Tanto Cuore: Ampliando la casa, una expansión autojugable

Tanto Cuore: Ampliando la casa

Las cosas han cambiado. Las habitaciones privadas comienzan a llenarse de preciosos estanques y jardines, con un par de fincas al fondo. ¡Cómo les encantan a Aline y a Claudine! No son las únicas chicas que se han unido a la plantilla.

Tiffany Wise, Victoria Calderan, Emily Raymond y Ruttile der Sar son algunas de las nuevas incorporaciones a la casa, con sus útiles habilidades. No falta la peligrosa Domino Bonaparte, con cuchillo en mano. Reseñamos Tanto Cuore: Ampliando la casa, una esperada novedad.

 

EL AMOR COMO MONEDA DE PAGO

Tanto Cuore: Ampliando la casa (Expanding the house) es un juego de cartas de 2 a 4 participantes, con competiciones de 30 a 60 minutos. Recomendado a partir de los 12 años, es una creación de Masayuki Kudou que vuelve a contar con numerosos ilustradores.

Estamos ante una expansión autojugable de Tanto Cuore. Es decir, puede disfrutarse de manera conjunta con el juego básico o de forma independiente. Publicada por Japanime Games y Archlight Games, su edición en castellano vuelve a formar parte del catálogo de GDM Games.

Tanto Cuore: Ampliando la casa

Esta novedad ya está llegando a las tiendas, a un precio que ronda los 35 euros. Se presenta mediante una caja del mismo tamaño que el juego original, aunque en un formato diferente. Sus ya imprescindibles separadores continúan estando presente.

Nos convierte en maestros de la casa, quienes buscan contratar a las mejores maid (empleadas elegantemente vestidas que reflejan un estilo de vida lujoso). Con el amor como moneda, vuelve a recurrir a la construcción de mazos como eje central. Se compone de nuevas chicas y de edificios.

 

AMPLIANDO LA CASA: UNA PARTIDA

Antes de empezar, se crea la ciudad. La conforman los mazos de 1 Amor, 2 Amor y 3 Amor y los de Jardín, Finca y Estanque. Las maid jefas Aline y Claudine estarán presentes, así como las maid particulares. Éstas se colocan boca abajo para desvelarse las dos primeras.

Se escogen diez tipos de maid común para incorporarlas al escenario, guardando las sobrantes en la caja. Cada jugador recibe su mazo inicial, compuesto por siete cartas 1 Amor y tres de Aline. Las baraja y roba cinco, para tener su mano.

El turno de un participante consta de cuatro fases. Le sigue el siguiente, y así sucesivamente, hasta agotarse dos mazos de maid de la ciudad. En ese momento, se procede al recuento de puntos.

Tanto Cuore: Ampliando la casa

1. Fase de Inicio.

Se llevan a cabo los posibles efectos de la maid particular visible, siempre que así se indique.

2. Fase de Servicio.

El jugador cuenta con un servicio, con el que bajar a una maid a la mesa. Ésta puede reportarle el robo de cartas del mazo, amor, más servicios y empleo.

Se resuelve el efecto de la chica y, si se han obtenido servicios adicionales, pueden bajarse más. Se repite el mismo proceso hasta que no se pueda o no se quiera bajar más cartas de maid a la mesa.

Los servicios también se utilizan para mandar a algunas maid a la habitación privada y convertirlas en doncellas, siempre que así se indique (a cambio de uno o dos servicios). En esa zona ya no formarán parte del mazo, pero otorgarán habilidades a lo largo de la partida o puntos adicionales al final.

3. Fase de Empleo.

Puede comprar una carta de la ciudad, pagando su coste en amor (tanto el que se tenga en la mano como el obtenido por las maid jugadas en el turno anterior). La nueva carta pasa a los descartes o a la habitación privada, en caso de tratarse de una maid particular o de un edificio.

Las maid particulares se colocan unas sobre otras (en la habitación propia o en la de un rival), de tal forma que sólo se tenga en cuenta el efecto de la visible. Si en la fase anterior se han conseguido más empleos, pueden comprarse más cartas, siempre que se cuente con el amor necesario para poder pagarlas.

Tanto Cuore: Ampliando la casa

4. Fase de Descarte.

Las cartas utilizadas y las que quedasen en la mano se descartan, dejando la habitación privada tal y como está. Se roban cinco nuevas cartas del mazo.

Recuento de puntos.

Al agotarse dos mazos de maid, se procede al recuento de puntos. Se cuentan los indicados en las cartas del mazo principal y los de la habitación privada. Es allí donde se suman los puntos de los edificios, maid particulares y doncellas, sin olvidar lo bonos especiales. El ganador será quien tenga más puntos.

 

AMPLIANDO LA CASA: CONCLUSIONES

A la hora de crear una expansión autojugable, el equilibrio es fundamental. Debe contener material “repetido”, para ser disfrutado por nuevos jugadores, y nuevo, con el que atraer a los que ya tuvieran el juego original. De lo contrario, ni unos ni otros se sentirían tentados a comprarla.

