Menteludic: el recuerdo de un intenso fin de semana

Moralzarzal

Las sensaciones volvían a ser las mismas: emoción, nervios e impaciencia. La tarde del 18 de octubre, la plaza de toros de Moralzarzal (Madrid) abría sus puertas. En su interior, esperaban cientos de juegos de mesa. Aunque serían el centro de atención, no iban a ser los únicos protagonistas. Comenzaban las Jornadas Menteludic.

 

LA ORGANIZACIÓN Y LA SIMETRÍA

La Asociación Cultural Portal Lúdico, Moral&Tú y el Ayuntamiento de Moralzarzal supieron aprovechar todo el recinto atendiendo a la comodidad de los asistentes. A pesar de sus pequeñas dimensiones, se optó por una organización lógica, de esas que evitan estar dando vueltas hasta encontrar la zona buscada.

Con la simetría presente, las casetas de la ludoteca, de las editoriales y de las tiendas ocupaban los alrededores de la plaza. O, mejor dicho, de media. Fue en la otra mitad donde se desarrollaron las actividades y los talleres, con su escenario, claramente separados del resto.

El centro estuvo dedicado a los ilustradores, cada uno con su ‘stand’ en el que exponer sus trabajos. Este espacio privilegiado, en el que resultaba imposible no detenerse, es sinónimo de la admiración y del apoyo que los organizadores prestan a estos profesionales. Pero ya hablaremos de eso más adelante…

La parte más cercana a la entrada estaría marcada por dos carteles: juegos de mesa a la izquierda y juegos de rol a la derecha. Ambas zonas iban a ser utilizadas indistintamente. Sus largas mesas, en las que podía disfrutarse de dos juegos al mismo tiempo, serían testigo de los momentos más divertidos de Menteludic.

A lo largo de todo el fin de semana, y a pesar de los empujones que los bancos y las mesas se llevarían en más de una ocasión, la simetría iba a estar presente. De poco importaba que los asistentes fueran pocos, durante las primeras horas, o muchos, a lo largo del día. Todo iba a verse igual de estructurado.

 

LOS JUEGOS DE MESA EN MENTELUDIC

La ludoteca

“Juegos de mesa, juegos de rol, cómic”. Estos tres sectores darían vida a Menteludic, como ya se anticipaba en su cartel. Los primeros fueron las grandes estrellas, en sus distintas formas.

Tanto los principiantes como los habituales pudieron disfrutar de una amplia ludoteca, en forma de servicio de préstamo. El proceso a seguir era muy sencillo. Rellenábamos una hoja con nuestros datos y escogíamos un juego para disfrutar de él todo lo que quisiéramos.

Al devolverlo, recibíamos una tarjeta con nuestro nombre, agilizando el proceso de cara a los siguientes préstamos. Con el juego ya en la mesa, teníamos dos opciones: leer el manual o pedir ayuda a cualquiera de los miembros de la Asociación Cultural Portal Lúdico, fácilmente identificables por sus camisetas (a juego con los manteles).

Menteludic

Éstos nos explicarían las reglas, a la par que nos iban a guiar en la preparación de los componentes y en las primeras rondas. Aunque todo tipo de juegos iban a llenar las mesas, los más vistos iban a ser Terraforming Mars, Azul, Colt Express y Wingspan.

Para quienes se enamorasen de alguno de los títulos probados, la mayoría de ellos podían encontrarse en la caseta de la tienda. Comodidad por encima de todo. También podían ser una buena forma de entrenarse de cara a los numerosos torneos previstos, como el de Saboteur.

Las editoriales y los prototipos

Editoriales como Tranjis Games, Mercurio Distribuciones, Eclipse Editorial y GDM Games presentaron sus novedades, por lo que sus juegos también ocuparon las mesas. Las dos primeras tuvieron su propio ‘stand’, donde poder ojearlas sin prisa, adquirirlas o poner cara a sus responsables.

Los juegos ya publicados compartieron mesa con los juegos en fase de desarrollo. Probar prototipos, de la mano de sus autores, es una de las mejores experiencias en este tipo de eventos. No sólo nos permite descubrir todos los detalles de esta fase de creación, sino contribuir a su desarrollo con opiniones y críticas constructivas.

Mazmorra de Pícaros, Mi nevera es un caos, Cartomagos, Políticamente Incorrecto, 3 Dragons y Galallers fueron sólo algunos de los prototipos que pudieron probarse. Una vez más, sirvieron para descubrir el enorme potencial que tienen los autores nacionales, con su imaginación desbordante en cuanto a temáticas y mecánicas.

 

LOS JUEGOS DE ROL EN MENTELUDIC

Los amantes de los juegos de rol también pudieron divertirse. Aunque no fueron tan habituales, las partidas a rol también se dejaron ver a lo largo del fin de semana.

Portal Lúdico

Las partidas de rol abiertas de D&D Stranger Things, El Resurgir del Dragón, Pathfinder, Venganza Wulfstan, Magissa, Monster Kit, Ratas en las Paredes, Numenera, Karma y Dungeon Hack estaban previstas para todo el fin de semana.

Al igual que ocurría con los juegos de mesa, donde podíamos unirnos a otros grupos si estábamos solos, constituyeron una forma perfecta de socializar y de conocer a otras personas que compartían afición. Porque ya se sabe, cuando hay ciencia ficción o fantasía de por medio, poco importa lo demás.

