Fórmula: la nueva apuesta educativa de Tranjis, sin fecha de caducidad

Fórmula

Tranjis Games vuelve a recurrir a un juego de mesa educativo a través de Fórmula, su novedad más reciente. Se presenta como una competición abstracta, impulsada por las operaciones matemáticas.

El desarrollo de un título pensado para su utilización en el aula implica un doble riesgo: que se abandone una vez que se hayan adquirido sus competencias o que no resulte lo suficientemente atractivo. Analizamos la forma en la que Alon Nir, su autor, halla la solución a estos desafíos.

 

EL JUEGO BÁSICO Y LA EXPANSIÓN

Fórmula ya se encuentra disponible, a un precio de 14,95 euros. Llega en forma de juego de cartas familiar, de 2 a 5 participantes. Las competiciones tienen una duración de 15 minutos.

Fórmula

Creado por Alon Nir, con un diseño de WAH! Studio, nos propone completar igualdades matemáticas, jugando hasta tres números desde la mano y añadiendo el signo correspondiente. ¿La misión? Deshacerse de todas las cartas antes que los demás.

Su juego básico, indicado desde los 7 hasta los 12 años, está pensado para Primaria. Con su expansión, Más Fórmula, el nivel asciende hasta Secundaria. Por tanto, se recomienda entre los 12 y los 16 años. Está incluida dentro de la caja.

 

FÓRMULA: UNA PARTIDA

Las cartas de suma, resta, multiplicación y división se dejan al alcance de todos, junto al mazo con los números. Cada jugador recibe siete cartas. Extraemos dos del mazo para colocarlas en el centro, boca arriba, con un espacio suficiente entre ellas como para que quepa una carta de signo. Estarán seguidas de la carta de igual.

El primer participante tendrá que completar esa fórmula, colocando una carta de signo entre ambos números y jugando una carta de su mano tras el igual. La operación resultante deberá ser correcta. Si no es posible, roba una y pasa su turno, para que el siguiente la complete.

A partir de ahí, el turno de cada jugador consiste en bajar hasta tres números de la mano. Se colocarán encima de los que ya hay en la mesa. Como acción adicional, se puede cambiar el signo. Siempre deberá crearse una igualdad.

Fórmula

Las posibilidades de Fórmula

Durante el turno, podrán jugarse tres números para crear una nueva fórmula. También, dos o uno, aprovechando los números que ya están en mesa. Bajar tres puede suponer, además, aprovechar alguno, al generar un número de dos cifras detrás del igual.

Un número de dos cifras podrá reemplazarse por una única carta, juntándolas al comienzo del turno. Así, un ‘2’ podría tapar un ’13’ o utilizarse para crear un ’12’. No está permitido quedarse con una carta y quitar la otra. Por su parte, una multiplicación por cero deberá cambiarse por completo al comienzo del turno.

Un comodín funciona como cualquier número, entre el ‘0’ y el ‘9’. Representará el valor asignado por quien lo puso en juego. El turno se desarrolla en sentido horario. El vencedor será el primero en quedarse sin cartas.

 

FÓRMULA: CONCLUSIONES

Fórmula no es el primer juego matemático. Como tal, no se centra en reinventar mecánicas, sino en cumplir con su función: practicar en el cálculo. ¿Lo consigue? Sí. El hecho de presentarse como un título educativo sirve para captar la atención de todos aquellos profesionales que ya están familiarizados con los beneficios del juego en las aulas.

Tranjis Games vuelve a pensar en el aprendizaje basado en juegos. Lo hace con un reto altamente personalizable, adaptado a todo tipo de jugadores. Incluso dentro del juego básico, existen diferentes opciones.

Podemos disfrutarlo con todos sus componentes, siguiendo las reglas originales. Formaremos parte de una intensa carrera a contrarreloj, donde deshacernos de las cartas de la mano antes que los rivales. Cuantos más números bajemos por turno, antes nos quedaremos sin ninguna.

Este ejercicio exige de altos niveles de concentración. ¿Si añado ese ‘4’ podré cambiar la multiplicación por la suma? ¿Quién necesita un ‘9’ teniendo un ‘1’? Los más ansiosos quizás no vean igualdades nuevas, pero las hay. Basta con tener un poco de paciencia e iniciar un viaje por las posibilidades.

Fórmula

Precisa de mentes despejadas, tanto si aprovechamos números como si transformamos todo por completo. Las dos cifras, que a priori llegarán a asustar, no serán más que las grandes aliadas a jugadas perfectas.

Es posible que las partidas se nos hagan demasiado cortas. Tranjis propone, en una de sus variantes, que resulte obligatorio utilizar, al menos, una carta que ya esté en mesa. Así, no realizaremos acciones individuales, sino que nos moveremos por un camino similar. No ignoraremos jugadas anteriores, lo que genera la ventaja de interferir en el oponente.

¿Las multiplicaciones y las divisiones son mucho? En niños pequeños, se recomienda jugar con las sumas y las restas. La multiplicación se añadirá llegado el momento, seguida por la división. Es importante que los niños sientan que forman parte de un reto que premia el esfuerzo, pero sin verse abrumados. Huir de las frustración es clave para disfrutar.

Podremos disputar un pequeño campeonato o no terminar una partida hasta que todos hayan agotado sus cartas. Las variantes no se quedan ahí: quizás, prefiramos jugar sólo con multiplicaciones y divisiones (bajando hasta cuatro cartas por turno) u obligar a los rivales a robar una carta del mazo siempre que un resultado sea divisible entre cinco.