¿Cómo resuelve Ampliando la casa la ecuación? Sus responsables recurren a las cartas de Amor como único contenido ya incluido en el juego básico. A cambio, esos tres mazos se presentan con diseños diferentes, de la mano de una nueva protagonista.

El resto es todo nuevo. Sus maid particulares, comunes y jefas son exclusivas de la nueva caja, así como los tres tipos de edificio. Así, quienes lo jueguen con el básico sólo tendrán que eliminar las cartas de Amor. ¿O quizás no?

Siguiendo con su idea de no desaprovechar nada, se añaden las competiciones a partir de los cinco jugadores, uniendo todas las cartas de Amor. Queda claro que las partidas se vuelven más largas, pero son una buena opción para no descartar un juego por el límite de jugadores.

Lo que se mantiene por completo son sus reglas. Su estructura y base son idénticas, algo que los mayores aficionados a Tanto Cuore agradecerán. Continúa estando presente la línea trazada por Dominion, para la construcción del mazo, y la deconstrucción de mazos en favor de las habitaciones privadas.

Sus sencillez es clave para enganchar a nuevos jugadores. Sobre todo, si son amantes del género. Disfrutarán beneficiándose de los mejores efectos de las maid, mientras crean una impresionante habitación privada, gestionan el amor (dinero) y empiezan a reunir puntos de victoria.

Al jugarlo sin el básico, veremos que se ha reducido en parte la interacción entre jugadores. A cambio, los efectos de sus maid son más atractivos. Al menos, en cuanto a maid comunes y particulares.

Un descuento en las cartas de Amor o un bono en base a la carta superior del mazo de un rival son algunos de los nuevos efectos, casi siempre basados en el descarte. Esto no implica que la interacción se haya eliminado por completo.

Tanto Cuore: Ampliando la casa

Podemos destruir edificios de los rivales o enviarles puntos y efectos negativos con las maid particulares. Sin olvidar el descarte constante para obtener beneficios propios. En caso de necesitar más maldad, la combinación de ambas cajas supone la puesta en escena de todas las maid particulares y de los eventos. Con esas maravillosas enfermedades y malos hábitos.

Las cartas de Tanto Cuore 2: Ampliando la casa ya crean numerosas combinaciones de ciudades. Podremos empezar por la propuesta para principiantes para, después, escoger a las maid comunes al azar o de forma premeditada.

En unas partidas apenas tendremos servicios, mientras que en otras, el amor estará más que presente. Primará la conversión de doncellas para obtener bonos, siguiendo la esencia de un ‘set collection’. O habrán desaparecido de la partida.

En función del escenario creado, los planes variarán de una partida a otra. Sin embargo, siempre es necesario seguir la regla de oro: cuanto antes consigamos el máximo amor, con el que acceder a maravillosas cartas, mejor.

Si a estas combinaciones les sumamos las de la caja básica, tenemos entretenimiento para rato. Sin ir más lejos, escoger a las protagonistas de cada partida será tan interesante como la misma competición.

Con ello, volvemos a estar ante un producto muy cuidado, con ilustraciones coloridas y sugerentes. Eso sí, no se enseñará demasiado, algo que deben tener en cuenta quienes sólo estén tentados a jugar por sus chicas. De lo contrario, no podría estar recomendado a partir de los 12 años…

Tanto Cuore: Ampliando la casa

Los nuevos rostros no tardarán en llegar al corazón de los jugadores, preguntándose qué han hecho tanto tiempo sin ellos. Son capaces de dar la vuelta por completo a las partidas, junto a los edificios. Éstos son una buena fuente de puntos y, además, pueden proteger contra eventos si nos damos prisa.

Para nuestra desgracia, los mejores requieren de ciertos requisitos para añadirlos a las habitaciones. Puesto que son limitados, es preciso decidir si los queremos o no lo antes posible.

Esta expansión autojugable no sólo es una buena forma de iniciarse en este universo rosa, sino en el género de la construcción de mazos en general. Un par de partidas son suficientes para asimilar sus reglas y comenzar a experimentar.

Los ya aficionados a Tanto Cuore tienen delante una caja imprescindible, repleta de nuevas cartas. Vuelven a añadirse sus más que prácticos separadores, que permiten buscar las cartas deseadas en cuestión de segundos. Una vez más, en la caja hay espacio para las cartas enfundadas.

GDM Games nos acerca este impresionante universo. Resulta todo un lujo ver como la serie continúa creciendo en castellano, pero vuelve a existir un inconveniente: las ansias de los jugadores por más material seguirán creciendo minuto a minuto. ¿Es suficiente motivo para seguir publicando expansiones? Esperemos que sí.

 

COMPONENTES DE JUEGO

  • 158 Cartas de Maid Común
  • 32 Cartas de Maid Jefa
  • 9 Cartas de Maid Particular
  • 56 Cartas de Amor
  • 24 Cartas de Edificio
  • 25 Separadores
  • Instrucciones