 

MÁS QUE JUEGOS

Los talleres y las charlas

Menteludic, como ya hemos visto, no fueron sólo juegos. La mitad de la plaza iba a estar dedicada a otras actividades que, en algunos casos, iban a traspasar el muro invisible. Y no sólo por el maravilloso olor de la furgoneta de comida…

Fueron habituales los encuentros con enormes criaturas o los arrestos por parte de un Stormtrooper. Los ‘cosplayers’ también se pasearon entre los asistentes, poniendo un toque de color al ambiente con sus brillantes capas y accesorios.

Aunque los talleres iban a estar destinados a niños y adultos, fueron los primeros quienes más los disfrutaron. Dieron vida a numerosas varitas, más que necesarias si querían empezar el curso en Hogwarts (de ahí que todas las mesas acabasen llenándose de purpurina). También, a cajas decoradas con los escudos de Marvel y DC, entre otras manualidades.

Portal Lúdico

La decoración y la música de Harry Potter nos acompañaría en muchos momentos. El Sombrero Seleccionador fue una de las grandes atracciones sobre el escenario, para informar a quienes se lo probasen sobre a qué Casa pertenecían.

El lado más competitivo llegaría con los partidos al clásico Subbuteo, con explicaciones de la mano de la Asociación de Subbuteo de Moralzarzal. Continuaría con las luchas de Softcombat, para convertirse en cooperación con los retos de escape programados.

El salón de conferencias también se llenó de charlas. Estaban dedicadas al aprendizaje a partir del juego y al dibujo, dos temáticas muy distintas entre sí, pero más que enriquecedoras.

La zona de los ilustradores

Como ya hemos adelantado, los ilustradores ocupaban el centro del recinto, con sus impresionantes obras. Contaban con técnicas y estilos muy diferentes, capaces de dejar con la boca abierta a los asistentes. Personajes del mundo del cine, videojuegos, cómics y series compartirían espacio con creaciones propias de animales o paisajes.

Supieron dar la mano al humor y a la nostalgia, de tal forma que iba a resultar imposible no llevarse alguna lámina a casa. Ya pensaríamos en qué hueco buscar después… Lorena Azpiri, Isabel Barba, Tomás Mora y David GJ, quien no dejó de firmar ejemplares de Virus! por ser su ilustrador, fueron algunos de los allí presentes.

 

MENTELUDIC: CONCLUSIONES

Si los asistentes de Menteludic tuvieran que describir la experiencia del fin de semana, probablemente el término “frío” estuviese presente. Sin embargo, que nadie se moviese del sitio a pesar de no poder quitarse el abrigo, es sinónimo de que el trabajo estaba bien realizado.

Mazmorra de Pícaros

La estructura clara, sin pérdidas, fue uno de sus grandes atractivos. Que un reciento sea pequeño no implica que todo pueda estar colocado aleatoriamente. Ni mucho menos. Las zonas bien diferenciadas facilitaban mucho el movimiento y la búsqueda en base a nuestros intereses, sobre todo, si sólo íbamos a estar un par de horas.

¿Qué quiero ver? ¿Qué necesito probar antes de salir? Las agendas de actividades, muy bien expuestas, también iban a permitir una buena organización por parte de los asistentes. Para aprovechar al máximo el tiempo.

No menos importante es la entrada gratuita. La opción de entrar y salir del recinto sin problemas y, por supuesto, la buena disponibilidad de aparcamiento. Estos factores iban a ser de agradecer para aquéllos que se desplazasen desde otros puntos. No sólo los habitantes de Moralzarzal iban a estar presentes en el evento.

La buena organización fue de la mano de un trato excepcional por parte de los miembros de la Asociación Cultural Portal Lúdico. Se encargaban del préstamo de juegos y de explicar las reglas de los que escogiésemos. Sin prisas. Con paciencia. Ellos mismos realizarán mañana, 26 de octubre, un día de puertas abiertas dedicado a los juegos de mesa.

Cuando la ilusión por promover una afición es el motor principal, las cosas acaban saliendo bien. A pesar de su corta experiencia en la celebración de este tipo de eventos, ya han demostrado que cuentan con todo lo necesario para seguir con ellos por mucho tiempo.

Jornadas Menteludic

Consiguieron sorprender a niños y a adultos, unir a desconocidos y propiciar encuentros entre jugadores de diferentes rincones. Supieron dar el protagonismo que se merecen los ilustradores y tocar todos los puntos posibles con actividades de lo más variadas y con un sorteo a la altura.

Los pequeños errores servirán como una experiencia más de la que aprender. En ocasiones, la música de los talleres y de las animaciones resultaba demasiado alta para poder escuchar las explicaciones de los juegos. Por otro lado, muchos adultos se iban a quedar con las ganas de participar en algunas actividades, aparentemente dirigidas a los más pequeños.

Las mesas podían ser algo escasas en los momentos de mayor afluencia. La organización quiso que los asistentes estuviesen cómodos, lo que podía dificultar la búsqueda de un espacio libre para colocar los componentes.

Lo que queda claro es que el 18, 19 y 20 de octubre, Moralzarzal se llenó de risas y de colorido, gracias a un gran trabajo por parte de sus responsables y de los profesionales que acudieron. Es de esperar, por tanto, que sea el escenario de muchas más jornadas, con las que seguir atrayendo a curiosos y a jugadores.

Por supuesto, es de destacar el excelente comportamiento de los asistentes. Se demostró, una vez más, como conforman un sector sano y cultural, en el que cualquiera puede sentirse cómodo. En definitiva, se dio vida a uno de los eventos que deberían exprimir ya la verdadera utilidad de una plaza de toros.

2 thoughts on “Menteludic: el recuerdo de un intenso fin de semana

Comments are closed.