reparten tres a cada jugador. Desde ese momento, compartirán con los demás las partes subrayadas y las que aparezcan en los cuadros de texto.

Durante su turno, cada participante selecciona una carta de su mano. Podrá dejarla boca arriba, a la vista de todos, o descartarla, de tal forma que nadie vea su contenido. Roba una nueva carta del mazo.

Se repite la misma mecánica hasta que se hayan jugado o descartado todas las cartas (es obligatorio que haya, al menos, seis en los descartes). Llegados a este punto, podrán comentar a sus compañeros la información que recuerden de los descartes.

Elaborarán una hipótesis que explique lo sucedido para, después, descubrir el cuestionario, con sus diez preguntas. A continuación, leerán la crónica oficial y comprobarán qué respuestas son correctas para sumar dos puntos por cada una.

Identificarán las cartas reveladas que no fueran relevantes para el caso, restando un punto por cada una. La puntuación final se compara con la tabla para descubrir el nivel del grupo.

 

SHERLOCK: FAR WEST, CONCLUSIONES

Hay quienes dicen que el Lejano Oeste no era tal y como lo pintan. ¿Realmente se producían tantos duelos? ¿El crimen estaba a la orden del día? Lo que está claro es que ha servido de ambientación a películas, series, novelas y juegos y lo seguirá haciendo por mucho tiempo.

En los once años en los que transcurren los acontecimientos de Sherlock: Far West, Tornado Town ha sido testigo de asesinatos, robos y traiciones. Se han profanado tumbas, se han utilizado explosivos y se han producido ataques a la diligencia.

Sherlock Far West

Los accidentes, los atracos y los chantajes también han tenido espacio en las pequeñas cajas. Son el reflejo de un condado donde la tranquilidad no hace acto de presencia, con unos guiones impecables, bien elaborados y atractivos.

La esencia del Lejano Oeste está presente en los escenarios y en los propios acontecimientos. Los grandes aficionados a la temática no echarán en falta ninguna de sus señas de identidad. Formarán parte de tres juegos inmersivos, donde los crímenes y la tensión nunca llegan a separarse.

No existe un orden concreto para disfrutar de ellos. De hecho, tampoco es preciso jugarlos todos. Son tres casos distintos e independientes. Sin embargo, como bien sabrán quienes ya hayan disfrutado de los retos de la serie, resultan adictivos. Eso nos llevará a querer resolverlos todos.

Si ya los tenemos en las manos, quizás queramos disfrutar de una experiencia similar a una campaña. De ser así, comenzaremos con La Mina Maldita para continuar con Disparos al Amanecer y terminar con Pacto con el Diablo. Estaremos siguiendo un orden cronológico.

Los sucesos se desarrollan en Tornado Town. Iremos introduciéndonos en sus principales ubicaciones. Conoceremos al alcalde, figura que aparecerá en las tres historias.

Lejano Oeste

Esta conexión es uno de los grandes atractivos de Sherlock: Far West. A partir del segundo reto ya formaremos parte de Tornado Town y, con el tercero, no querremos marcharnos nunca. ¿Acaso el sheriff va a encontrar a unos detectives mejores?

Tanto La Mina Maldita como Pacto con el Diablo tienen un nivel de dificultad medio. En Disparos al Amanecer asciende a alto, lo que nos lleva a prestar una mayor atención por el detalle. Por pequeño e insignificante que parezca.

No debemos confiarnos. Aunque quizás La Mina Maldita sea el más sencillo, todos exigen de una concentración máxima, que nos permita relacionar las pistas que mostremos en la mesa y darles un sentido en su conjunto. Como ocurre en la serie, la forma de aproximarse a la realidad determinará el éxito o el fracaso.

Estamos ante juegos cooperativos sin efecto líder, lo que implica que cada uno influirá, con sus decisiones, en el desenlace. Saber que tendremos que descartar al menos seis cartas y que cada una mostrada que resulte irrelevante para el caso resta un punto, nos lleva a aplicar el concepto de responsabilidad.

Cerrarse en una teoría es un error absoluto, ya que supondrá descartar información esencial o seguir una línea que jamás debería haber estado ahí. Recordar los descartes, para comentarlos al final, y leer atentamente todo lo que aporten los compañeros es clave.

A partir de ahí, todos tendremos derecho a comunicar nuestras teorías. En base a ellas, iniciaremos un debate con los puntos en los que coincidimos. Argumentar y escuchar. Escuchar y argumentar. Sin esta fórmula cooperativa, nada tendría sentido.

Lejano Oeste

Una vez más, lo que parecía una teoría perfecta acaba desmontándose por un pequeño despiste. Acceder a las soluciones sigue siendo una de las partes más emocionantes, independientemente del resultado. Las pistas trampa están ahí de nuevo, tentando a los detectives menos experimentados.

Esta nueva colección vuelve a ser compatible con la experiencia en solitario. Se mantienen las reglas clásicas: robar seis cartas y establecer dos montones, el de descartes definitivo y el de descartes provisional. Todas las cartas pasarán por nuestra mano, por lo que ya no hay excusas que valgan.

GDM Games, su editorial, vuelve a recurrir a los autores originales para la colección del Lejano Oeste. A lo largo de la serie, hemos visto como ha contado con “autores invitados”. En este caso, no ha sido necesario para aportar un soplo de aire fresco.

Viajamos hasta una ambientación que siempre gusta, con tres misterios con los que regresan los quebraderos de cabeza. No se pierde la esencia, por suerte, ya que continúa funcionando como en el primer caso. Gracias a ella, incluso los alérgicos a las balas se sentirán tentados de probarlos.

Mantener su precio, de 8 euros, es otro de los aciertos por parte de la editorial, sin importar que la demanda sea alta en diferentes rincones del mundo. El que es su producto más internacional sigue siendo asequible para todos y presentando unas cartas de calidad.

GDM Games

Tres portadas muy parecidas, marcadas por ese color naranja, son la entrada a tres misterios distintos. Recurren al lápiz de Amelia Sales en las tres cajas para mantener esa relación que señalábamos antes.

Sus bonitas ilustraciones cumplen el trabajo de ambientación y de pista, siendo una parte más a la hora de resolver el caso. Como ya es habitual, es recomendable no verlas hasta que nos lleguen a la mano. De lo contrario, arruinaríamos la experiencia.

Al no pintarse ni romperse las cartas, finalizaremos la experiencia barajando todo y guardándolo en la caja. Será momento de prestarla a otro grupo. Si vamos a hacerlo, lo mejor es ser su guía. Leerles la introducción y, llegado el momento, la solución.

Su popular ambientación hace posible la búsqueda rápida de melodías que introduzcan, aún más, en el Lejano Oeste. Ser el anfitrión sigue siendo tan emocionante como enfrentarse al reto, aunque morderse la lengua al escuchar teorías disparatadas vuelva a convertirse en la escena más repetida.