Estos cambios incrementan una rejugabilidad ya de por sí alta. Son la muestra de como la experiencia puede transformarse por completo, y la puerta a unas reglas caseras. Las mentes más imaginativas no tendrán problemas en idear algún cambio.

Fórmula

Con la gran cantidad de cartas que existen, no habrá dos partidas iguales. El azar en la disposición de las cartas garantiza numeras opciones, ya no por competición, sino por turno. Las clases de matemáticas de Primaria se convertirán en las más esperadas cuando el juego esté presente.

Para un maestro, un juego no caduca. Lo seguirá utilizando como herramienta con el paso del tiempo, con sus nuevos alumnos. ¿Pero qué ocurre con los jugadores? Buena parte de los títulos infantiles dejan de tener emoción una vez que el niño crece, ya sea por la temática o porque el reto ya le resulta increíblemente fácil.

Fórmula soluciona este problema con la expansión Más Fórmula, dentro de la misma caja. El objetivo continúa siendo el mismo, pero ahora entran en juego los números negativos y las fracciones. También, la raíz cuadrada y las elevaciones al cuadrado. Aunque esto sí que puede asustar, está pensada para Secundaria.

Una vez más, podemos personalizar la experiencia. Optaremos por incluir cartas poco a poco, o todas a la vez. Los signos estarán ya a ambos lados de la igualdad. Los paréntesis se utilizarán para dar prioridad al orden de las operaciones.

Fórmula

El juego básico, la expansión y las variantes dan vida a una herramienta que no se oxida. Que puede acompañar en el crecimiento o sorprender a una determinada edad. El hecho de estar protagonizada por números, sin elementos que distraigan, permite abrir las puertas hacia profesionales que buscan retos directos.

Casi cualquier juego de mesa enseña. En lo que a matemáticas respecta, podremos contar animales o completar pizzas. Los beneficios están ahí, aunque no a todos les resultará sencillo verlos, por estar “camuflados” entre otros elementos. Aquí no hay excusas que valgan. Leer el manual o asistir a una partida será suficiente para apreciar todo lo que aporta.

Fórmula es un ejercicio que nos introduce en las matemáticas simples. En las más complejas. Es un refuerzo de la teoría, con la lógica como aliada. Una mirada en perspectiva, en busca del mayor aprovechamiento de cada turno. Una improvisación sobre la marcha, con turnos que no pueden planearse con antelación.

La fórmula cambiará entre jugador y jugador, de ahí no podamos invertir el turno de los demás en pensar. Si tenemos claro que tres de nuestros números forman una igualdad, es posible, pero si tenemos que aprovechar al menos uno, más nos vale esperar.

abj

Esto genera partidas más dinámicas conforme el número de jugadores se reduce, evitando las esperas propias del análisis parálisis. Si algún niño se queda atascado, no pasa nada por ayudarle. De hecho, es más que recomendable. No es habitual que todos se familiaricen con las opciones que tienen en la mano desde la primera partida.

Ya hemos visto como Fórmula pasa a convertirse en una herramienta esencial en las aulas, atrayendo a maestros familiarizados con el tema y con posibilidades de llamar la atención de los más tradicionales. Ahora bien, ¿puede utilizarse como juego familiar?

La idea es que esta novedad también se use en casa e incluso como juego piscinero, como ya ocurriera con ¡Mía!, la otra apuesta matemática de Tranjis Games. Basta con adaptar el nivel al participante más joven para disfrutar de todo lo que ofrece.

Aunque exista una edad recomendada, los adultos también lo exprimirán al máximo. Sin ir más lejos, el juego básico ya será todo un desafío. Serán pocos los que se atrevan a enfrentarse a esa expansión, con sus paréntesis, números negativos, raíces y elevaciones.

juegos de mesa mates

También en ellos, es recomendable empezar desde la base (a menos que tengan frescos esos conocimientos que acostumbran a caer en el olvido). Empezarán a engancharse a partir de la segunda partida, puesto que la primera será una mera asimilación de la mecánica.

Se disfruta mucho en pareja, por la rapidez de las partidas. Los más estratégicos encontrarán opciones para fastidiar al contrario, generando situaciones poco favorables al siguiente.

Nuestros mayores tendrán un entrenamiento para que su mente no se oxide o para recuperar una agilidad que podría considerarse perdida. La mejor parte es que no existen presiones, por lo que cada uno podrá llevar su propio ritmo. De hecho, también podremos utilizar cartas sueltas para que completen fórmulas, con absoluta libertad. Contribuyen sus números y símbolos grandotes.

Esta novedad de reglas sencillas se acompaña de un diseño elegante y muy intuitivo, sin distracciones, con un manual repleto de ejemplos. No existen elementos en tres dimensiones que generen amor a primera vista, pero a cambio, estará apostando por la comodidad.

Niños y mayores se centrarán únicamente en la jugabilidad, sin perder minutos en elementos superfluos. Una vez generado ese acercamiento, no habrá riesgo de dejarlo a un lado con el paso del tiempo, por perder un amor hacia los osos perezosos o hacia el ratón, compañero de infancias.

 

COMPONENTES DE JUEGO

  • 50 Cartas de Número (Fórmula)
  • 2 Cartas Comodín (Fórmula)
  • 5 Cartas de Operación (Fórmula)
  • 41 Cartas de Número (Más Fórmula)
  • 16 Cartas de Operación (Más Fórmula)
  • Instrucciones (castellano)