Monster Mouth revela el aspecto de su portada

Monster Mouth

El desarrollo de Monster Mouth avanza. Tras confirmarse su incorporación al catálogo de Pinbro Games, se muestra el aspecto de su portada. Aunque no es definitiva, permite hacernos una idea de la estética que adoptará el juego.

 

MONSTER MOUTH, UNA COMPETICIÓN A CIEGAS

Monster Mouth es un juego de mesa de 2 a 8 participantes, con retos de 15 minutos de duración, indicado desde los 6 años. Lleva las firmas de Lorena Gestido y Javier Martínez, mientras que las ilustraciones son obra de Paywoken.

Este nuevo título de Pinbro Games llegará a tiendas en 2022. La editorial apuesta por un juego de producción propia familiar, en el que preparar al monstruo que llevamos dentro. Nos enfrentaremos en competiciones por equipos, donde la rapidez, la habilidad y la coordinación estarán premiadas con la victoria.

Monster Mouth

Antes de empezar, formaremos los grupos. Cada uno obtendrá su boca monstruosa, sus objetos y su antifaz. Los turnos se desarrollan de forma simultánea. Un jugador de cada equipo se cubrirá los ojos. A continuación, se voltea una carta del mazo central. En ella, quedará reflejada la posición y la orientación que deberán tener los objetos en la boca.

El que tiene los ojos tapados se dejará guiar para completar el objetivo, teniendo en cuenta que no todos los objetos estarán presentes en la carta. Habrá elementos incorrectos, que juegan con el despiste, y pequeños cambios, como colores diferentes o esquinas dobladas. Obligan a fijarse más y a superar algunas trampas.

Así, la locura y el caos se sumarán a la experiencia. Podremos encontrarnos con iconos escondidos que indican que todo está al revés, con la necesidad de colocar los elementos en las zonas ocupadas por los erróneos. Quien cumpla las condiciones en primer lugar se guardará la carta a modo de recompensa. Vencerá el primero en reunir cinco.

Sus autores recuerdan como estamos ante un frenético juego con distintos niveles de dificultad, que se puede disfrutar “de forma individual o a ciegas y por parejas”. Como curiosidad, fue finalista en el VII Concurso de Protojuegos Verkami – DAU Barcelona.